Felicísimo Pereira: la aventura de ser enólogo en Galicia

|

Antonio Freijido Blanco es el fundador en 1892 de la bodega Freijido en Ribadavia. Uno de sus ocho hijos, Manuel Freijido, desarrolló una activa vida pública y social y durante la dictadura de Primo de Rivera fue concejal en la alcaldía que presidía entonces Jesús Pousa. Su vida laboral la ejerció en la empresa familiar, muy prestigiada fuera y dentro de la provincia siendo su producto estrella un riquísimo licor tostado. La familia Freijido era y es conocida en Ribadavia como “los salados”.


Presidente consejoreguladorRibeiro FelicisimoPereira devinos

Felicísimo Pereira Freijido


La Bodega Herederos de Jesús Freijido fue fundada en 1997 por los tres hermanos de la familia y actualmente el único responsable es Felicísimo Pereira Freijido. Viene de una familia que ha estado siempre vinculada a este mundo. Su abuelo era de una saga que controlaban todo el Ribeiro, fueron los precursores del Ribeiro moderno, los que empezaron a comercializarlo. Empezó su bisabuelo y de su familia fue el único que siguió haciendo vino de su viñedo. Mientras todos los hermanos compraban vino para venderlo después, él conservó su bodega. Cuando el abuelo de Felicísimo dejó la bodega, ésta pasó a sus padres y luego a él. “Feli” es la cuarta generación de la saga Freijido, que ha sabido recomponer la viña durante años, que pertenecía a su abuelo materno Jesús Freijido, otro de los ocho hijos de Antonio Freijido, en la que ya se elaboraba vino a principios de siglo y siempre con uvas de su viñedo. 


La bodega es una de las pocas que hay en la parte histórica de la Villa, en plena Judería. Es una bodega de colleiteiro con poco más de 9500 botellas, obtenidas casi todas de las uvas de una viña con mucha historia, La Cabrita. Un viñedo ejemplar situado en socalcos, plantado con castas autóctonas y propiedad de la familia de Felicísimo Pereira desde hace varias generaciones. Una viña replantada tras la plaga de filoxera en 1892, que supone uno de los viñedos más viejos de España.


Resultado de imagen de BODEGA EL PARAGUAS FELICISIMO Felícisimo Pereira Freijido, enólogo, bodeguero y presidente de C.R.D.O. Ribeiro 


Resultado de imagen de Bodegas El Paraguas Agás do Tempo y Viña Cabrita son la base histórica de la bodega con uvas de Treixadura, Torrontés, Albariño y Loureira. Ahora están acompañados por El Paraguas Atlántico vino elaborado conjuntamente con Marcial Pita, Enólogo y Sumiller, natural de San Sadurniño y Miembro de la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino.


El Paraguas es un vino de autor y su etiqueta ilustra con sentido del humor las peculiares y a veces difíciles condiciones climáticas de la tierra donde se cultiva. Se elabora con Treixadura, Godello y Albariño en pequeños depósitos a medida de acero inoxidable de última generación, así como barricas borgoñonas de 500 litros; todos ellos perfectamente acondicionados con equipos de temperatura. Todos procedentes de un viñedo de 3 hectáreas rodeando la nueva bodega dentro del mismo Valle del Avia del Ribeiro donde ya venían trabajando, en el municipio de Cenlle.


Otro de sus proyectos innovadores es la elaboración de vino en la parroquia de Esmelle, Ferrol, donde Felicísimo Pereira emplea la variedad Blanco Legítimo en un par de viñedos que se erigen como un jardín de pruebas, donde se valoran diversos clones y procedencias de esta variedad autóctona todavía por descubrir.  La variedad de blanco lexítimo era una de las dos uvas autóctonas que se cultivaban en la zona de Betanzos, si bien a finales del siglo XX fue desplazada, como otras cepas en dicha comarca, por el ataque de diversas plagas y la introducción de otras plantas de mayor rendimiento.


La primera cosecha del 2015, Astillero 2015, es el primer blanco producido en la comarca de Ferrolterra. Los racimos con los que fue elaborado este vino proceden de una parcela expuesta y orientada hacia el sol de mediodía, ocupando un cuarto de hectárea de terreno. Este blanco experimental y sin carácter comercial fue elaborado en colaboración del CFEA de Guísamo, organismo dependiente de la Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia, que cedió sus instalaciones y su esfuerzo para materializar este vino de ridícula tirada, tan sólo 47 botellas.


Otro nuevo vino de pago, elaborado con uvas autóctonas del Valle del Avia es La Sombrilla, un blanco elaborado en la D.O. Ribeiro con el triunvirato de grandes castas autóctonas gallegas: la treixadura, la albariño y la godello. Las uvas proceden de la Viña de Eladio, que se encuentra en la zona de San Andrés del municipio de Ribadavia en una parcela expuesta en un anfiteatro y ocupando 2 hectáreas de terreno.


Resultado de imagen de Bodegas El Paraguas 

Fai un Sol de Carallo es un vino concebido en la D.O. Ribeiro con el triunvirato de grandes uvas autóctonas gallegas: treixadura, albariño y godello. Está elaborado a partir de una selección de racimos procedentes de vides situadas en los socalcos o bancales más favorecidos de un viñedo plantado en 1892 y que han sido elaborados íntegramente en una barrica de 600 litros. La producción es tremendamente limitada, tan sólo 780 botellas, repartiendo el cupo a sus distribuidores exclusivos de nueve países repartidos por tres continentes.

Resultado de imagen de Bodegas El Paraguas 

En el extenso currículum de “Feli” destacan sus incursiones como jurado en concursos internacionales, así como su actividad docente como experto profesor en Enología y Viticultura en diversos cursos de la UNED. Es también desde febrero 2016 presidente del Consejo Regulador de la D. O Ribeiro.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.