Aogashima: vivir dentro de un volcán

|

¿Qué se sentiría vivir dentro de un volcán? Los habitantes de Aogashima pueden responder esa pregunta. Esta isla tiene la particularidad que en su centro se encuentra un volcán inactivo.


Aogashima es parte del Archipiélago de Izu, a 320 kilómetros al sur de Tokyo. Tiene una extensión de casi 6 km2 y tiene una altura máxima de 423 metros sobre el nivel del mar. La isla cuenta con 205 habitantes y pertenece a Japón. La isla tiene una forma peculiar, con el volcán al centro y un valle hondo a sus alrededores. La figura se asemeja a la de una dona (dónut), solo que invertido. 


Lo más curioso de todo: Aogashima es un volcán dentro de un volcán. Aogashima todavía se considera un volcán Clase-C activa a pesar de que tuvo su última erupción en 1780. La última vez que hizo erupción mató a casi la mitad de la población de la isla y obligó a los habitantes restantes a huir. Le costó cincuenta años para que las personas pudiesen regresar.


Aogashima es conocida por tene runa caldera volcánica dentro de otra. Así que lo que tienes es un cráter gigantesco, que es la misma isla, dentro de un volcán más pequeño. Es por ello que la isla tiene esta forma tan llamativa, como salida de una película de fantasía.



Para llegar a Aogashima hay dos opciones: en barco y en helicóptero. Sin embargo, es difícil encontrar un punto en el cual anclar el barco (tarda en llegar 3 horas desde la isla más cercana), ya que hay varios precipicios y yacimientos de roca volcánica que dificultan navegar su alrededor. El barco y el helicóptero se pueden tomar desde Hachijojima la isla más cercana a unos 60 km de distancia. El helicóptero sale una vez al día con un máximo de nueve pasajeros y el vuelo dura alrededor de 20 minutos. Muchas veces se puede cancelar el vuelo debido a la neblina. Por todo esto, Aogashima sigue siendo una isla poco visitada.


La isla cuenta con una escuela primaria con unos 25 estudiantes. Cuando llegan a la edad de quince años para ir a la escuela secundaria tienen que trasladarse al el continente y no se sabe si y cuando van a volver a Aogashima. Las canciones folclóricas que aquí la gente canta en su mayoría tratan de las historias de salir de la isla y separarse de sus seres queridos.


Estando en Aogashima puedes hacer varias cosas. Primero, algo que no te puedes perder es un recorrido al volcán interno, el Otonbu. Este volcán es la mayor elevación de la isla y permite una hermosa vista periférica. La duración del senderismo volcánico puede ser entre 45 a 90 minutos.


Los acantilados más altos es Otonbu una colina con 423 sobre sus cresta sur


Hay que recordar que las calles son muy estrechas y la velocidad está limitada a 30 km/h, tampoco hace falta pisar el acelerador, ya que en 15 minutos das la vuelta a la totalidad de la isla.


También puedes visitar el sauna de Fureai. Impulsados por energía geotérmica y gas, estos baños ofrecen sauna, un baño público, regaderas, una sala lounge y un horno para cocinar. Un platillo típico de la isla son huevos cocinados en este tipo de horno.


Sauna de Furea 


Por último, puedes visitar la fábrica de sal de la isla. Los residentes extraen la sal calentando agua de mar en cráteres volcánicos hasta que se evapora el agua. Esta sal rica en calcio es un souvenir popular.


Sal de Hingya



Fuente:conoce-japon.com y elaboración propia

1 Comentarios

1

Me gustaría visitar la isla se ve preciosa

escrito por Rafael melian del valle 21/dic/16    03:02

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.