Fray García de San Francisco: el primer viticultor de Texas

|

Nació hacia 1602 en Villalba, región del aljarafe de Sevilla (hoy provincia de Huelva) en Andalucía, España. Tuvo por nombre Francisco García Jiménez hasta que tomó los hábitos religiosos y profesó en la orden de San Francisco, el 4 de octubre de 1623, en el convento de Churubusco, de la provincia religiosa de San Diego de México. En 1628 se unió a la caravana de Fray Esteban de Perea como misionero para la evangelización de los grupos indígenas nativos de Nuevo México, en ese entonces territorio del extremo norte de la Nueva España en proceso de colonización. Fue destinado junto con Fray Antonio de Arteaga a cristianizar a la tribu de los piros, con quienes fundaron las misiones de Senecú y Socorro entre 1630 y 1640. Hacia 1636 debió cumplir el mandato de sus superiores de ordenarse como sacerdote, lo que antes había rehusado por humildad según los cronistas. Falleció el 22 de enero de 1673 en la Misión de Senecú, la cual fue destruida dos años después por los indios apaches.


Los primeros pasos de la viticultura de Texas


El vino sacramental en las primeras etapas de El Paso del Norte aparentemente tenía sus raíces más al norte hasta el Río Grande en Nuevo México. Antes de que Fray García de San Francisco viniera a El Paso para fundar la Misión Nuestra Señora de Guadalupe y plantar viñedos, sirvió en San Agustín de Senecú (en el actual Nuevo México).


Misión Nuestra Señora de Guadalupe 


Ya en la década de 1630 la Misión de Senecú produjo vino para abastecer a otras misiones en Nuevo México. Para reforzar su vino de producción local, los franciscanos también recibieron envíos de vino de la Ciudad de México. Estos envíos eran vinos españoles importados que se destinaban a ser usados en los sacramentos de la Iglesia Católica. Se rumoreaba entonces que los sacerdotes podrían haber vendido el vino español más deseable a los apasionados y emplear el vino local como sustituto. Como vemos, las virtudes del vino en la Iglesia católica a los ojos de Dios son por su valor sacramental y no por su experiencia gustativa.


Sin embargo, la Misión de Senecú fue de corta duración debido a los severos y sangrientos disturbios causados por los nativos. Los misioneros volvieron hacia el sur a los confines más seguros del asentamiento y la misión creciente y mejor defendida en El Paso del Norte y las líneas de suministro más cortas y más estables a la Ciudad de México. Así, Fray García de San Francisco trajo sus talentos vinícolas y vinícolas a El Paso para reclamar su derecho de nacimiento como el aclamado "primer viticultor de Texas", aunque antes de la independencia de Texas del gobierno mexicano que tuvo lugar más de 150 años después.


La Corona española y el vino de las Américas


Otro factor que contribuyó a la producción de vino en El Paso fue un cambio en la política española con respecto a la producción de vino en las Américas. Ya en 1519, bajo la dirección del Rey de España, se enviaban esquejes de vid y esquejes y raíces en todos los buques destinados al Nuevo Mundo con la esperanza de suministrar vino local. Los esfuerzos para establecer una industria vinícola del Nuevo Mundo fueron inicialmente exitosos. Sin embargo, en 1595, el rey de España dio nuevas órdenes para que las nuevas plantaciones o reemplazos de viñedos en el Nuevo Mundo fueran prohibidas por temor a que las colonias se volvieran autosuficientes en la producción de vino, pero ya era demasiado tarde.


A los productores norteamericanos no se les permitía exportar su vino a ningún lugar que pudiera ser abastecido desde España, la prohibición sólo veía una aplicación limitada. La mencionada prohibición española data del siglo XVII, precisamente el siglo en que la siembra de vides de Fray García de San Francisco comenzó en El Paso del Norte. Lo mejor que podemos decir es que los primeros esquejes fueron plantados en El Paso del Norte en 1659, cuando fundó la misión allí. La misión estaba en la ribera sur del río Grande en lo que se convirtió en Juárez, México, y sus viñedos fueron sembrados en la tierra rocosa seca y arcillosa de la costa norte. Esto fue más de cien años antes de que otros misioneros españoles llevaran por primera vez su cultivo de vino y vino a California.


La producción de vino en El Paso e incluso la producción de aguardientes de uva destilados (por ejemplo brandy) se convirtió en el sólido negocio para la Iglesia Católica. Eventualmente, el gobierno mexicano secularizó este negocio que continuó floreciendo como una industria comercial local a través de los años 1700 y hasta mediados y finales de 1800. Las entradas de diario de los viajeros a través de la región durante ese período son explícitos sobre la alta calidad de los vinos y brandies disfrutados por estos primeros turistas de Texas.


DelaneyVineyards1

Bodegas Delaney


La recuperación de la cultura del vino de Texas


Dentro de la historia de Texas hubo un largo período de lucha que involucró batallas con tribus nativas por derechos a la tierra, batallas de secesión confederada y guerra civil y batallas de prohibición en ventas y consumo de bebidas alcohólicas. Estos no apoyaban el cultivo de una cultura de vino en Texas.


Sin embargo, casi todos los agricultores inmigrantes europeos que llegaron a Texas en el siglo XIX trajeron consigo el amor por el vino y su lugar en la vida cotidiana. Estos trasplantes a Texas trataron de hacer vino, algunos usaron uvas nativas y otros encontraron variedades híbridas que podrían soportar las presiones de la enfermedad y un clima de extremos.


En los años 70, el vino causó una revolución en Texas, particularmente en ciudades como Grapevine, FredericksburgLubbock en donde se impulsó el nacimiento y desarrollo de viñedos. Texas cuenta con 8 tipos de uva, los cuales crecen a lo largo de todo el estado, cada una con su propio clima y tipo de tierra, es por esto que existe tan diversa variedad de vinos. Actualmente, Texas ocupa el quinto lugar entre los principales productores de vinos de Estados Unidos con más de 95 viñedos o casas productoras y más de 220 familias propietarias de viñedos, es decir unas 1500 hectáreas de tierra.


Viñedos de Grapevine


Viñedos y bodega Grape Creek Vineyards


ViedoenFredericksburg

Viñedos en Fredericksburg


Fuentes:


http://maquilasquematan.blogspot.com.es/2006/12/un-sevillano-el-fundador-de-ciudad.html


The History of Texas Wine: From Spanish Roots to Rising Star, Autores: Neil Crain y Katherine Crain, Editorial American Palate, 2013

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.