Karl Grootoonk y su internamiento en Vigo (1914-1919) (Parte III)

|

                                                                        <<<  Año 1916 >>>


    A partir de 1916 la población de Europa empezó a notar las consecuencias de una guerra larga y una economía mermada por el descenso de las exportaciones y las importaciones. Mientras, la guerra se estancaba en las trincheras, siendo el año 1916 calificado por los historiadores como el año de las peores batallas de la Primera Guerra Mundial. La batalla de Verdun se tomó casi todo el año 1916. Comenzó el 21 de febrero, y terminó el 15 de diciembre. Se gestó entre alemanes y franceses en Verdun, en el noreste de Francia. A partir de principios de 1916 se desarrolla en España una guerra de propaganda de gigantesca magnitud y moderna sofisticación entre las potencias enfrentadas en la contienda bélica. El dinero invade el mundo periodístico en grandes cantidades estando las noticias falsas o exageradas al orden del día.


   En España, Madrid acogía en el mes de enero la publicación del libro del pontevedrés García de la Riega que intentaba demostrar el origen gallego de Cristóbal Colón. También se estaba haciendo campaña para el proyecto de un ferrocarril de Valladolid a Vigo.


    A principios de enero las fuerzas aliadas abandonan la península de Galípoli, en Turquía, tuvo lugar la mayor operación anfibia jamás realizada hasta entonces. Iniciada en enero de 1915, enfrentó a tropas franco-británicas y otomanas y terminó al cabo de un año con el fracaso de los atacantes y miles de bajas (265.000 aliadas y 218.000 turcas).


    En el mes de febrero Alemania empieza a confiscar las industrias textiles y prohíbe a mayores exportar hierro y acero. La flota alemana había intentado romper el bloqueo naval británico, que le impedía recibir los suministros necesarios para proseguir el esfuerzo bélico, pero fue repelida en Jutlandia.


     El 16 de Enero de 1916, Karl Grootonk sufría a bordo del Stephan una tempestad con caracteres de ciclón, que caía sobre la ciudad de Vigo. Corría la lluvia a torrentes, y la fuerza del aire era insoportable, el mar estaba embravecido en términos que hacían temer grandes desgracias.


Vigo, 31.3.1916


Como ya os he escrito un par de veces, la carta del 29 de enero es la única que he recibido desde diciembre. La carta del 29 de enero fue sellada directamente en Alemania. Hoy llegaron cartas y periódicos, pero no había nada para mi. Por favor escribe directamente como lo has hecho el 29 de enero. Parece ser que por ahora es el único camino seguro para comunicarnos.


¿Cómo os va? Aquí a bordo nada nuevo. En los últimos días atracaron muchos barcos alemanes desde Portugal, algunos de ellos formaban la tripulación de los barcos confiscados. De momento los ladrones de los portugueses están vendiendo el contenido de los barcos capturados, pero navegar con los barcos alemanes les va ser difícil, ya que las tripulaciones que los abandonaron dejaron inutilizadas por completo las máquinas.


    La entrada de Portugal en la guerra, el 9 marzo de 1916, a favor del bando aliado, provocó que cientos de alemanes residentes, o hasta entonces refugiados en el país vecino, huyesen hacia Galicia. En la primavera de 1916, hasta 855 alemanes (según los listados del propio gobierno español) encontraron refugio en ciudades como Pamplona, Alcalá de Henares y Zaragoza Dada la infraestructura con la que se contaba aquí, su objetivo era poder encontrar las vías de salida adecuadas para regresar a su país de origen, pero muy pocos lo consiguieron.


    Un caso singular de este episodio fue el protagonizado por 20 oficiales alemanes que habían penetrado por Portugal, quienes consiguieron fletar, por 11.000 pesetas, una veleta llamada Virgen del Socorro, a bordo de la cual zarparon de Vilagarcía en octubre de 1916 con el propósito de alcanzar el mar Báltico. Pero jamás llegaron a su destino. En el Canal de La Mancha fueron interceptados por la flota inglesa y de su suerte posterior nunca se supo nada más. La prensa germana publicó días más tarde que había llegado a la costa belga una embarcación con un oficial alemán procedente del Camerún junto a otros marineros a bordo de una goleta que se fugara desde Vigo.


Mi primo Willem Ubbink me ha escrito que una carta para ti le había llegado a él y que te la reenvió inmediatamente. Ya que no me comenta que fecha o número llevaba la carta tampoco te puedo decir a cual se refiere. Ya he enviado a su dirección dos cartas y una postal para ti, espero que las hayas recibido.


Querida Johanne por favor escribe a Rudolf, a Alex y a Hannover, no se nada de ellos desde hace mucho tiempo y que mis felicitaciones de navidad y de año nuevo han sido robadas por los ingleses. Aquí tenemos auténtico tiempo de marzo, frío y húmedo y con temporales bastante frecuentes. A bordo estamos a veces muy incómodos ya que no tenemos calefacción por los precios horrorosos del carbón. De momento estoy bien.


