El castro de A Cidá, en Ribeira (A Coruña), un tesoro que hay que mimar

|

Castro de A Cidá en Ribeira de A Coruña. 



Magnífico. Ese es el calificativo que se merece el castro de A Cidá (o Cibdá), en un monte que vigila por un lado lo que hoy es el parque natural de Corrubedo y por otro la entrada a la ría de Arousa, con Ribeira abajo. Forma parte de una cadena que incluye dos poblados prehistóricos claramente a la vista: el del monte Tahúme, del que no se conserva nada, y el del monte siguiente, literalmente inaccesible.



Está parcialmente excavado, tarea que ya empezó el gran Florentino López Cuevillas, y lo que se ve alegra el ojo. Queda, por supuesto, mucho trabajo por delante, y hay que esperar que no se detenga.



Para llegarse hasta allí, la mejor referencia es el Mirador da Ra.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.