conocidos como “Los Hallingen”

Los islotes de Halligen, Alemania

|

Los islotes del Wattenmeer (Mar de Frisia) en Frisia del Norte son conocidos como “Los Hallingen”, una perla escondida en la parte más septentrional de Alemania.


AlemaniaparquenacionalMardefrisiaWattenmeerNordfriesland

Panorámica aérea del Parque Nacional Mar de Frisia en el norte de Alemania 


Unas 230 personas en Alemania viven en un "hallig", un islote de marisma en el Mar del Norte. 10 Halligen pertenecen hoy a Alemania: Nordstrandischmoor, Langeneß, Oland, Gröde y Hooge, así como Habel, Südfall, Süderoog, Norderoog y el islote de Hamburgo. Están situados cerca de la costa del Mar del Norte en el Parque nacional del mar de Frisia de Schleswig-Holstein. Surgieron apenas en el anterior milenio: por sedimentación del antiguo suelo pantanoso o como restos de una isla anteriormente más grande. Como espigones rompeolas delante del continente, los islotes cumplen hoy una función importante en la protección de la costa.


Schleswig Holsteinisches Wattenmeer imago

Schleswig-Holstein


Cuando sube la marea se inundan los islotes


Lo particular es que, a diferencia de las "auténticas" islas, estos islotes están situados solo a unos pocos metros sobre el nivel del mar. Cuando sube fuertemente la marea, los islotes se inundan. Solo asoman por fuera del agua los llamados "Warften", las elevaciones artificiales sobre la que se posan las casas. Esto sucede unas cincuenta veces al año. En caso de inundación, el limo y la arena se depositan sobre el suelo y hacen que el islote crezca aproximadamente un centímetro al año.


Wattwandern Ebbe RET


La vida en un islote tiene que estar muy bien organizada. No se puede ir en cualquier momento a cualquier lugar. Apenas hay tiendas, y solo en los islotes más grandes atienden médicos. Los habitantes van de compra al continente, y en caso de emergencia médica hay que llamar un helicóptero. Toda la vida depende de las mareas y del clima. Pero si una marea alta llega con más fuerza de lo normal, un refugio de emergencia en cada hogar, amarrado a pilares de hormigón, ofrece la protección necesaria.


Hallig Wattenmeer RET


Hallig Gröde: el municipio más pequeño de Alemania


Con sus escasos habitantes, Hallig Gröde es el municipio más pequeño de Alemania. No obstante, Gröde ofrece suficiente espacio para dar largos paseos disfrutando del aire limpio del mar del Norte. Quien no solo quiera relajarse, puede dedicarse a practicar la pesca con caña, senderismo por las marismas o bañarse, ya que el mar lo rodea por todas partes. Solo en la corta época de las crecidas, los barcos turísticos y los turistas pueden llegar hasta Hallig. Gracias a esta singular reclusión, Gröde se distingue de las colindantes islas Halligen


HalligGrdeAlemaniaIsladesde

Vista de Hallig Gröde desde el barco


Wattenmeer cMStock RET


Hallig Hooge: reserva de la biosfera en las marismas


Hooge se sitúa en el parque nacional del mar de Frisia de Schleswig-Holstein y es una auténtica reserva de la biosfera. Aquí la gente vive al ritmo de la naturaleza y en aras de la sostenibilidad. Al contrario que en las otras islas Halligen, Hooge está rodeada por un elevado dique de piedra. No obstante, a mediados de invierno el mar del Norte inunda Hallig. A pesar de que en este caso no se trata de una isla, también forma parte de las Halligen. Durante semejante "cataclismo", los turistas descubren que solo se pueden ver los montículos, montes creados artificialmente, sobre los cuales las casas de los habitantes sobresalen del agua.


Hallig hoogecenalemaniapaaraisoornitologico

Halling Hooge, es un pura naturaleza


Hallighoogealemania1480

Halling Hooge


Hallig Langeneß: paisaje natural mágico


Hallig Langeneß ocupa un espacio pintoresco entre las islas de Frisia del Norte en medio de una naturaleza declarada Patrimonio de la Humanidad. Los paseos sobre el fondo marino desvelan la abundancia de aves de la zona intermareal y acuáticas así como las marismas salinas, que dependiendo de la época del año aparecen con un nuevo aspecto, por lo que Hallig se convierte en un lugar mágico. 


HalligLangeness1Alemania


En verano, los viajeros pueden descubrir un mar de flores de limonium, en tonos azul-violeta. Invierno es la época de los aventureros, ya que pueden experimentar en toda su plenitud las fuerzas de la naturaleza del mar del Norte en una inundación o "Hallig-Landunter".


HalligLandunterolas


Hallig Nordstrandischmoor: naturaleza pura


La isla de Hallig Nordstrandischmoor se sitúa frente a la costa frisia septentrional en el parque nacional del mar de Frisia de Schleswig-Holstein. Viajar desde tierra firme atravesando este singular paraíso natural ya resulta una experiencia reveladora.


HalligNordstrandischmoorferrocarril

Ferrocarril a la isla Hallig Nordstrandischmoor


En Hallig, los turistas descubren una increíble flora y aves que han establecido su hábitat en una superficie de 1,9 km². Cuando a mediados de julio, un 75 % de Hallig se torna de color morado, es porque florece la lila típica de Hallig y la isla muestra su cara más bella a los amantes de la naturaleza.


HalligNordstrandischmoorflora

Paisaje de Hallig Nordstrandischmoor


Hallig Oland: un paraíso para los aficionados a la ornitología


Hallig Oland en las marismas de Frisia oriental se incluye en el municipio de Langeneß. Durante todo el año, los visitantes pueden observar una diversidad de aves de la zona intermareal y acuática. 


