Madagascar: la herencia francesa vitivinícola

|

Madagascar es una gran isla (1500 km de norte a sur) frente a la costa sureste de África. Está casi enteramente dentro de los trópicos meridionales, donde el trópico de Capricornio corta el tercio inferior de la isla.


Historia 


Dada su localización, uno asume que Madagascar no es un país productor de vino, o es uno que produce realmente muy poco vino. En el siglo XIX con los primeros misioneros jesuitas también llegó el conocimiento de la viticultura a la isla de Madagascar. 


En 1802, el botánico André Michaux cultiva las primeras cepas de la "Isabelle" (Vitis labrusca) en el área alrededor de Ivondro - probablemente más por curiosidad que por razones económicas. En 1845, el francés Jean Laborde produjo, bajo la atenta mirada de la reina Ranavalona, un vino al norte de la capital en Mantasoa. En 1886 un grupo de estadounidenses trataron cerca de Ambositra, en la sierra sur, el cultivo de la vid, y fue seguido por varios intentos adicionales en muchas partes del país.


Madagascarriziere jpg

Campos de arroz de Madagascar


La época de la isla bajo los franceses (que la invadieron en el año 1883 y no renunciaron oficialmente al control hasta 1960), ha dejado un legado de enólogos sorprendentemente fuerte. La viticultura en Madagascar comenzó con la colonización francesa. Precisamente en la década de los año de 1920, el vino realmente logra cantidades apreciables. En 1958, un abad cisterciense crea el monasterio francés Maromby, a pocos kilómetros al norte de Fianarantsoa. Hoy en día viven y trabajan en el monasterio casi exclusivamente monjes de Madagascar, y el vino se produce todavía de forma tradicional. Pero realmente despegó sólo en la década de 1970 en el marco de la ayuda al desarrollo por parte de Suiza. Sin embargo, cuando los suizos se retiraron hace unos años, la industria vitivinícola se resintió, y ahora está luchando por recuperar su fuerza anterior.


MadagascarMonastreMaromby2

Monasterio de Maromby y sus vinos


BodegasenMadagascar

Bodegas de Madagascar


Producción


La isla produce más de 7 millones de litros de vino en cada vendimia, la mayoría de los cuales proviene de viñedos ubicados en la meseta central. Esta región de los Hauts Plateaux es tanto el tazón de arroz del país como su copa de vino - seguramente uno de los pocos lugares en la tierra para sostener estos dos cultivos uno al lado del otro. Aquí, muchos miles de hectáreas de arrozales ocupan los lugares más húmedos de los valles, mientras que en las laderas bien drenadas por encima de ellas, los viñedos se perfilan alrededor de las laderas. Estos últimos se plantan principalmente con viñas híbridas que han sido seleccionadas específicamente para el clima tropical.


Los viñedos en los Hauts Plateaux de Madagascar se encuentran entre las altitudes de 500 m y 1500 m. Esta elevación proporciona un escape del calor trópico de las zonas costeras más bajas, y crea un mayor equilibrio climático en la temporada de crecimiento, lo que a su vez crea un mayor equilibrio en los vinos locales. En ambientes calurosos y húmedos, las uvas son muy propensas a enfermedades fúngicas, e incluso si estas se evitan con éxito (normalmente con productos químicos), el calor a menudo hace que las bayas alcancen altos niveles de alcohol potencial antes de alcanzar un buen nivel de madurez fenólica. Es por esta razón que la mayoría de los viñedos de la isla están situados a las altitudes más frescas de las áreas alrededor de las ciudades de Ambalavo (1000m) y Fianarantsoa (1135m).


El área vitivinícola asciende ahora a 800 hectáreas. Por lo general, los viñedos se encuentran en pendientes empinadas e interplantadas con piñas y plátanos, junto con arrozales y campos de caña de azúcar. El calendario vitivinícola es el del hemisferio sur. Así, la cosecha tiene lugar en febrero durante la estación de lluvias, que a menudo observa ciclones tropicales severos en Madagascar.


