Tres actividades tradicionales que no hay que perderse en la K-Weekde Madrid: juegos tradicionales, talleres de caligrafía y nudos coreanos

|


  • Corea es un país conocido tanto por su tradición como por su modernidad. Tiene una historia de 5.000 años de antigüedad y actualmente preserva un patrimonio histórico que cohabita en armonía con la modernidad del siglo XXI.



BUSAN, NOCHE

Busan por la noche


    Este país posee una amplia variedad de juegos tradicionales típicos, artesanías milenarias, y tradiciones en las que podremos adentrarnos durante la K-Week de Madrid el 8 y 9 de julio en el Palacio de Neptuno, un festival con entrada libre y gratuita para todos los públicos. El objetivo del festival es acercar a sus visitantes todos los atractivos culturales, artísticos y gastronómicos del país asiático. Durante los próximos días, las puertas del Palacio estarán abiertas para todas aquellas personas que deseen descubrir los encantos de Corea, adquirir recuerdos coreanos típicos y pasar un buen rato participando en numerosas actividades culturales.


    La cultura y tradición milenarias de Corea se entremezclarán con la modernidad del siglo XXI a través de espectáculos de bailes de música K-Pop, conciertos, exhibiciones de taekwondo, talleres para aprender a hacer nudos coreanos, de caligrafía, de maquillaje coreano, juegos modernos, karaoke y mucho más. Estas son tres actividades tradicionales que no te puedes perder en la K-Week de Madrid:



  • Juegos tradicionales coreanos



Los juegos tradicionales tienen un lugar relevante en la cultura coreana. Algunos de los más reconocidos se han popularizado mundialmente gracias a la serie “El Juego del Calamar”, como por ejemplo el juego Dalgona, un juego en el que las personas participantes tienen que tallar formas a partir de un dulce coreano llamado dalgona, hecho de azúcar. Los participantes solo ganan el juego si logran no romper la forma central de la galleta usando una aguja o un palillo.


F1280x720 19411 151086 5050


En otro de los juegos conocidos como Ddakji (o ttakji) participan dos o más personas. El Ddakji también aparece en la serie de “El Juego del Calamar”, y gana quien gira la carta del otro jugador. Otro de los juegos más reconocidos es el yutnori, especialmente popular durante el Año Nuevo Lunar, jugado por turnos por dos equipos. En este juego de estrategia cada equipo tiene cuatro fichas llamadas mal ("caballo" en coreano). Se juega con cuatro palos de madera que tienen que ser lanzados por los jugadores. Después, cada equipo mueve un mal de acuerdo con la puntuación obtenida al lanzar los palos. El juego lo gana el equipo que llega primero al punto final.



  • Caligrafía Coreana



La caligrafía coreana consiste en el arte tradicional de escribir el Hangeul (el idioma coreano) con un pincel de pelo de animal y papel muy fino, llamado Hanji. El alfabeto Hangeul fue creado en 1443 por el rey Sejong, cuarto rey de la Dinastía Joseon, al observar la frustración que sentían sus siervos por no poder expresar sus sentimientos mediante los caracteres chinos utilizados hasta la época. El Hangeul se compone de 11 vocales y 14 consonantes.


C9a8b20c42960b6ab19bb33109da8b43


Seoye (la caligrafía coreana) es el arte caligráfico de hacer a pincel la escritura tradicional. Es reconocido como una rama artística en la que se expresa en el papel un estilo caligráfico que refleja la cultura espiritual del país. En la K-Week podrás llevarte a casa tu nombre en coreano y descubrir el alfabeto coreano.


Design1808


  • Maedeup o nudos coreanos



     El knot o elaboración de nudos está entre las formas de arte más antiguas de Corea. Es una artesanía tradicional coreana que se remonta a la antigüedad, al período de los Tres Reinos, donde los nudos se usaban para el trabajo por pescadores y agricultores, que los colocaban en sus redes y herramientas, pero evolucionaron hasta convertirse en una forma de arte decorativo. También se consideraban un talismán de paz y felicidad, y se usaban en la corte real y en la decoración de las ceremonias budistas, además de dar toques finales a la ropa, accesorios, instrumentos musicales, bolsillos y botones.


     Los nudos coreanos se diferencian de los de otros países por su técnica de trenzado, que puede realizarse con uno o dos hilos. Hay más de 30 tipos de nudos básicos tradicionales, generalmente inspirados en la vida cotidiana y en la naturaleza. Se diferencian por el material utilizado, el color, el grosor y la técnica para el anudado. Su elaboración requiere cuatro etapas: teñir los hilos con pigmentos naturales, hacer dahoe (cuerda trenzada), anudar y producir borlas. Los materiales más comunes utilizados para hacer nudos son el hilo de seda, el ramio, la morera, el cáñamo y la lana, siendo el hilo de seda el más tradicional.


    El Maedeup o los nudos coreanos han sobrevivido hasta nuestros días a través de la adaptación a la sociedad moderna y la aplicación de estos como accesorios, joyería y decoración de interiores para el hogar. Gracias a la K-Week, será posible aprender más cosas sobre este arte milenario y conocer de la mano de una persona experta la mejor forma para hacer estos nudos con historia en Madrid los días 8 y 9 de julio en el Palacio de Neptuno.



  • Para saber más sobre el festival de la K-Week, y participar en el sorteo de un viaje a Corea, síguenos en redes sociales y a través de la web: Web official de la K-Week en español: www.k-week.es


La K-Week de Corea del Sur vuelve a Madrid, del 8 al 14 de julio

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.