HalligOlandalemania

Hallig Oland es un paraiso ornitológico


La fisonomía de la costa, sobre todo en la franja norte y occidental de Hallig, se caracteriza por enormes superficies de marismas salinas. También la flora con el limonium en tonos azul-violeta convierte Hallig en un pequeño paraíso. Para quienes buscan reclusión y tranquilidad, este es el lugar perfecto, en medio de las marismas del mar del Norte.


HalligOlandatardecer

Atardecer en Hallig Oland


El destino del velero Ulpiano de Ondarza


En la navidad del 24 de diciembre de 1870 encalló, a consecuencia de un huracán, el velero Ulpiano de Ondarza en el mar del Norte, concretamente en la Hallig de Süderoog, una pequeña isla sin dique de protección. Se encontraba en su viaje inaugural de Cádiz a Hamburgo y había sido finalizado en septiembre en los astilleros Watson de Sunderland, en el norte Inglaterra, por encargo de una naviera con sede en Bilbao. El capitán del barco, Ceferino Prieto, y su tripulación de 11 hombres pasaron más de diez semanas en la isla. Durante ese tiempo enseñaron a tocar a la guitarra al hijo de la única familia residente en ese islote, la der Paul Andreas Paulsen. Con el tiempo el vástago, Paul Fietje Hauke, se hace más tarde con un restaurante en la isla de Föhr haciéndose famoso por animar las veladas a la gente con flamenco y canciones españolas.


Ulpiano

Restos del barco Ulpiano


El barco era propiedad de Ulpiano de Ondarza, nacido el 3 de abril de 1832 en Mundaka. El padre había fallecido siendo Ulpiano muy joven, tomando el mismo las riendas del negocio, primero como capitán, luego como armador creando una pequeña flota de 11 barcos. En el año 1854 sus barcos transportaron tropas españolas a la Republica Dominicana para recuperar la soberanía española sobre la isla que se había declarado independiente. Durante la Guerra de Secesión Americana apoyó con su flota a las tropas confederadas transportando armas para los sureños.


Durante sus múltiples viajes, Ulpiano tiene contacto con navieras alemanas en concreto con las de Robert Miles Sloman, una de las más antiguas de Alemania (desde 1791). En uno de esos viajes de negocios conoce a una bella mujer germana, Auguste Wilhelmine Melosch (1847-1934), hija de una acaudalada familia de Blankenese (Hamburgo), de la cual se enamora profundamente, contrayendo matrimonio en el año 1865. La sede familiar va ser por un tiempo Hamburgo, ciudad en la que en el año 1869 nace su primer hijo, Luis Manuel. Cuando encalla el barco Ulpiano en la navidad de 1870, cinco meses antes había ya nacido su hija Elsa (Elisabeth von Ondarza) que más tarde se casaría con un príncipe de la Casa de Hohenlohe.


Con el tiempo Ulpiano de Ondarza vende poco a poco todos sus barcos y en el año 1880 se traslada la ciudad alemana de Wiesbaden donde fallece en el año 1893. Antes del traslado nacen Manuel y Ramón. Ya en Wiesbaden ven la luz Mercedes y León Herbert (1878-1971). Este último emprende la carrera militar y en el año 1907 cambia el apellido de Ondarza por von Ondarza por el reconocimiento del Kaiser de su pertenencia a la aristocracia prusiana. Participa activamente en las dos guerras mundiales y se jubila en el año 1943 como Teniente General. Su nieto Henning von Ondarza (1933), nacido en Güstrow (Meclemburgo Pommerania), fue uno de los primeros oficiales de la Bundeswehr del año 1956 creada por el canciller Adenauer y llegó a ser Inspector General de la Bundeswehr (Jefe de Estado Mayor) y Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas de la OTAN entre 1991 y 1994. Seguía así los pasos de su padre, León von Ondarza, que llegó a ser Coronel de Artillería y que cayó en combate en la contienda de la II Guerra Mundial, concretamente el 21 de abril de 1945 en el transcurso de un bombardeo de las fuerzas aéreas británicas, a la edad de 42 años, teniendo su hijo Henning 11 años.


Henning von Ondarza140x1802MujerUlpinaodeOndarza

Henning y Elsa von Ondarza 


Ulpiano de Ondarza dejó un reguero importante de descendencia: a parte del militar ya retirado, tenemos a Nicolai von Ondarza, destacado profesor en el ámbito de las Ciencias Políticas. También en el ámbito jurídico marítimo (algo se pegó la genética) destaca el abogado León von Ondarza, y Ramón von Ondarza es un reputado docente en la Fundación Kolping en el ámbito de la Gestión de Recursos Humanos. Hay que resaltar la presencia de una periodista Verena von Ondarza, que habla perfectamente español.



Fuentes:


www.halligen.de

http://www.germany.travel/es/ocio-relax/islas-alemanas/islas-del-mar-del-norte/islas-halligen/islas-halligen.html

111 Orte in Nordfriesland, die man gesehen haben muss, Escrito por Jochen Reiss


http://www.kaiser-photography.de/landgang_06_ulpiano.pdf


Die Welt, 29 abril de 2013. Artículo: Von den Gezeiten ans Licht gespült.

1 Comentarios

1

Extraordinario artículo. Gracias por este fragmento de historia y geografía. Hay que ver hasta dónde es capaz de llegar la música de una guitarra.

escrito por Manuel 27/oct/17    10:51

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.