en la categoría Premio Especial

La familia y la Fundación Vivanco, Premio Nacional de Gastronomía

|

DeizdaadchaSantiagoPedroyRafaelVivancofinal1

De izda. a dcha. Santiago, Pedro y Rafael Vivanco


La labor de la Familia Vivanco y de la Fundación Vivanco para la Cultura del Vino, muy especialmente gracias a la figura de su fundador Pedro Vivanco, uno de los precursores del Enoturismo a nivel mundial, se ha visto gratamente recompensada por uno de los galardones más prestigiosos de España: el Premio Nacional de Gastronomía, concretamente en la Categoría Especial. 


El galardón destaca “el trabajo y la experiencia de la familia Vivanco, cuya historia lleva vinculada al vino de Rioja desde 1915". En la actualidad son los hermanos Santiago –Presidente de la Fundación y de Experiencias Vivanco–, y Rafael –Director Técnico de las bodegas– integrantes de la cuarta generación, quienes han recogido el testigo de su padre Pedro, recientemente fallecido, y junto a su madre Angélica Sáenz, están al frente de un proyecto enológico contemporáneo.


El Premio reconoce, además, a la Fundación Vivanco, dedicada a la promoción de la Cultura del Vino, que abrió sus puertas en 2004 en Briones. Un apasionante viaje a través del conocimiento y la historia, que alberga un Museo único donde se descubre la esencia del vino desde la experiencia, sensibilidad e innovación, fiel reflejo del compromiso de la familia Vivanco por “devolverle al vino lo que el vino les ha dado”.


La Familia Vivanco y su Fundación unen su compromiso con la Cultura del Vino, y la gastronomía, junto a la del resto de 42 instituciones y protagonistas especialmente relevantes en el mundo de la gastronomía, y en la proyección nacional e internacional de nuestro país en uno de los sectores especialmente prósperos y vanguardistas. Desde que en 1974 la entonces Academia Española de Gastronomía, hoy Real Academia de Gastronomía, concediera este Premio Especial a D. José Casamayor, las Oficinas de Turismo en el extranjero, La Cátedra Ferrán Adriá, “Cena de los Once Vino” y D. Emile Peynaud, el I.C.E.X. (Instituto Español de Comercio Exterior), Karlos Arguiñano, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo o Madrid Fusión, han sido reconocidos con este Premio Especial del Premio Nacional de Gastronomía.


Tal y como señala Santiago Vivanco Sáenz, presidente de la Fundación y Experiencias Vivanco, “tanto mi hermano Rafael como yo, recibimos con enorme emoción y humildad este Premio Nacional de Gastronomía, en su categoría Especial, que el jurado experto ha decidido otorgar a nuestra familia y al proyecto Vivanco, en este caso a través de su Fundación. Continuamos con este nuevo impulso el legado de mi padre y fundador, Pedro Vivanco, y su afán de Devolver al vino lo que el vino nos ha dado. Es muy gratificante formar parte de la historia de este galardón que anualmente reconoce la excelente calidad de la gastronomía española. Un premio que también valora el entusiasmo, la innovación y el respeto, tanto de empresas como de profesionales, hacia esta forma de cultura, la culinaria, desde diversos y complejos prismas. Y como tal, desde la Fundación Vivanco, la Bodega y el Museo Vivanco de la Cultura del Vino, proseguiremos con nuestro compromiso por compartir la Cultura del Vino como elemento civilizador, como parte de la cultura gastronómica y artística a lo largo de 8000 años, como parte de la historia de la humanidad. Mi enhorabuena al resto de los premiados y candidatos a las diferentes categorías, en nuestro caso las empresas Higinio López y Joselito, por su contribución al patrimonio gastronómico que anualmente reconoce la Real Academia de Gastronomía y que sitúa a nuestro país en un lugar preferente en los cinco continentes.


Real Academia de Gastronomía y los Premios Nacionales de Gastronomía


Desde hace 42 años, los Premios Nacionales de Gastronomía reconocen la labor de los mejores profesionales relacionados con el sector gastronómico. Desde entonces 47 jefes de cocina, 44 directores de sala, 18 sumilleres, 49 premios especiales, 45 periodistas especializados… entre los mejores de su profesión, han visto premiado su trabajo en unos galardones que representan la sensacional evolución de la cultura gastronómica de nuestro país.


Sobre el proceso de selección hasta llegar al los premiados finalistas, semanas antes del inicio del verano se invitó a las Academias Autonómicas de Gastronomía, y a los miembros de la Real Academia y de la Cofradía de la Buena Mesa, a que enviaran sus nominados para cada una de las categorías. Posteriormente se reunieron las Juntas Directivas de la RAG y de la Cofradía para cerrar una lista de finalistas, una tarea difícil teniendo en cuenta el gran momento que vive nuestro sector. Tras una segunda y definitiva votación en la que participaron las Juntas Directivas de la RAG, la AARAG y la Cofradía de la Buena Mesa, junto a los Presidentes de las Academias Autonómicas, para elegir a un único ganador en cada una de las categorías, los miembros del jurado enviaron directamente los votos a una notaría, la encargada de realizar el recuento final.


La Real Academia de Gastronomía, antes Academia Española de Gastronomía, ha tenido un cierto protagonismo y, sin duda, una gran influencia en la evolución de la gastronomía española de los últimos años. La gastronomía es, pues, a la vez origen y componente fundamental de la cultura y la civilización. La diversidad y la personalidad de las cocinas de España, tradicionales y modernas, fundamentadas en una excepcional riqueza agrícola, ganadera y pesquera, tienen pocos parangones en el mundo y aportan un valor original y destacado al conjunto de su cultura. Todo ello ha influido decisivamente en el atractivo cultural y turístico que nuestro país ha ejercido en todo el mundo a lo largo de los últimos decenios. La Real Academia de Gastronomía dedicará sus esfuerzos al estudio y la difusión de ese patrimonio, cuyo reconocimiento va a ser creciente en el siglo XXI.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.