A PARTIR DEL JUEVES 1 DE JUNNIO

La Muralla de Teruel abre sus puertas al público como recurso turístico

|


TeruelMurallarehabilitada

La Muralla de Teruel abre este jueves, día 1 de junio, sus puertas al público, la ciudad de Teruel incorporará un nuevo atractivo turístico con la posibilidad de visitar el Torreón del Agua y un tramo de muralla medieval anejo de 50 metros, que incluye el Portal de la Traición


El recorrido comprenderá la visita a una exposición que repasa la historia de la ciudad en la Edad Media y, sobre todo, el papel que jugó la fortificación en la Guerra de los Dos Pedros, librada en el siglo XIV.


El tramo visitable desempeñó una función clave en el asedio impuesto por las tropas castellanas. Además de ser la zona más dañada por el ataque, fue el punto por el cual, según la tradición, los invasores penetraron en la ciudad. La constatación de que era el tramo más vulnerable del recinto amurallado impulsó a los turolenses a reforzarlo en el siglo siguiente con la construcción de la torre de la Bombardera.


La exposición que se mostrará al público incluye 17 maquetas de máquinas de guerra medievales y tres réplicas a tamaño natural procedentes de la colección del historiador Rubén Sáez, además de una docena de armas representativas del equipamiento de los guerreros de la época. Las reproducciones incluyen catapultas, ballestas y torres de asalto, entre otros ingenios militares.


Las salas del edificio que sirve de acceso a la muralla se han decorado con escudos y paneles que informan sobre la evolución de las defensa de la ciudad, su papel en las guerras medievales y también sobre la traída de aguas del siglo XVI, que penetra en el Centro Histórico por la Torre del Agua.


El torreón del Agua abre sus puertas al público el 1 de junio como un nuevo reclamo turístico 

El Torreón del Agua, en la Muralla de Teruel 


Balas de catapulta


Entre las piezas más singulares de la exposición, figuran tres balas de catapulta utilizadas durante la Guerra de los Dos Pedros por el ejército castellano. Son tres esferas de piedra con pesos que oscilan entre 30 y 90 kilos que aparecieron en las excavaciones arqueológicas vinculadas a la restauración del monumento. El recorrido termina en las terrazas y en el Paseo de Ronda, que ofrecen una amplia panorámica de la ciudad y del acueducto renacentista de los Arcos.


Sáez explicó que las salas que se abrirán al público se dedican a la guerra entre Aragón y Castilla del siglo XIV -que culminó con la caída de la ciudad- porque el tramo contiguo a la torre del Agua "fue el más batido por la artillería castellana, con un despliegue de máquinas de guerra insólito hasta entonces en España". Las excavaciones en el frente de la muralla que incluye la torre del Agua han aportado 14 proyectiles –esferas de piedra– lanzados por los atacantes.


El historiador añadió que los contenidos museísticos convierten el sector visitable "en un atractivo turístico más consistente y con mayor aliciente que unas estancias vacías, además de permitir alargar el recorrido".


La visita completa dura en torno a media hora y de la gestión se encarga la misma empresa que abre al público los aljibes medievales de la plaza del Torico. El precio de entrada será de 1,2 euros, que se elevan a 2 en una visita conjunta con los aljibes.


El concejal delegado de Desarrollo Local, José Manuel Valmaña, auguró "éxito" a la muralla como reclamo turístico. Valmaña explicó que servirá para informar al visitante sobre la evolución de la fortificación desde el siglo XIII hasta el presente y manifestó la voluntad municipal de añadir a la visita a medio plazo el vano carlista de la muralla, recién restaurado y que, previsiblemente, se abrirá también al público en 2018.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.