Hannover1916

Hannover (1916)


    El encarecimiento de los precios o la escasez del carbón, que era la fuente energética de la época, afectaron mucho a la población viguesa. El precio de las patatas subió un 120 % , los huevos un 130 % y el del trigo un 115 %, lo que se tradujo en grandes protestas y manifestaciones de las clases más desfavorecidas. El hambre, desempleo, industrias paradas por carecer de materia prima y un puerto que cada año perdía pasajeros y movimientos de mercancías fueron consecuencias desastrosas para una ciudad con apenas 50.000 habitantes. El 7 de abril de 1916 la ciudad de Vigo acoge la manifestación de más de 30.000 personas para protestar ante esa situación.


Diccionario

De los 36 fascículos de Toussaint-Langenscheidt (Alemán-Español) ya he estudiado 18, por desgracia el capitán el cual me los he prestado, solo tiene el primer curso. Intenté comprarlos aquí y tampoco creo que los vaya a recibir durante el tiempo que dure la guerra. ¿Cómo están los niños? 


Si esta es la última carta que recibís antes del cumpleaños de Gerda (si no lo roban también) por favor dale mis cordiales felicitaciones. Esperando que llega esta cara a vosotros y estéis con plena salud, se despide con muchos saludos y besos, vuestro Karl.


    El 22 de abril se celebran a bordo del Stephan solemnes funerales por los soldados alemanes muertos en campaña, siendo celebrado el oficio religioso por el sacerdote de la capilla alemana de Porto. Asistieron al acto litúrgico las familias alemanas residentes en Vigo y participando indistintamente católicos y protestantes en la ceremonia.


   En mayo, en la República Dominicana comienza la primera intervención militar de Estados Unidos con el desembarco de las tropas, y la proclama, el 29 de noviembre, de la ocupación del país por un periodo de 8 años.


    Mientras tanto, los vapores de las grandes compañías navieras volvieron a recalar en la bahía de Vigo en los viajes continentales o hacia América. La estadística portuaria del mes de mayo de 1916, registra que entraron en Vigo 134 buques.


Vigo, 25.6.1916


Querida Johanne e hijos!


¿Cómo os encontráis? Desde vuestra carta del 3.4 no tengo ninguna señal de vida de vosotros. Intentar escribirme usando otra vez el conducto de Arnheim.


En mi última carta os comenté que teníamos previsto realizar una excursión de tres días a pie con el señor Morisse. Pues bien, caminamos tres días hasta llegar a Orense. El primer día salimos a las seis y media y llegamos después de 15 km a Porriño, desde ahí continuamos el viaje con el coche postal a Puenteareas también a unos 15 km de Porriño. El paisaje es muy bonito, siempre rodeado de montes que acogen a pintorescos valles, una pena que haya tan pocos árboles, pero si muchas aulagas [1]que complicaban bastante la marcha. Con senderos elaborados como en nuestras montañas del Harz te puedes olvidar por completo de encontrarlos. Desde Puenteareas continuamos la excursión a pie hasta llegar al mediodía a Mondariz, un lugar ubicado en el río Tea y muy frecuentado durante el verano.


Mondariz ( Foto de Biblioteca de Galicia)

Mondariz ( Foto de Biblioteca de Galicia)


A la tarde, a las 4 seguimos desde Mondariz para llegar a un pueblo de montaña llamado Covelo a 15 km de distancia y pernoctar allí. Eso era más fácil decirlo que hacerlo, porque cuando llegamos a las 8 de la tarde, acompañados de una intensa lluvia, no nos querían alojar en ninguna de las dos fondas, supuestamente todas ocupadas. En realidad no había nadie en el pueblo que fuese foráneo. Las propietarias de las fondas más bien tenían miedo de nosotros, porque dos hombres así tan trajeados nunca se habían perdido por ahí y al menos para pasar la noche. Ya que no podíamos permanecer todo el tiempo bajo la lluvia, hablamos con el alcalde del pueblo y le instamos de conseguirnos alojamiento, para nuestra sorpresa todo el pueblo desde los más pequeños hasta los más ancianos nos seguían a todas partes. El alcalde no pudo hacer cambiar de opinión a las dos propietarias de las fondas pero nos facilitó una cama en el Ayuntamiento la cual la esposa del regidor tenía que preparar con las sábanas de gala. Finalmente estábamos bien servidos a pesar de que teníamos que compartir una cama.


Al día siguiente continuamos a Ribadavia a unos 30 km de distancia y para eso teníamos que subir primero al alto de Fontefría a una altura de 1000 metros sobre el nivel del mar. En Ribadavia encontramos ya una fonda de mejor categoría donde fuimos recibidos estupendamente.  


