Verdades, medias verdades, mentiras: miedo

|

Jacinto Seara 202

Lo estamos viviendo como nos muestran los medios de comunicación, también las intervenciones de muchos políticos, está causando temor y en algunos casos miedo. No es sólo por el SARS-COVID 2 causante del Covid-19, aumenta al acarrear unas consecuencias económicas que según los expertos nunca la humanidad había padecido, estando muy lejos de la famosa del 1929. Los confinamientos, las restricciones, el que el virus haya mutado, que no tenemos la vacuna, que han fallado algunas en la fase tres de prueba en seres humanos de forma masiva. Todo ello sin explicarnos al día de hoy el cuándo, dónde, cómo y qué del virus. Se nos llena la boca de Nueva Realidad o Nuevo Orden, sin explicar que son esas dos nuevas ‘vidas’ de la humanidad. 


Lo he escrito recientemente, que después de una Pandemia la vida ha sido diferente, lo que me sorprende es que estén machacando con ello y dándoles esos nombres, ¿se esconde algo detrás?, no puedo asegurarlo pero tanta insistencia, tanta estadística no coincidente, incluso en el número de muertos, estoy convencido de que hay algo. Temo que no sea el único que lo piensa, creo que el no poder responder clara y unívocamente a las cuatro preguntas a una gran mayoría de los seres humanos les causa miedo. Las medidas que se toman son revocadas por organismos superiores, y se cambian los ratios de las estadísticas. El resultado más contagios, muertos, dando la impresión de que no hemos aprendido nada de la primera ola, vamos hacia abajo, aumento de la deuda, el déficit, paro y el virus cada vez más activo, ataca de nuevo es la guerra y ya se ha decidido en algunos países el toque de queda, y en otros se está pensando. La UE no toma medidas conjuntas y cada país va a por su lado.


El miedo se palpa en la mayor parte de la ciudadanía, aunque sigue existiendo una parte que continúa con reuniones y fiestas sin ninguna prevención. Muchos políticos dedican sus esfuerzos a temas que nadie entiende ante los grandes problemas que la guerra desatada por el SARS-COVID 2 ha creado y que son prioritarios para salvar vidas, la economía, lo que no evita el miedo, el terror o la depresión que puede conducir al suicido, del que desgraciadamente ya tenemos casos reales. Soy optimista y espero que la mayoría no nos aborreguemos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.