ALEMANIa

Por la Ruta del Queso de Schleswig-Holstein

|

 Lauenburgo, a la orilla del río Elbe, comienzo y final de la Ruta del Queso


Los fríos paisajes del norte de Alemania son los protagonistas de esta ruta circular de casi 500 kilómetros que tiene su inicio y final en la ciudad de Lauenburgo. En esta costa azotada por el viento, brumosa y bañada por las gélidas aguas del mar del Norte y el Báltico se producen algunos de los mejores quesos del país.La ruta visita las islas Frisia y las Halligen y bordea el litoral hasta la ciudad de Hamburgo.


Casa típica


Alemania es diferente. No existe un queso que pueda ser visto como bien cultural nacional. Aquí el queso no llega al cliente. Los clientes deben ir al queso, concretamente en el interesante norte de Alemania, delimitado por el mar del Norte, el Báltico y el río Elba; donde las formaciones costeras están marcadas por el viento y el agua; donde sobresalen las típicas casas con techumbre de caña, aquí es el hogar de las vacas de manchas negras y de numerosas ovejas pastando en verdes prados, con cuya leche se fabrican más de 120 excelentes variedades de queso. 


MapaRutaQueso

La Ruta del Queso 


Resultado de imagen de Schleswig-Holstein


«Käsestraße Schleswig-Holstein», fue creada en 1999 y comprende casi 500 km, desde Lauenburg, pasando por Lübeck, Kiel hasta Flensburgo, desde la isla de Föhr a lo largo de la costa del mar del Norte y el Elba, pasando por Hamburgo hasta Lauenburgo. En esta asociación se agrupan más de 40 queserías, cuyo objetivo es fomentar la tradición del queso en Schleswig-Holstein, y están representadas unas 120 variedades de quesos diferentes. El punto de partida de esta asociación fue el mercado de queso celebrado en 1999, impulsado por el movimiento culinario «Slow Food» en la sede del ecomuseo de «Kiekeberg», cerca de Hamburgo. Dada la diversidad de tipos de quesos de Schleswig-Holstein que se presentaron, a los productores lecheros de Schleswig-Holstein se les ha dado el sobrenombre de «viticultores del Norte». En particular, allí se expusieron, en representación del «Käseland Schleswig-Holstein», las diferentes variedades de «Holsteiner Tilsiter».

Resultado de imagen de Holsteiner Tilsiter 


Historia


Schleswig-Holstein cuenta con una larga tradición de producción lechera, debido a que ofrece unas condiciones excepcionales para ello. A fines del siglo XVI nació en los ducados de Schleswig y Holstein una verdadera industria lechera, cuya producción superaba las necesidades de estos territorios. En aquellos tiempos, los refugiados holandeses introdujeron en este Land las técnicas de la producción lechera profesional. A fines del siglo XIX se desarrolló la estructura de las lecherías cooperativas. Solo en 1888 se establecieron 251 nuevas granjas lecheras. Tanto la estructura de las explotaciones lecheras como el excelente nivel de cualificación, unidos a las favorables condiciones climáticas y edafológicas, hacen de Schleswig-Holstein un lugar privilegiado para la producción lechera en Europa. No es casual, por lo tanto, que la raza lechera «Holstein-Fresian» —también llamada comúnmente en Alemania «Schwarzbunte» (blanquinegra)—, mundialmente conocida, lleve este nombre. La disponibilidad de leche y de cuajo de ternero ha favorecido el desarrollo de la fabricación de quesos en el Land.

Resultado de imagen de Schwarzbunte 

Ello redunda en beneficio tanto de la producción lechera como de la fabricación de quesos, reflejándose, en particular, en el carácter especiado y aromático del «Holsteiner Tilsiter».


El queso Tilsit


El «Holsteiner Tilsiter» posee una excelente reputación, pues se trata de una especialidad quesera local de calidad superior desde hace prácticamente 120 años. Según antiguos documentos, ya en el siglo XVI había en la Suiza de Holstein, en Gut Behl, un queso similar. La primera descripción de la receta del Tilsiter procede de una tal Sra. Westpfahl, que vivía en una granja en la ciudad de Tilsit, en la entonces Prusia oriental. De allí proviene el nombre de este tipo de queso. Esta receta llegó a fines del siglo XIX al actual Schleswig-Holstein, donde el Tilsiter se convirtió rápidamente en el queso más popular, tal como sigue siéndolo hasta hoy.


C0EuIuXW8AIb3fG jpglarge

Queso Tilsiter


Aún cuando la tecnología ha avanzado de manera increíble, la fabricación de quesos sigue siendo manual. Para poder realizar una visita a alguna quesería, es aconsejable solicitar una cita con anticipación. La ruta del queso permite experimentar, conocer y saborear lo mejor de la zona, además de brindar la posibilidad de apreciar paisajes soñados con castillos barrocos y casas señoriales a los lados del camino, además de preciosas iglesias y excelente arquitectura gótica en ladrillo.


Una visita obligada es al Museo al aire libre en Molfsee. Se puede además realizar paseos en barco y recorridos en bicicleta o a pie siguiendo el Canal de Kiel. La ruta del queso ofrece gran variedad de atracciones tanto para adultos como para pequeños y es uno de los sitios más pintorescos.


Open-Air Museum Molfsee Museo al aire libre de Molfsee



Fuente:

http://kaesestrasse.eformation.de/de/startseite/

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.