Esta Semana Santa

Teletranspórtate a 1937 y vive la historia y la naturaleza en Campo de Belchite, en Zargoza

DESCONECTA ESTAS VACACIONES CON UN VIAJE DIFERENTE A TODO, ORIGINAL Y MUY ILUSTRATIVO
|

  • Desconecta estas vacaciones con un viaje diferente a todo, original y muy ilustrativo, que gustará a grandes y pequeños: un recorrido por diez paisajes icónicos de la provincia de Zaragoza entre trincheras, refugios y galerías subterráneas que relatan cómo fue la vida hace 80 años.


  • La ruta “Las Huellas de la Guerra Civil”, que culmina con un recorrido por el famoso Pueblo Viejo de Belchite, puede hacerse por libre o “a la carta” y puede completarse con actividades de turismo activo.


La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y es hora de empezar a buscar un buen plan para disfrutar de esos días. Para los que buscan una escapada cercana, con buenas dosis de naturaleza y ese “algo diferente a todo” que le hace a uno disfrutar doblemente de su tiempo libre, he aquí la fórmula perfecta. Una combinación de paisajes, historia, patrimonio, turismo activo y gastronomía que gustará a grandes y pequeños.

En Campo de Belchite, en Zaragoza, la nueva ruta de “Huellas de la Guerra Civil” se adentra por los paisajes de Belchite, Fuendetodos, Azuara, Codo y Plenas para recorrer trincheras, puestos defensivos, galerías subterráneas, campos de refugiados y hasta un campo de aviación. En total, diez puntos estratégicos de uno de los episodios clave de la historia de España, que pueden recorrerse por libre o de forma guiada “a la carta”, y complementarse con actividades outdoor y de naturaleza.


10 Seminario Menor

Ruinas del Seminario Menor de Belchite (Zaragoza)


Los recorridos señalizados permiten explorar los entornos en los que la Guerra Civil dejó su huella antes, durante y después del histórico enfrentamiento que se libró en el Pueblo Viejo de Belchite entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de 1937, uno de los combates más duros de la Guerra Civil española que se saldó con cinco mil muertos y un pueblo arrasado. Una visita a este particular “museo al aire libre”, testimonio vivo del pasado, cuyo objetivo es transmitir un mensaje de paz, es el punto final del recorrido.

Revivir 1937 a través de objetos cotidianos 


¿Cómo era la vida durante el verano de 1937? ¿Cómo era el día a día de los combatientes? Son numerosos los objetos cotidianos utilizados que han llegado a nuestros días y que nos permiten conocer con bastante detalle el día a día de aquella guerra. En la Paridera del Saso, que contaba con las posiciones defensivas más modernas y mejor dotadas de la zona, se concentra la mayor densidad de hallazgos que nos permiten conocer con bastante exactitud cómo fue la vida en las trincheras durante el verano de 1937.


03 ComplejodefensivodeElSaso

Complejo defensivo de La Paridera del Saso


03 PosicionesArtillerasenelVrticeLobo

Posiciones artilleras en el Vértice del Lobo


Otros puntos que merecen especial atención son el Mojón del Lobo, un paraje elevado con varias galerías subterráneas en perfecto estado desde las que la artillería republicana bombardeó Belchite en agosto de 1937; o “Rusia”, como se conoce popularmente al campo de refugiados de 15 barracones en el que se alojó a las familias de ideología izquierdista que perdieron sus casas durante la batalla de Belchite. 


Así hasta diez “huellas”, en una ruta que abarca varias localizaciones, como los alrededores de Fuendetodos, localidad de Francisco de Goya, donde se puede visitar la casa donde nació el genial pintor, en la Plaza de Goya, un edificio construido a principios del S.XVII, en 1982 fue declarado Monumento Histórico Nacional


La casa original fue destruida parcialmente debido a la guerra y en el año 1946 se restauró. Consta de 3 plantas, en la planta calle encontramos un busto del artista que nos será familiar ya que es el modelo de la estatuilla que dan en los premios de cine que tienen su nombre, hay varios paneles de información donde nos cuentan un poco su vida, nacimiento, día de su bautismo, fecha de su muerte y varios datos de interés del geniaal artista.


FuentetodosCasanataldeFrcoGoyaFuendetodosZaragozaBustodeGoya

Casa natal y busto de Francisco de Goya en Fuendetodos, Zaragoza


Allí, en Fuendetodos, que durante buena parte de la guerra formó el saliente republicano más expuesto al frente, encontramos numerosas trincheras y fortificaciones para la defensa en la conocida como Sierra Gorda y otros montes adyacentes.


FuendetodosZaragoza

Panorámica de Fuendetodos, Zaragoza


La zona sur de la comarca también guarda escenarios relevantes, como es el caso de Plenas, donde se construyó en 1937 un aeródromo sobre campos de cultivo. Nunca llegó a albergar ninguna escuadrilla, solo contó con un aterrizaje y hoy en día ha recuperado su antiguo uso agrícola. 


Visitas diseñadas “a la carta” y paisajes contrastados en apenas unos metros 


‘Huellas de la Guerra Civil’ es una iniciativa promovida por la Comarca de Belchite y los ayuntamientos de Belchite y Fuendetodos. El viaje por las diez ‘huellas’ señalizadas se puede realizar por libre o de manera guiada, y puede ampliarse con rutas por los parajes naturales de la comarca, como el entorno del río Aguasvivas y actividades de turismo activo, otro de los atractivos de la zona.


05 PosicionesArtillerasenelVrticeLobo05 ComplejodefensivodeElSaso

Tunel bajo el Vertice del Lobo y Trinchera defensiva en el Saso 


Entre ellas, destaca la “Ruta de las Grandes Hoces”, donde se atraviesan los parajes esteparios típicos de esta zona, a la vez que se tratan aspectos de la geología, botánica, fauna y etnología del lugar. Culmina esta ruta con la visita a una formación geológica muy curiosa, “Las Hoces”, con un microclima totalmente diferente al que puede encontrarse a unos pocos cientos de metros, en el que residen helechos y plantas pirenaicas junto a imponentes cabras monteses. Durante el recorrido es posible localizar huellas y rastros de algunos grandes mamíferos como el jabalí, el corzo o el tejón, y de aves, como buitres, halcones peregrinos, chovas y algunas rapaces nocturnas.


No debe asustar al excursionista la longitud de esta ruta, ya que apenas tiene desnivel y la pueden realizar niños a partir de 5 años.

Para concretar visitas guiadas hay que contactar a través del correo electrónico huellasguerracivil@gmail.com o del teléfono 669 094 303. Las visitas están planteadas con un formato ‘a la carta’, en función de las posiciones que se quieran recorrer, el tiempo del que se disponga, la climatología, la época del año, si se quieren alternar con otros parajes o rutas de naturaleza... El precio es de 10 euros por adulto y de 5 euros para niños hasta 12 años. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.