Los albergues públicos del Camino de Santiago estrenan señalización táctil accesible para los peregrinos con discapacidad visual

|

Image gallery 2


La directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, visitó hoy la nueva señalización táctil accesible para personas con discapacidad visual total o parcial en el albergue de peregrinos de Ribadiso, en Arzúa. Estos trabajos se llevan a cabo en toda la red pública de albergues gestionada por el Xacobeo como parte del nuevo Plan de accesibilidad turística y del Camino de Santiago presentado el pasado mes de julio.


Al amparo de este plan, que aspira a convertir a la Comunidad gallega en un referente del turismo inclusivo a nivel internacional, se llevan a cabo numerosas acciones, entre ellas la colocación de más de 1.600 placas y atriles que disponen de altorrelevos, braille y pictogramas, entre otras características, para que cualquier peregrino pueda guiarse de manera independiente por el interior y exterior de los albergues. Estos elementos se instalaron en todas las estancias: habitaciones, aseos, duchas, cocina, comedores, salas comunes, tendales, zonas de paso restringido…


Se trata de una rotulación basada en la normativa oficial y en las pautas de manuales específicos de referencia ONCE. En su planificación e instalación, contó con la experiencia contrastada de técnicos de accesibilidad. Su utilidad se extiende, asimismo, la otros colectivos como personas mayores, público extranjero, niños y personas con afectaciones cognitivas.


Altura e inclinación para silla de ruedas


Las placas disponen de contraste cromático superior a un 60% segundo las recomendaciones y se realizaron en color mate para en el producir ni destellos ni brillos. La tipografía empleada también es accesible para permitir una mejor lexibilidad. De igual manera, los atriles en los que se instalaron los planos tiene la inclinación y altura correctas para que puedan acercarse hasta ellos personas en cadera de ruedas. Además de estar fabricados con materiales resistentes al envejecimiento, las humedades o las manchas químicas, están finalizados con cantos redondeados e instalados de tal manera que no produzcan ni daños ni cortes a los usuarios.


“El trabajo para una acogida sin barreras en el Camino de Santiago ya está en marcha y se puede comprobar en nuestra red de albergues, que servirá de estímulo para que todos tomemos conciencia de la importancia de hacer de la ruta xacobea una experiencia el más inclusiva posible”, afirmó la directora de Turismo de Galicia durante su visita a Ribadiso.


En este albergar, señalado como un buen ejemplo en estas materias, se llevan a cabo además trabajos para conseguir la accesibilidad universal, al igual que en el albergue de Melide, que forma parte de la misma etapa en el Camino Francés. Con estos avances, se ahonda en una línea de trabajo por la cual se suministró diverso mobiliario a los albergues para que las habitaciones y los baños sean completamente accesibles, tal y como indicó Predif en su informe para la redacción del citado Plan de accesibilidad turística de Galicia y del Camino de Santiago.


De hecho, las primeras acciones se ejecutaron antes de la conclusión y presentación del plan, con el fin de avanzar hacia los objetivos fijados. “Hace pocas semanas me los presentaba el plan con el sector y las asociaciones que trabajan por la accesibilidad y ya podemos comprobar que las palabras pasaron del papel a la realidad y cumplimos los compromisos”, afirmó Nava Castro.


Referentes del turismo inclusivo


El Plan de accesibilidad turística dedica un apartado específico al Camino de Santiago ya que, por sus características y su importancia como uno de los principales recursos patrimoniales de Galicia, se consideró que precisa un tratamiento individualizado. Contiene siete líneas estratégicas que se suman a las cuatro con las que cuenta en general el destino Galicia.


Para tener una diagnosis certera, se analizaron cerca de 700 establecimientos de alojamiento y restauración, y en el caso de la ruta xacobea se evaluó el grado de accesibilidad de más de 50 etapas, de cerca de 200 establecimientos de hospedaje y de 80 puntos de interés turístico.


Además de las medidas físicas puestas en marcha, en el plan se proponen diseñar productos y rutas de turismo accesible, impulsar campañas de sensibilización para lograr la complicidad de la sociedad y del sector, entre cuyos profesionales se promoverá la formación en legislación sobre accesibilidad y atención al cliente con diversidad funcional y necesidades diversas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.