Arte y naturaleza se abrazan en la isla de los volcanes

Lanzarote un paraiso, que encierra múltiples paraísos

|

Lanzarote es la isla más oriental del archipiélago canario y la tercera más densamente poblada. Se sitúa a unos 140 kilómetros de la costa africana y a 1.000 de la península ibérica. Declarada Reserva de La Biosfera por la Unesco, es un fiel reflejo de la simbiosis lograda entre el hombre y la naturaleza.


Un recorrido por los espacios más emblemáticos de Lanzarote, donde la naturaleza volcánica y el arte van de la mano, y perdura la impronta de César Manrique. 


En el centro-sur de la isla de los volcanes se encuentra Puerto del Carmen, destino turístico por excelencia cuya seña de identidad son sus 6 kilómetros de playas de agua turquesa que invitan al baño y a la práctica de actividades y deportes náuticos. La brisa del mar y las bonitas vistas hacen las delicias de quienes recorren su paseo marítimo andando o a dos ruedas.


La capital de Lanzarote, Arrecife, y Puerto del Carmen son las localidades con mayor concentración de discotecas, pubs, bares, locales de música en vivo y espectaculares terrazas que abren hasta altas horas de la madrugada. La vida nocturna de Lanzarote no deja a nadie indiferente.


LanzarotePuertodelcarmenaa

Puerto del Carmen Lanzarote (foto: Antón Alonso)


Lanzarote es una isla diferente, sus paisajes volcánicos cargados de belleza la han hecho merecedora de su importancia como Reserva Mundial de la Biosfera .La convivencia armónica entre naturaleza y hombre, la presencia en las intervenciones, en el paisaje de este universal artista, Cesar Manrique, dejando su alma y su huella por donde intervino, hacen de esta isla un lugar completamente diferente.


Un cielo pintado de azul claro, un negro suelo volcánico y unas maravillosas playas de agua cristalina y calmada contribuyen a crear una hermosa estampa que atrae a viajeros de todo el mundo.


Todo el que llega a este paraíso indómito llamado Lanzarote se queda prendado de sus senderos, del batir de sus olas, de las fiestas tradicionales, de su exquisita gastronomía y de su clima subtropical; y con facilidad se contagia de la amabilidad de sus gentes, que dan la bienvenida con una cálida sonrisa.


Saliendo desde el Puerto del Carmen hacia el sur, pasando por el pueblo de Uga, y nos adentramos en la Montaña de Fuego y en el Parque Nacional de Timanfaya, donde unas sencillas demostraciones geotérmicas en el islote de Hilario, nos demuestran como la tierra volcánica alcanza temperaturas de hasta 350 grados centígrados y hasta podríamos cocinar por sus emanaciones.


Uga.Lanzarote


ElDiablodeCsarManriquedalabienvenidaalparqueTimanfaya

El diablito del artista isleño Cesar manrique da la bienvenida al Parque de Timanfaya (foto: A. Alonso)


MontaasdelFuegoLanzarote

Montañas de Fuego, Lanzarote 


LanzaroteIsloteHilarioIMG 2295.mia14992LanzaroteislotedeHilarioSAM 2954.fotomia1506

LanzaroteislotedeHilarioSAM 2951fotomia1510

Demostraciones geotérmicas en el islote de Hilario ( fotos: A. Alonso)


Inmediatamente se inicia el recorrido por “La Ruta de los 300 Volcanes” y “La Costa de la Lava”, todo un paisaje lunar. Las montañas de fuego forman parte de una zona afectada por las erupciones acaecidas en 1730,1736 y en el año 1824. Este proceso eruptivo cambió drásticamente la morfología de la isla quedando sepultada gran parte de ella.


Estas tierras ofrecen escenas que pertenecen al pasado y que hoy son atractivos turísticos, como montar a lomos de un dromedario y dar un paseo por tierras volcánicas en el Echadero de Camellos, muy cerca de las salinas de Janubio donde el Océano Atlántico y el sol, desde hace más de un siglo, producen sal marina de forma artesanal. 


LanzarotePaseoenCamelloIMG 2279.mia1510

Paseo en Dromedario por el Echadero de los camello, en Lanzarote (foto: M.F. González)


Las aguas parece que cuecen en la zona de los Hervideros donde el choque de las olas y la erosión del viento esculpen las rocas de forma natural.


LanzarotelosherviderosSAM 2934.mia1510

Rocas de lava volcánica en la costa salvaje de Los Hervideros en la isla de Lanzarote (foto: A. Alonso)


En el litoral occidental se aprecia la influencia sísmica en parajes como El Golfo, un cráter marino con una sorprendente laguna verde formada por la filtración de las aguas.