RIBADAVIA 1916 Foto 18

Plaza Mayor de Ribadavia (Ourense) foto 1916


Orense las burgas 1500

El tercer día salimos en tren hacia Orense una ciudad episcopal con aproximadamente 20.000 habitantes. 


Hay que destacar aquí la catedral y las aguas termales. 


En varios puntos de la ciudad aparece el agua a una temperatura de 68ºC. Aquí la gente la utiliza para lavar. 


A la noche volvimos en tren a Vigo. Sino no hay más novedades. En Cartagena, un puerto español en el mar mediterráneo, ha llegado un submarino alemán para entregar una carta del Kaiser al rey Alfonso XIII. Querida Johanne, saluda a tu madre y exprésale mis felicitaciones por motivo de su cumpleaños. Saludos y muchos besos.


     El 21 de junio de 1916 el submarino U-35, uno de los buques más modernos de la Marina de Guerra alemana, llega a Cartagena para socorrer al buque alemán "Roma", internado allí desde el 6 de agosto de 1914 y transbordarle un cargamento de medicinas y avituallarse de fruta, verdura fresca, agua y lubricante, algo terminantemente prohibido por las reglas internacionales en los puertos neutrales. Al mando del U-Boot estaba el comandante Lothar Eugen George Von Arnauld de la Perière, que ostenta hasta hoy en día el récord de hundimientos realizado por un submarino. La excusa para atracar en Cartagena fue la entrega de una carta del Kaiser Guillermo II al rey Alfonso XIII en agradecimiento por su auxilio a unos ciudadanos alemanes en Camerún. El 11 de julio llegó el agregado naval de la embajada alemana en Madrid, Johann Krohn para recibir la famosa carta.


Submarino U 35 con el buque alemán Roma en Cartagena (1916)

Submarino U-35 con el buque alemán Roma en Cartagena (1916) 


Canaris 1915

Canaris


    La auténtica misión del U-3, según relata Luis Miguel Pérez Adán, en el libro El naufragio del Sirio habría sido embarcar a un espía alemán de nombre clave Karl: era Canaris, Willhelm Canaris, que después sería gran almirante de la Kriegsmarine, héroe de guerra, coautor junto a von Stauffenberg del intento de asesinato del Führer en lo que se llamó Operación Walkiria, lo cual le costaría la horca.


     Durante el mes de julio los tripulantes del Stephan realizan una colecta de 10 pesetas para entregar a la Junta de represión de la mendicidad siendo esta cantidad enviada por el ciudadano alemán Gustav Rastijje al alcalde de Vigo

Francos Rodríguez, Director General de comunicaciones, visita en el mes de agosto el Stephan informándose de su situación. Según la prensa de la época, es obsequiado con una vuelta por la bahía de Vigo, visitando el lazareto de San Simón,  y con un banquete en el Hotel Continental al que asisten las personalidades de la zona entre ellos el gobernador civil Díaz Moreno. Francos Rodríguez aprovechó también su estancia en Vigo para inspeccionar los solares en los cuales se pretendían construir la futura oficina de correos.


    En noviembre el cónsul alemán en Vigo comunica que los barcos españoles fruteros que salgan del puerto con destino a Inglaterra tendrán un salvoconducto siempre si cumplen ciertas condiciones. En diciembre de 1916 Grootonk intenta la huida de Vigo hacia Alemania con una documentación holandesa fiándose que le dejasen pasar por aguas del Canal de la Mancha sin contratiempos por parte de la marina británica.


  • Mata Hari


Mata HariMata Hari


     Margaretha Geertruida Zelle MacLeod, conocida mundialmente como Mata Hari, estuvo en cuatro ocasiones en Vigo durante el año 1916. Según el historiador José Ramón Cabanelas en su libro sobre la Primera Guerra Mundial en Vigo habla que la primera vez que estuvo en la ciudad fue en enero de 1916, cuando llegó en tren procedente de Madrid para embarcar en el trasatlántico Hollandia con destino a La Haya. Regresó en junio para tomar el tren hacia la capital de España, volviendo a hospedarse en el Hotel Continental. Fue detectada por el espionaje aliado. En noviembre de ese mismo año realizó un viaje su país de origen, Holanda, igual como el de Karl Grootonk. 


Hollandia1909 a (1)

Trasatlántico Hollandia


   La última estancia de Mata Hari en Vigo aconteció en diciembre. En esta ocasión fue abordada por un espía holandés, Marcial Cazeaux, que la tanteó para cambiarse de bando y trabajar para los aliados. Según Cabanelas  Mata  Hari pidió un millón de francos. Fue fusilada en Vincennes, el 15 de octubre de 1917, al ser condenada por el Tribunal Militar de París de espiar para Alemania y haber causado la muerte de miles de soldados franceses en la Gran Guerra.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.