El Ciclo de Puente Viesgo revisará desde mañana las pinturas rupestres de los equinos del Paleolítico

|

El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo en Cantabria, revisará este miércoles las características y peculiaridades técnicas de las pinturas rupestres de équidos o equinos (mamíferos de extremidades con un solo dedo terminado en pezuña) del Paleolítico, en la séptima conferencia programada este año por la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo, que se iniciará a las 19,30 horas en el Gran Hotel Balneario de la localidad.


Pintura Cuevas de Monte Castillo, Puente Viesgo Cantabria

                      

                                   

Carlos Vázquez, guía del yacimiento rupestre de Siega Verde (Salamanca) será el encargado de impartir esta séptima conferencia del Ciclo de Puente Viesgo de 2016, que este año cumple su vigésimo sexta edición, con una ponencia titulada "Los despieces ventrales en M en los équidos superpaleolíticos peninsulares". 


Vázquez sucede en la lista de conferenciantes invitados este verano al catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria (UC), Pablo Arias, que disertó sobre los yacimientos prehistóricos "concheros" (con abundancia de conchas marinas) descubiertos en el sur de Portugal, en concreto en el Valle de Sado, y correspondientes al período megalítico. 


Arias recordó que desde el año 2010 un equipo internacional de investigadores, del que forma parte la UC, trabaja en estos asentamientos portugueses para indagar cómo fue la transición de los cazadores recolectores a los agricultores en la denominada fachada europea (costa portuguesa, Cantábrico y Gran Bretaña).


El prehistoriador de la UC destacó la relevancia científica de los yacimientos concheros del país luso, que también han sido descubiertos en la zona cantábrica, y que suelen ubicarse en cuevas cerca del mar, donde habitaron comunidades humanas de cazadores y recolectores, que completaban su dieta alimenticia con el consumo de recurso marinos, fundamentalmente lapas y caracolillos.


Arias precisó que, según las investigaciones realizadas en 11 de estos yacimientos concheros portugueses, algunos de estas conchas marinas se han localizado en lugares bastante alejados del mar (a unos 15 kilómetros) y que estos asentamientos prehistóricos concheros siempre se relacionan con la existencia de ciertas materias primas porque, como puntualizó el ponente, "donde no había silex, no había concheros".


Sepultura mesolítica en Poças de São Bento, Valle del Río Sado (Portugal)


El profesor de la UC agregó que los yacimientos concheros del sur de Portugal eran "sitios de hábitat pero donde también aparecen cementerios, algo que no es habitual en los localizados en otras zonas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.