LanzarotelalagunaverdeSAM 2936.mia

La laguna verde: el charco de los Clicos (foto: Antón Alonso)


Salta a la vista por su limpieza y sus blancas edificaciones el pueblo de Yaiza, su nombre de procedencia prehispanico, tiene sus orígenes en la antigua cultura indígena y se conserva inmóvil en el tiempo.


Yaiza

Yaiza, en Lanzarote destaca por el conjunto de casa blancas


Este pueblo es uno de los más cuidados en una isla en la que todo lo está. Yaiza es blanco, tranquilo y tiene museos curiosos como el del aloe vera. Siempre aparece en los lugares de cabeza en el ranking de los pueblos más bonitos de España. Caminar por allí significa bajar el ritmo, hacerlo todo más despacio. Eso también es viajar. Comeremos en Yaiza, en la Bodega de Santiago en Yaiza, una antigua casona. Intentaremos hacerlo bajo el ficus. Todo es mejor bajo un ficus. 


En el valle de la Geria, las cepas crecen protegidas del viento por muros semicirculares, hechos con piedras volcánicas, formando un paisaje casi negro en un entorno inhóspito que se formó en las erupciones de Timanfaya .De estas cuidadas viñas sale la popular uva blanca Malvasía que da fama al vino blanco que lleva este nombre y que es apreciado en todo el mundo.


Es muy interesante visitar una de sus bodegas para conocer cómo realizan esta producción de vino única. 


LanzaroteViedosdeMalvasaIMG 2356.mia

Viñedos de La Gería, en Lanzarote, cuyas cepas estás protejidas del viento con muros para conservar la humedad (foto M. F. González)


En el Norte de la isla están las galerías volcánicas formadas por la lava solidificada, se la conoce como “Los Jameos del Agua” al pie del Volcán de la Corona y “La Cueva de los Verdes”, donde la mano del artista Cesar Manrique han hecho de estos lugares una de las zonas con más atractivos, en la primera existe una laguna que se nutre del mar y sirve de hábitat a unos pequeños cangrejos ciegos, únicos en el mundo. La segunda fue refugio de lo habitantes del lugar cuando atacaban los piratas. Hoy sus montajes de luz y sonido permiten disfrutar de espectáculos en sus auditorios a metros de profundidad entre rocas y lavas en las entrañas de la tierra.


LanzaroteexteriorCuevadelosverdesIMG 2045miaLanzaroteinteriordelaCuevadeLosverdesIMG 2008.mia

Exterior e interior de La Cueva de Los Verdes (fotos: M. F, González)


La senda de Manrique sigue saliendo al encuentro del visitante y en la población de Guatiza se encuentra el “Jardín de la Vida” o “el Jardín del Cactus “, un espacio recuperado donde se mezcla el arte y la naturaleza, la mayor concentración y variación de cactus nunca vista.¡Una maravilla!


LANZAROTEjardindelcactusIMG 2083.mia1496

Parte del Jardín de la Vida o del Cactus (foto: Antón Alonso)


Las plantaciones de tuneras que dan albergue a la cochinilla, usada como tinte natural entre otras cosas y el aloe vera para múltiples aplicaciones, son dos productos con propiedades especiales que salen de estas oscuras tierras.


LanzaroteMiradordelLirioIMG 2082

En lo alto del Risco de Famara, a 475 metros de altitud, en la zona mas septentrional de la isla, está otra de las grandes obras de Cesar Manrique:”El Mirador del Río”, desde donde se contemplan una de las vistas más espectaculares de Lanzarote. 


El Mirador del Río está situado en el cabo norte de la isla, a 479 metros de altura sobre el nivel del mar y orientado hacia el noroeste, ofrece una vista privilegiada de la zona que comprende el archipiélago Chinijo (islas de la Graciosa, Montaña Clara, Alegranza, Roque del Este y Roque del Oeste).


El responsable de la reconstrucción de esta antigua posición de artillería, "Baterías del Río", fue el artista César Manrique, que mandó hacer una excavación en el monte, construyendo en la hondonada un restaurante, y puso dos cúpulas en ese gran espacio, sobre las que se echó tierra creciendo después la hierba sobre ellas.


El mirador ofrece variados puntos para la observación del paisaje: el ventanal circular del interior situado frente al mar; el pasillo exterior que rodea la edificación y la terraza superior que lo corona, a la que se accede desde una escalera de caracol.


