El circo es algo muy serio

|

Sobrado 189X 200

  En la toma de posesión del nuevo concejal del Ayuntamiento de Ourense una edil lo recibió con un “bienvenido al circo”. El tono y el sentido del recibimiento con esa expresión, evidencia una trivialidad inadecuada en un acto político solemne.


          De cualquier modo, ojalá que la Corporación de Ourense actuara como un circo. El circo es una parte importante de la cultura humana, ha sido una noble empresa construida a lo largo de muchos siglos, prácticamente desde que el hombre empezó su cultura, como ha puesto de manifiesto Eduardo Murillo, entre otros. Sin embargo, esta Corporación, nada tiene que ver con algo tan respetable, culto y técnico como el circo. Su deambular describe una infausta trayectoria, con grave perjuicio para la ciudadanía.


          Si realmente quieren ser un circo tendrían que elegir, cada concejal una de las diversas especialidades, que dudo mucho pudieran ejercer, pues ya han demostrado muy poco rigor y escasa pericia como políticos, por lo que no es fiable su capacidad para el circo. No se les ve como: acróbatas, contorsionistas, equilibristas, escapistas, magos, malabaristas, payasos, titiriteros, tragasables, funambulistas, zanqueros mimos, mentalistas, trapecistas o volatineros.


          Esta Corporación ha puesto de manifiesto su incapacidad para la política. De ahí que menos credibilidad tendrían como componentes de un circo. Por ello, para y por el pueblo de Ourense, su mejor acción sería abandonar el Ayuntamiento y dedicarse a sus labores habituales quienes las tengan y quienes no a otra cosa.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.