Paisajevincolamalgache

Viñedos en los Hauts Plateaux de Madagascar 



Bodegas y viticultores


En la isla se encuentran varios cientos de pequeñas explotaciones, cada una con unas pocas hectáreas de viñedos. A medida que la economía mundial de la producción de vino cambia, la inclinación es hacia los viñedos más grandes y una gestión más eficiente, por lo que el número de vignerons independientes está disminuyendo cada año en favor de las empresas más grandes con ambiciones más altas. Hasta la fecha, muy poco vino se exporta desde Madagascar a Europa o los EE.UU., dejando el ron como la principal exportación alcohólica de la isla.


Todo - la viticultura, el prensado, la fermentación y el envejecimiento - es muy básico y poco sofisticado en Madagascar, con un trabajo manual que domina todo el proceso.


Por lo general, el vino malgache tiende a ser de buena calidad de vino de mesa, no más. Tradicionalmente, las principales variedades de uva son Petit Bouchet, Villardin, Chambourcin y Varousset para vinos tintos y Couderc Blanc para vinos blancos. Estas son todas las llamadas variedades de uva híbridas americanas francesas. En general, las variedades de uva híbridas franco-americanas tienen la ventaja de ser robustas, pero no coinciden con las denominadas variedades europeas de uva (vitis vinifera) en términos de elegancia y refinamiento.


Una cooperativa de origen suizo


Se trata de una gran cooperativa de vinos, creada en 1971, que, con el apoyo del asesor de desarrollo suizo, se utiliza para hacer el mejor vino del país. Sin embargo, desde la terminación del proyecto suizo, la calidad ha sufrido, la cooperativa se ha encontrado con problemas financieros (y tuvo que suspender sus actividades de 2000 a 2006) y ahora está tratando con trabajo muy duro y con éxito para volver a la pista de despegue.


La cooperativa de vino Lazan'I Betsileo tiene actualmente 625 miembros. Su área de viñedo representa alrededor del 40% del total de Madagascar. Producen unos 500.000 litros de vino anualmente. Lazan significa orgullo en malgache.


Resultado de imagen de Lazan ‘I Betsilio S.A., a cooperative of Fianarantsoa


En manos chinas


En la actualidad hay una gran afluencia de chinos a Madagascar. Pero estos chinos de segunda generación tienen que ser distinguidos de los chinos de la primera. Estos llegaron al país a finales del siglo XIX y durante el siglo XX, principalmente como trabajadores forzados durante la colonización francesa y desde Mauricio después del colapso de la industria azucarera, Ahora están bien integrados en la sociedad de Madagascar, siendo malgaches con raíces chinas. Chan Foui et Fils S.A pertenece a este grupo. Chan Fao Tong, un chino malgache de primera generación produce uno de los mejores y también uno de los vinos más caros de la isla.


Clos Nomena


Clos Nomena es el sueño de Pâquerette y Jean Allimant, una pareja franco-malgache que vive en Francia, pero también en Madagascar, de donde viene Pâquerette.


En 2001, con la ayuda de expertos franceses, montaron un viñedo experimental en Ambalavao, en la región de Betsileo, con el fin de crear un vino que combinara el terruño malgache con las uvas francesas. Ellos plantaron cerca de 25 variedades de uva vitis vinifera diferentes. Después de cinco años, cuatro variedades de uva mostraron los resultados más prometedores, y estos fueron seleccionados para ser cultivados sobre una base comercial.


ViedosClosNomenaennoviembreResultado de imagen de madagascar wine production

Viñedos y variedad de vinos Clos Nomena


Con el fin de hacer vino de calidad, que podría ser comercializado en los mejores restaurantes de la isla y en otros lugares, necesitaban formar equipo con alguien de la industria del vino. Encontraron a este experto en un enólogo de Saint Emilion, que estaba dispuesto producir un vino malgache premium.


Inicialmente, se plantó una hectárea. La primera cosecha fue del año 2011, con una salida de 7000 botellas. En la actualidad plantaron otras 4/5 hectáreas intentando llegar a una producción a 60.000 a 70.000 botellas al año.


Respecto a las técnicas modernas de vinificación en general, el enfoque Clos Nomena es muy moderno, utilizando los métodos y técnicas que están disponibles hoy en día para los enólogos en Francia y en otros lugares. Todo el equipo fue importado de Francia. En cuanto a la gestión de viñedos, los viñedos están perfectamente mantenidos, la fermentación es controlada por temperatura.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.