La figura de Heidi promociona los vinos suizos

|

La Bündner Herrschaft es el punto más nórdico de los Grisones y representa la puerta de entrada a la región. Los excelentes vinos pinot noir le han dado fama al lugar como una zona vitivinícola. La pequeña región turística y su centro Maienfeld son, además, el hogar del famoso personaje de libros infantiles Heidi.


La zona vitivinícola de Bündner Herrschaft


La Bündner Herrschaft es el punto más nórdico de los Grisones y una pequeña zona turística y vitivinícola que se extiende desde la orilla derecha del Rin hasta la frontera nacional con el Principado de Liechtenstein. Su centro es Maienfeld. Aquí, en la puerta de entrada a los Grisones, espera Heidi, la ciudadana más famosa de la región. Hace 120 años, su autora Johanna Spyri se inspiró en la Bündner Herrschaft para escribir este bestseller mundial.


ViedosBndnerHerrschaft1

Viñedos Schloss Salenegg


La denominación «Herrschäftler», en todo caso, no es el gentilicio de los habitantes del lugar, sino la denominación para su excelente vino. La zona vitivinícola más importante de los Grisones está en la Bündner Herrschaft, que incluye los municipios de Fläsch, Maienfeld, Jenins y Malans.


Resultado de imagen de Fläsch, Maienfeld, Jenins y Malans. Pnorámica de Fläsch, Maienfeld, Jenins tres de las villas que conforman los Grisones


Ya hace tiempo que los vinos de los Grisones han dejado de ser un dato de exclusividad. No obstante, aún falta por descubrir su variedad. En la Herrschaft, una de las zonas vitivinícolas más cálidas de la Suiza germanoparlante, crecen 45 variedades de cepa, de las que se obtienen más de 50 vinos diferentes. Entre ellos, el Pinot noir domina con 78%. 


SchlossSalenegg2011e13962054142321024x764

Botella de Schloss Salenegg 2011 Pinot Noir


Los viñedos y las bodegas de vinos (llamados Torkel) están abiertos para su visita y el enoturismo, en la ruta de senderismo del vino uno puede aprender más acerca de la producción de esta refinada bebida. Todos los años, los viticultores, el clima y principalmente los vientos cálidos del sur se encargan de generar aquí maravillosos grados Oechsle. Varios vinicultores consolidan, además, sus mejores vinos en barricas, lo que les permite conseguir los primeros lugares en degustaciones internacionales.  


 

Enoturismo, en el entorno de los Alpes


El pueblo de Heidi


Maienfeld en la Bündner Herrschaft fue la inspiración de la poetisa Johanna Spyri al escribir su novela sobre Heidi. En el Heidi-Dorf, la historia de esta pequeña niña huérfana, alegre y amante de la naturaleza cobra vida en cada uno de los lugares originales descritos en la novela.


Johanna Spyri (1827-1901) creó con el libro de Heidi una imagen de Suiza romántica y natural que sigue ampliamente difundida hasta el día de hoy. Traducida a 50 idiomas e impresa millones de veces en cada uno de ellos y llevada a la pantalla en forma de documental, largometraje y dibujos animados, la historia de la pequeña Heidi constituye un verdadero clásico de la literatura infantil.


El pueblo de Heidi (Heidi-Dorf) ubicado en Maienfeld traslada a los visitantes de todo el mundo a la época en que se creó este cuento infantil, mientras que el Heidi-Weg (camino de Heidi) los conduce a través de un idílico paisaje a la casa de Heidi y a los pastizales alpinos. Un hermoso recuerdo son los suvenires originales de Heidi que se venden en la tienda del pueblo.


La casa de Heidi


Resultado de imagen de HeidiWeg 

Castillo de Salenegg


El vino y el castillo de Salenegg son inseparables. Desde 1068 se cultivan y prensan de manera natural vinos señoriales en uno de los más antiguos viñedos de Europa con una extensión de 12 ha. Ya en el año 950 el prior del monasterio de Pfäfer colocó la primera piedra de las actuales instalaciones del castillo con su viñedo. El poderoso árbol del lagar, que data del año 1656, está estrechamente relacionado con la historia de la familia von Gugelberg en el castillo de Salenegg.


SchlossSalenegg1

Castillo de Salenegg


Actualmente, lo viejo y lo nuevo se dan cita. Así ocurre con el Blauburgunder, cuyo mosto se almacena en tanques de acero y allí fermenta durante diez días, llevándose a cabo la reducción de la acidez de manera biológica. A continuación el vino se transvasa a grandes cubas tradicionales (toneles de madera) hasta que el joven vino despliega todo su carácter.




Youtube: castillo Salenegg

https://www.youtube.com/watch?v=CKNLuseGeqg

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.