EN una histórica bodega de Sudáfrica

Un ejército de patos combate las plagas en los viñedos

|

BodegasVergenoegd

Bodegas Vergenoegd en Stellenbosch, Sudáfrica 


Vergenoegd Wine Estate en Stellenbosch, Sudáfrica, tiene cientos de patos corredores indios que comen caracoles y otras plagas mientras ayudan a fertilizar la tierra.


Es una histórica bodega de 320 años de antigüedad y una de las fincas más antiguas de Stellenbosch, cultivando solamente variedades de uva tinta (Cabernet Sauvignon) y se encuentra a sólo 40 kilómetros al este de Ciudad del Cabo.


DCIM100MEDIADJI_0010.JPGViñedos de  Bodegas Vergenoegd, una de las fincas más antiguas de Stellenbosch (Sudáfrica)


Los caracoles y las babosas que se alimentan de las uvas en este viñedo sudafricano no tienen nada que hacer contra el ejército de viticultores de los patos que corren por la tierra dos veces al día, comiendo plagas molestas. Los patos actúan como plaguicidas vivos, ayudando a cosechar las mejores uvas para la compañía de vino Runner Duck.Son patos que contribuyen al objetivo de implementar prácticas agrícolas más respetuosas con el medio ambiente.También contribuyen a la fertilización de los viñedos. Tener los patos en la granja definitivamente ha ayudado a la bodega al no tener que usar tanto pesticida en sus viñedos, lo que también permite que los buenos insectos vivan y los que no sean tan buenos sean comidos por los patos.


The-Indian-Runner-Duck-Parade-768x514 

Este ejército de patos puede limpiar más de 1 hectárea de organismos molestos. Los patos indios son una especie extremadamente única. Se ponen de pie como pingüinos y corren en lugar de zancar. En su país de origen, India, estos animales se han utilizado durante siglos en los campos de arroz contra plagas. En el año 1983, Vergenoegd Wine Estate, importó los seis primeros animales y sentó así las bases para la población de hoy casi 1000 patos.


El único inconveniente de este concepto es el enorme coste de la alimentación, el cuidado y alojamiento de alrededor de 1.000 patos. Casi 14.500 euros deben invertir Vergenoegd cada año, siete veces más que si aplicasen pesticidas. Esto también se refleja en el precio del vino. Pero esto por ahora no influye en el consumidor, al contrario, la salida del ejército de patos por la mañana y por la tarde atrae a una gran cantidad de visitantes, incluso se puede reservar tours con ellos.


duck-tour-3 

Ninguno de ellos es para consumo, incluso cuando el restaurante de la bodega ofrece especialidades gourmet de pato. Son exclusivamente mano de obra de la finca: tienen sus propias jaulas, guardería para los polluelos, «tiempo libre» sobre el césped y en el embalse de la finca, y un criador de patos residente que los cuida.




Fuentes:

http://vergenoegd.co.za/about/the-duck-parade/

http://vergenoegd.co.za/category/the-ducks/


Videos:

https://vimeo.com/194583930

1 Comentarios

1

Es maravillosa la mm idea de mantener seres vivos que forman parte de un ecosistema a pesar de los costos que representan a la empresa...continuen preservando la vida...

escrito por andreina 30/sep/17    18:47

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.