LanzaroteMiradordelRiovistasdelagraciosaalegranzaymontaaclara.SAM 2882.1560 1

Panorámica de las islas de la Graciosa, Alegranza , Montaña Clara y el brazo de mar con forma de río desde una de las terrazas del mirador (foto: A. Alonso)


En Haría, en el norte, se vive de cerca “El valle de las mil Palmeras”, en este entorno natural y adentrándose en el interior se encuentra la ultima morada de Manrique .Hoy su casa particular es museo y su visita nos permite acercarnos al lado más humano del gran creador.


LanzaroteexteriorcasadecesarmanriqueSAM 3003

Uno de los exteriores de la Casa de Cesar Manrique (foto: M. F. González)


Su primera vivienda, hoy Fundación, la construyo el artista a su regreso de New York en el año 1966 cuando decide quedarse en el pueblo de Taro de Tahiche .Se edificó su vivienda en medio de una colada lávica originada por las grandes erupciones ocurridas en la isla .La parte interior esta constituida por grutas excavadas en el basalto y por cinco burbujas volcánicas naturales que se usaban como dependencias. 


LanzaroteCasadeC.ManriqueIMG 2606

Otro aspecto exterior de la Casa de Cesar Manrique (foto: M. F. Gonzalez)


Varias salas de la casa albergan obra propia y distintas obras de diferentes artistas. Varias pantallas proyectan imágenes del artista y las esculturas que adornan la isla y que Manrique, las llamó “Juguetes al Viento”.


LanzaroteinteriorcasadecesarManriqueSAM 2922

Una de las varias dependencias de la Casa de Cesar Manrique, en Haria (Lanzarote) (foto: A. Alonso)


LanzaroteJuguetesalviento1IMG 2110Lanzarotejuguetealviento2IMG 21141500boa

Dos representaciones de los Juguetes de Viento diseñados por César Manrique


Teguise, es la antigua capital de la isla hasta 1852, la Villa de Teguise es sin duda una de las más bonita de Lanzarote. Se encuentra en el centro de la isla, lo que permitía defenderse de los ataques piratas en el Castillo de Santa Bárbara, en lo alto de la montaña, que actualmente se puede visitar.


En la Plaza de la  Constitución encontraremos otro lugar interesante, el de El Timple, dentro del Palacio Spínola. El silencio del museo sólo se verá interrumpido por el jaleo (tranquilo) del pueblo y su gente, por lo que podrás pasear por sus calles con total comodidad. De lunes a sábado es tranquila y encantadora y los domingos bullanguera y alegre con su popular mercadillo, un antiguo molino y la torre de la iglesia de Santa María son dos puntos de interés para moverse por sus callejuelas adoquinadas y descubrir sus edificaciones y patios.


LanzaroteMolinodeVientodeTeguissePB280038.j1497

Molino de Viento, en Teguise (Lanzarote) (foto: Antón Alonso)


Una de las últimas intervenciones de Manrique en Arrecife, la actual capital de la isla, fue su aportación a la creación del Museo Internacional de Arte Contemporáneo en el Castillo de San José o Fortaleza del hambre, miradores, cristaleras y escaleras, llevan su sello personal y en una de sus salas también se expone parte de su obra.


LanzaroteCastillodeSanjosPB270012

Castillo de San José, en Arrecife (Lanzarote) (foto: M.F. González)


La belleza de Lanzarote se alza en la naturaleza volcánica como elemento imprescindible para conocer su verdadera esencia. El artista Lanzaroteño, los hizo únicos al combinar el binomio Arte y Naturaleza bajo una filosofía y un modelo de intervención con un desarrollo sostenible.


Antes de morir en accidente de automóvil en 1992, dejó escrito un discurso a sus paisanos que no le dio tiempo a leer:“Vivimos tan corto espacio de tiempo sobre este planeta que cada uno de nuestros pasos debe de estar encaminado a construir más y más el espacio soñado de la utopía. Construyámoslo conjuntamente: es la única manera de hacerlo posible”


Lanzarote es una isla carismática, insólita y cinematográfica. Una isla esdrújula. Es un lugar que solo se parece a sí mismo. Perdón, se parece a Marte, pero a un Marte en el que hay playas de agua turquesa y buen vino. Esta textura ultraterrenal lo sitúa fuera del tiempo y del espacio. También es atípica (otra esdrújula) porque el Lanzarote que conocemos hoy lo inventó César Manrique. Es un ejemplo único de un territorio intervenido por un artista. Hay pocos casos en los que una persona sola haya tenido tanta capacidad de impactar en un lugar. Su isla es su obra. Su obra es su isla. 


Seguir su estela artística y personal por tierras Canarias, es buscar el equilibrio entre las bellezas naturales y el progreso en armonía. Arte y naturaleza se abrazan de nuevo en la isla de los volcanes.



Rutas marcianas por los volcanes de Lanzarote

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.