Alemania quiere crear el modelo español de DO y IGP para sus vinos

|

Alemania es muy conocida por su cultura del vino y sus regiones vinícolas. El único problema es que su alta calidad se ignora en el extranjero. La industria del vino alemana lleva años perdiendo cuota de mercado. Solo el 38 por ciento de los vinos vendidos en Alemania provienen de Alemania. Diez años antes era una de cada dos botellas.


La ministra de Agricultura Julia Klöckner, de familia tradicional vinícola, quiere pasar de la ley del vino germánica a la románica. En el futuro, el origen será el foco del etiquetado como España, Francia e Italia. El sentido de origen protegido es un paquete completo de suelo, clima, medio ambiente, métodos de cultivo, variedad, procesos de vinificación, crianza y mucho más. Todos estos factores componen el vino respectivo, le dan su carácter y sabor.


Hasta ahora, la legislación vitivinícola alemana se ha centrado en la especificación de la variedad de uva, como Riesling o Pinot Noir. A menudo, el nombre de la cosecha y el nombre del viñedo estaban también asociados. El peso del mosto, es decir, el valor medido en grados Oechsle para el contenido de azúcar natural en el mosto de uva recién exprimido, se utiliza como estándar de calidad. La antigua ley del vino establece un peso mínimo del mosto, en función de la variedad de uva y la zona de cultivo. Una cosecha tardía de Riesling del Mosela, por ejemplo, tiene que llevar, al menos, 76 grados Oechsle y una Auslese (cosecha seleccionada) a 85 grados.


Uva Riesling


En el nuevo concepto vinícola presentado por el Ministerio de Agricultura la jerarquía del vino pronto se construirá en forma de pirámide, cuya base serán los vinos a granel sin una denominación de origen protegida. Luego dice en la etiqueta sólo "Vino alemán - Deutscher Wein". El siguiente nivel son los productos con una indicación geográfica protegida (IGP), en alemán "geschützter geografischer Angabe“ (g.g.A.),


El segmento superior, la denominación de origen protegida (DOP), en alemán, geschützte Ursprungsbezeichnung(g.U.), se subdivide nuevamente en cuatro niveles jerárquicos, comenzando con el área de cultivo, una determinada región de cultivo, aumentando hasta el lugar exacto de cultivo  y finalmente a la ubicación exacta del viñedo.


Images


Las opiniones en el sector son divididas. Las cooperativas y los mayoristas son escépticos sobre el enfoque del sistema en los mejores vinos. Objetan que los mejores vinos sirven a un nicho de mercado del orden del dos por ciento del mercado total. En promedio, los alemanes gastan alrededor de tres euros por botella y las tiendas de descuento como Lidl y Aldi son los canales de distribución más importantes.


La futura nueva Ley del Vino quiere promover la estabilización de la industria del vino restringiendo el cultivo. Las casi 100.000 hectáreas de viñedo pueden ampliarse en un máximo de 300 hectáreas anuales hasta 2023. Además, hay mayores gastos de publicidad. El gobierno federal está aumentando los fondos de la Agencia Federal de Agricultura y Alimentación  de medio millón a dos millones de euros anuales.


La ley será aprobada este año por el Bundesrat y el Bundestag. Se planean períodos de transición relativamente generosos hasta 2024 o 2025. Sin embargo, es de esperar que la mayoría de los viticultores cambien sus etiquetas de antemano a las nuevas reglas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.