​Viticultura nórdica

|

Aunque no se lo crean, muy al norte de Europa pueden ustedes encontrar cepas, viñedos y bodegas. Según el libro Guinness de los Records el viñedo más antiguo ubicado al norte del planeta está en Letonia, concretamente en un pueblo de alrededor de 1700 habitantes llamado Sabile. Desde  el siglo XIV consta la producción de vino que fue interrumpida durante la ocupación soviética y retomada en el año 1989 por iniciativa de varios estudiantes de agricultura y jardinería. Hubo un primer periodo entre el los siglos XIV y XVI bajo el mandato de las órdenes religiosas militares teutonas, que a partir del siglo XVII se hizo muy extensiva y llegó a exportarse principalmente en zonas de Europa Oriental.


El viñedo de Sabile está ubicado a 115 m sobre el nivel del mar y alberga una extensión de 1,5 ha. Anualmente todos los meses de julio se celebra una fiesta del vino donde se consume casi la totalidad de la producción del vino exclusivamente tinto. Lo que sorprende a los sureños europeos es como puede sobrevivir la cepa con montones de metros de nieve en invierno y con una temperatura media de -20ºC. El secreto reside en la variedad de la uva Zilga que, según expertos, es resistente hasta incluso a temperaturas de -40ºC.


Viñedo en Letonia


Donde sí es asombroso encontrar viñedos de reciente plantación es en Noruega, concretamente, en la zona de Gvarv (150 km al sur de Oslo), lugar en que se ubica Lerkekåsa Winefarm que desde el año 2009 utiliza para la elaboración de sus vinos la variedad de uva Solaris (blanca), un híbrido creado en el año 1975 y muy resistente a las heladas. Esta experiencia pionera noruega incluso se está vendiendo internacionalmente como el enoturismo más extremo de Europa.


Viñedo en Noruega, de la zona de Gvarv 


Geográficamente los viñedos más al norte de Europa curiosamente están en Escocia, concretamente en la isla de Lewis en las Islas Hébridas, donde un misionero retirado, David Hope, cultiva con su mujer Jean, viñedos con las variedades Black Hamburg y Rondo (ambas tintas) y donde experimenta con híbridos bálticos y rusos llamados Dalnivostock Ramming y Jublienka Novgoroda. 


Otros pioneros de la viticultura escandinava los encontramos en Suecia, concretamente en la isla de Gotland, donde desde el año 1997 se plantaron cepas en una superficie de cinco hectáreas siendo la producción media alrededor de 3000 botellas a un precio medio de entre 20 a 30 euros según la vendimia de cada año. En la actualidad Suecia ya cuenta con una asociación de viticultores (Föreningen Svenska Vinodlare) que agrupa a más de 200 socios, incluso de Finlandia con sus islas Aland, que luchan por conseguir de poder vender directamente al consumidor sus vinos y no pasar forzosamente por las tiendas estatales, Systembolaget. Los seminarios y cursos de formación en viticultura tienen una gran demanda e incluso listas de espera. El proyecto Vinland Sveriga, bajo supervisión de la Universidad de Lund, está experimentando con las variedades Blaxta Vingård, Solaris y Rondo, muy resistentes al frio y con Chadornnay y Merlot, e incluso ya se est promocionando, aunque extraoficialmente, una ruta del vino sueca.


Vinstockar vid ladugard sommar1388

Bodega y viñedos de Blaxsta vineyard, en Suecia 


El caso danés es más sencillo dado que desde el año 2000 está reconocido por la Unión Europea como país vitivinícola, incluso desde el año 2007 ya puede etiquetar vinos con denominación de origen con las variedades Solaris, Rondo y Regent. Dinamarca tiene documentada oficialmente el cultivo de la vid desde el siglo XI con la llegada del cristianismo y la expansión de monasterios porsu territorio. Con la victoria de la reforma protestante se inicia el declive de los monasterios y también de la viticultura.


Viñedo en Skaersoegaard, Dinamarca, uno de los pionero de este país 


Existe en la actualidad una asociación de viticultores daneses (Foreningen af Danske Vinavlere) creada en 1993 con alrededor de 1500 socios. 


El pionero de la viticultura danesa fue Niels Vilhelm Nielsen que en el año 1939 consigue sacar al mercado 800 botellas de vino con las variedades Pinot Noir, Aligoté y Baco Noir procedentes de las más de 1800 cepas que había plantado años antes. Se mantuvo en solitario hasta el año 1956 y al ver la escasa respuesta de la sociedad y del mercado danés que prefieren seguir con la tradicional cerveza, arranca todas las cepas y planta árboles frutales. Después en el año 1980 se empieza a organizar otra vez el interés por el vino, impulsado desde las asociaciones y escuelas de jardinería del país, que plantan pequeños viñedos en las huertas de sus casas. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.