es conocida sobre todo en Italia

La Vía Francígena: de Canterbury a Roma

|

  • La Vía Francígena, que lleva de Canterbury a Roma, es una ruta de peregrinación, popular hasta ahora sobre todo en Italia.


VaFrancgenaValdOrcia

Pereginos de la Vía Francígena, atravesando el Val d'Orcia (Italia)


El nombre de Francígena hace referencia a la vía o las vías que “desde las tierras de los francos” permitía a los peregrinos del otro lado de los Alpes llegar a Roma. 


La ruta original tenía una longitud de ca. 1760 km. Hoy en día recorre una distancia de ca. 2040 km por los desvíos que el camino necesita hacer debido a que buena parte del trayecto original no puede ser recorrido a pie al ser actualmente autopistas, carreteras muy transitadas o vías de tren. Estos 2040 km se pueden dividir en 86 etapas por lo que se necesitan cerca de tres meses para recorrerlos. Su punto central es el paso alpino del Gran San Bernardo que permanece cerrado entre octubre y mayo en función de las condiciones meteorológicas, algo que determina las posibles fechas de inicio del viaje si se quiere atravesar a pie este puerto.


Orígenes de este camino de peregrinaje


La Vía Francígena tiene su origen en un documento del arzobispo de Canterbury, Sigerico, que fue a Roma el año 990 para recibir el palio de las manos del Papa Juan XV. En este documento, conservado en la Biblioteca Británica de Londres, el arzobispo apuntó las 79 etapas de su viaje de vuelta a Inglaterra. Estos tramos constituyen la columna vertebral de la Vía Francígena.


ViaFrancigenadaSienaaViterboversoRadicofani

Vía Francígena, entre Siena  y Viterbo, acercandose a Radicofani (Italia)


En la época medieval, esta era una de las principales rutas de peregrinación que utilizaba la población del noroeste de Europa para ir a Roma. Pero la Vía Francígena hay que verla, más que como un único camino, como un cruce de vías que convergen hacia Roma.


Reconocimiento europeo


El principio es idéntico al camino que lleva a Santiago de Compostela, pero en un eje norte-sur. Esta ruta, por el momento, es conocida sobre todo en Italia. Es allí donde se dio el impulso básico y donde se fundó la Asociación Europea de la Vía Francígena, que el Consejo de Europa ha reconocido en el año 2001 como referente oficial para coordinar el recorrido.


Se calcula que al año unos 40.000 caminantes recorren el tramo italiano. Aunque es difícil tener una estimación global, ya que los visitantes se concentran sobre todo en la parte italiana. Pero, en general, se constata un crecimiento en todos los tramos, desde Inglaterra hasta Roma.


VaFrancgenaasupasoporMontepulciano1520

Vía Francígena, a su paso por la localidad Montepulciano, en la Toscana, Italia 


Dado que en diversas partes de la ruta convergen Vías Romanas con origen en otras áreas europeas, también es posible realizar el recorrido de peregrinación hasta Roma iniciándolo en España. Para ello se utiliza un itinerario formado por tramos del camino jacobeo y otras rutas que, recorridas en un sentido llevan a Santiago de Compostela y en dirección contraria conducen a la unión en diferentes puntos con la Vía Francígena.


Viafrancigena1500

Los peregrinos contemplan Roma, final de la Ruta Francígena, desde una vieja calzada




Más información en:

http://www.viefrancigene.org/es/

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.