DATA DEL SIGLO VI

El monasterio de San Pedro de Rocas, en Esgos (Ourense) el más antiguo de Galicia

|

La espadaña a la entrada de la iglesia de San Pedro de Rocas en Esgos, Ourense 


El monasterio de San Pedro de Rocas está situado en Esgos,Ourense, en medio de exuberante vegetación y en  plena ruta de las Iglesias Luciérnagas de la Ribeira Sacra. 


La Ribera Sacra, es tierra de eremitas y anacoretas, estaba llena de eremitorios y pequeños monasterios como este, la mayor parte de los cuales terminaron por desaparecer. Así que hay pocos lugares en los que puedas ver algo tan espectacular como esto porque ante ti tienes el único eremitorio que se conserva en Galicia en la actualidad y uno de los más antiguos de Europa, en otro orden de cosas y derivado de los conocimientos que los monjes supieron aplicar a las vides cultivadas en sus laderas, ha hecho que estos bancales hayan convertido a sus caldos, amparados por la D.O. Ribeira Sacra de las valoradas de Galicia


ViaRomanaViedos 1

Ribeira Sacra, un bello paraje a orillas de los ríos Miño y Sil, donde se encuentra la bodega Vía Romana fundada en 1997 y levantada sobre los cimientos de otra, del S. XVI.


Este singular conjunto de S. Pedro de Rocas, se encuentra a unos 21 km de Ourense, dentro del Concello de Esgos. Tras adentrarse en las serpenteantes carreteras de la Ribeira Sacra, en su interior podéis encontrar la recepción y el Centro de Interpretación de la Ribeira Sacra y de la vida monástica de San Pedro de Rocas 


Fundado en el año 573 gracias a 7 hombres que deseaban retirarse a una vida de oración, según demuestra una lápida encontrada en la iglesia y que en la actualidad puede ser visitada en el Museo Arqueológico de Ourense. En los siglos posteriores pasó a depender de San Esteban de Ribas de Sil y de San Salvador de Celanova. Está considerado un monasterio rústico único en Galicia por estar escavado en la piedra. El monasterio fue declarado monumento histórico artístico en 1923. El gran valor de San Pedro de Rocas es antropológico más que estético.


Consta de tres naves excavadas en el interior de una descomunal roca del Monte Barbeirón. Se piensa también que la situación de las tres naves en el interior de la gigantesca piedra resultó del aprovechamiento de cuevas ya pobladas en la antigüedad.


Interior de la iglesia de San Pedro de Rocas, Esgos, Ourense


Características de notable originalidad es su campanario situado sobre una peña exterior o sus arcos labrados en los mismos muros. De valor incalculable son suyas representaciones paleocristianas de la Diáspora Apostólica y sus famosos sarcófagos de forma antropoide, excavados en la misma roca que sirve de planta a la edificación. 


Al salir del Centro de Interpretación dirígete a la curiosa espadaña (Foto Titular). Antes de llegar a la derecha se encuentra la iglesia nueva que, se construyó en el siglo XV y es de la misma época que la espadaña.  Al entrar en su interior se pueden observar las cuevas originales excavadas en la roca.


Sarcófagos, la mayoría de los propios monjes


Al penetrar en el interior de la iglesia el lugar produce una extraña fascinación, seguramente te quedarás absorto contemplando el conjunto de tumbas antropomorfas altomedievales de diferentes épocas y las tres pequeñas cuevas excavadas en la roca iluminadas a través de un hueco que se abre en el techo de la nave central.


Capillas interiores, una parte más antigua del monasterio


Los gruesos muros interiores de la iglesia guardan entre sus piedras más de mil quinientos años de historia


Al recorrer el interior, en la nave izquierda se encuentra un hueco donde se dice estaba la tumba de Gemodus. En él se descubrieron los restos de una pintura mural del siglo XII con imágenes de los apóstoles y un mapamundi. En la nave derecha existen dos sepulcros de caballeros fallecidos en batalla.


Ya sólo queda acercarse a la espadaña a la que se puede subir. Atravesando el hueco abierto en la roca y sube por unas escalinatas excavadas en la propia piedra. Si no tenemos vértigo, desde aquí podrás contemplar la espesa vegetación que rodea el monasterio. 





Antes de marcharse visitar también la fuente de San Benito que según dice la tradición tiene propiedades milagrosas y cura las verrugas. Cierto o no, la fuente es realmente peculiar: el agua no llega a ella desde un manantial, sino desde la ladera, cayendo de forma natural. En en todo el entorno del monasterio hay canales excavados en la roca para recoger el agua, que llega a correr entre las tumbas, por lo que se cree que en tiempos inmemoriales en este templo hubo algún tipo de culto relacionado con el agua. Terrible es otra leyenda, la de la pinga, (goteo, en castellano) que asegura que en San Pedro de Rocas se castigaba a las mujeres pecadoras dejando caer una gota de agua sobre su frente hasta que enloquecían.

 

La fuente se encuentra a escasos doscientos metros, sólo hay que seguir el indicado Camino Real que comunica el monasterio con la localidad de Esgos.


Debajo de las rocas está la fuente, de San Benito. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.