El incremento de peregrinos en las rutas minoritarias del Camino crea nuevos negocios

|


Caminosantiago

Cada año aumenta el peregrino de origen asiatíco


La rutas minoritarias del Camino de Santiago (Camino del Norte, Camino Primitivo, Camino Inglés y Vía de la Plata) han experimentado un incremento del número de peregrinos en lo que va de año con respecto a las cifras registradas en años anteriores, lo que favorece, según responsables de negocios implantados a lo largo de estas sendas, el desarrollo económico de estas localidades, propicia la apertura de nuevos negocios y mitiga el éxodo rural.


Las estadísticas de la Oficina del Peregrino de Santiago apuntan a que "la llegada de peregrinos a la comunidad gallega está hoy en día más repartida que nunca" entre los 9 itinerarios alternativos por tierra (unos 1.500 kilómetros). Así, más allá de las rutas clásicas, el Camino Francés y el Camino Portugués, otras rutas alternativos cobran fuerza este año.


Las cifras de la Xunta señalan que está a punto de "recibirse al peregrino 300.000", lo que supone "una cifra nunca antes alcanzada en un mismo año". En 1987 el Camino fue reconocido como el Primer Itinerario Cultural Europeo por el Consejo de Europa (mérito otorgado a las rutas que aglutinan los valores de preservación de la diversidad e identidad cultural) y recibió 3.000 peregrinos. Treinta años después la cifra ya se ha multiplicado por cien, al llegar casi a esos 300.000.


Peregrinos 1


ITINERARIOS MAYORITARIOS


En lo que va de año, la ruta del Camino Francés es la que concentra al 60% de los caminantes llegados a Santiago, el equivalente a 180.000 peregrinos en 2017. En 2016 la cifra era del 63% y en 2013 ese itinerario absorbía casi al 70% de los visitantes. La reducción ha sido notable, al experimentar una bajada de diez puntos porcentuales en los últimos cinco años.


De manera paralela a la reducción en la llegada de peregrinos a través del Camino Francés, la Xunta ha asegurado que "el número restante de caminantes se distribuye de manera ordenada en el resto de rutas". El Camino Portugués es ya la segunda ruta más transitada, al concentrar cerca del 20% de los peregrinos (60.000 visitantes) en lo que va de 2017.


CAMINO DEL NORTE A SU PASO POR ARZÚA


Por su parte, el Camino del Norte acoge al 6% de los visitantes (18.000 personas) a su paso por los ayuntamientos de Boimorto, Sobrado dos Monxes, Vilalba, Abadín, Mondoñedo, Lourenzá, Ribadeo y Arzúa (localidad más próxima a Santiago).


El responsable de la Oficina de Turismo del ayuntamiento de Arzúa, Pablo Rodeiro, ha confirmado que este año han notado "un ligero incremento del número de peregrinos con respecto a años pasados", con mayor incidencia en la temporada estival, "los meses de junio a octubre".


Pablo Rodeiro ha apuntado a "la creación de nuevos albergues" en la localidad como una de las causas "del desarrollo económico de los negocios de la zona". Actualmente, son ya 8 los albergues existentes en Arzúa.


CAMINO PRIMITIVO A SU PASO POR MELIDE


El Camino Primitivo concentra casi a un 5% de los peregrinos (15.000 visitantes este año) llegados a Santiago, con un itinerario que recorre las localidades de A Fonsagrada, Baleira, Castroverde, Lugo, Guntín, Friol, Palas de Rei, Toques, Melide, Arzúa y O Pino.


Melide, como una de los principales ayuntamientos de este itinerario, dispone de 7 albergues para acoger a los caminantes. La alcaldesa de la localidad, Dalia García, ha destacado la "creación de nuevos albergues en los dos últimos años", gracias al "interés de gente que ya se había ido del pueblo y decide regresar para invertir en este tipo de negocios". Varios de los responsables de hostelería de la zona también coinciden en que este año se ha notado un "incremento de visitantes con respecto a años anteriores".


El responsable del albergue San Antón, David Varela, ha apuntado que "cada año se produce un incremento de cerca del 20% con respecto al anterior". Por su parte, el gestor del albergue Arraigos, Lucas Garea, ha cifrado la acogida en "300 peregrinos más". También ha apuntado a que la mayor parte del peregrinaje se trata de "visitantes de paso", los cuales "no permanecen demasiado tiempo en el pueblo".


Por lo que respecta a los meses de mayor intensidad, los hostaleros aseguran que "junio, julio y sobre todo, agosto a octubre" son aquellos en los que llega mayor número de viajeros, de tal forma que "se ocupa toda la capacidad de los albergues", en palabras de David Varela. La alcaldesa de Melide ha incidido en que la procedencia mayoritaria es "asiática", motivo por el que han decidido "editar la guía turística del pueblo también en idioma coreano, japonés y chinés".


Asimismo, el responsable del albergue San Antón ha asegurado que "cada año abren cerca de diez establecimientos de todo tipo, desde hostelería hasta supermercados", debido a "la intensa actividad turística". Lucas Garea ha insistido en que "sobre todo el incremento de negocios se da en la rama de la hostelería".


En lo que coinciden ambos hostaleros es en el "desarrollo económico y social" que ha experimentado Melide, lo que ha propiciado "un cese del éxodo rural" que, en palabras de Varela "se había producido desde la crisis". Además, la responsable del albergue Melide, Mercedes Parrado, ha apuntado al peregrinaje como "una pequeña industria para la hostelería, los restaurantes y los supermercados".


IMPULSANDO TODOS LOS ITINERARIOS


La Xunta ha incidido en que "esta diversificación no es casual", sino que "es fruto de las medidas del Plan director y estratégico del Camino de Santiago". Una de las ocho líneas de actuación del plan convierte en protagonista durante todo un año a una de las rutas, para realizar mejoras en ella, en el trazado y la construcción de nuevos albergues, así como en la divulgación del itinerario.


Este año 2017 está dedicado al Camino Inglés, en el que "se está trabajando en la puesta en marcha de un nuevo albergue" en O Poulo (Ordes); y al Camino de Fisterra-Muxía, donde la Xunta asegura que "se han llevado a cabo mejoras en la señalización y recuperación de la ruta".


Esas acciones de mejora "ya se habían realizado en 2016", en el Camino Norte, con la apertura de un nuevo albergue en la localidad de Friol; y en el Camino Primitivo, con la inauguración del albergue de Casa Pasarín, en A Fonsagrada.


En este sentido, 2018 será el año del Camino Portugués y del Camino Portugués de la Costa. La Xunta pretende que "todas las rutas estén incluidas en el calendario de mejoras", con el objetivo de "garantizar la celebración en 2021 del mejor Xacobeo que se recuerde".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.