“Todo va cambiar con esta pandemia”

José R. Rodríguez

|

Perpe rodriguez IMG 6822

José R. Rodríguez, periodista, escritor y diplomático


  • Por su especial interés, dado el tema tratado nos hacemos eco de esta entrevista realizada a José R. Rodríguez escritor, periodista y diplomático, colaborador ocasional de la Revista Vinos y Caminos por el periódico O Sil y que con su permiso reproducimos íntegramente. 


Ha vivido multitud de tragedias en el casi medio siglo que lleva en el sudeste asiático: inundaciones, maremotos, terremotos…, pero nada comparable a la pandemia del COVID-19. “Todo esto es nuevo, es algo que nadie esperaba, es la tragedia de lo que va de siglo XXI y no se parece en nada a las demás que hemos vivido”, destaca el periodista y escritor José Rodríguez, natural de las Tierras de Trives, que compagina esta profesión con sus actividades en los capos de la cultura, la diplomacia y la empresa en Asia. Es editor-asociado y director del consejo de administración de la revista People Asia, miembro del consejo de administración de diario Manila Standard y presidente de una empresa de servicios con más de 1.500 personas.

“Todo va cambiar con esta pandemia”

A finales de enero, José Rodríguez viajaba a España con toda tranquilidad con la idea de regresar a Filipinas en marzo, sin embargo, la emergencia sanitaria por coronavirus interrumpió sus planes y lo obligó a confinarse en Madrid. "Es una situación compleja, no puedes moverte, viajar ... En este momento casi ninguna aerolínea viene a España, ya hemos cancelado el vuelo de regreso dos veces y ahora la compañía nos ha dado hasta diciembre", dijo con resignación entre paréntesis entre las muchas llamadas. que recibe de Manila. Está convencido de que esta crisis global significará un cambio total, "es una  gran llamada de atención porque el mundo en el que vamos a vivir será diferente".


– Este no es el primer virus que aparece en Asia…


Si, en ese sentido ya vivimos el SARS y otra serie de pequeñas epidemias que fueron controladas, sin embargo, esto se convirtió en pandemia y ningún gobierno estaba preparado. El confinamiento que hoy vivimos lo único que nos da es tiempo para que los expertos y los gobiernos puedan buscar una cura, las cuarentenas son medidas de control para protegernos.


– Estaba en Filipinas cuando apareció el virus, ¿Como recuerda el inicio de la pandemia? ¿Que piensa de su evolución?


El virus estaba extendiéndose por China, ya sabíamos lo que pasara en Wuhan, pero en los países que yo conozco no se estaban tomando medidas de contención serias, drásticas, quizás porque ninguno esperaba que se expandiera de ese modo. Los países asiáticos son muy distintos unos de otros. Por ejemplo, Corea do Sur tomo unas medidas rápidas, estaban preparados e hicieron tests masivos, llegando a controlar el virus. Otro país que tuvo un gran éxito en ese sentido fué Singapur. En el sudeste asiático también se está librando una batalla a gran escala contra la pandemia, pero a día de hoy las cifras non son tan impactantes como las de España, Italia, Estados Unidos o Francia, ¿Por que? Pues hasta ahora no hay una respuesta clara, se habla de que al tenerr climas más cálidos eso condiciona la propagación, de hecho, en estos días toda a zona de Indonesia e Filipinas está en la está como en verano, con temperaturas de 35 a 40 grados. El calor puede ser un factor, pero no está probado medicamente.


Otro factor a favor de esa parte del mundo podría ser la media de edad de la población, que es muy joven, las familias tienen de cinco a diez hijos. Es gente que pasó por catástrofes de todo tipo, regiones dinámicas, donde se está creando la riqueza del mundo  y con una facilidad enorme de adaptación, de flexibilidad en el tipo de vida. Hay restricciónes, confinamentos, pero la vida sigue funcionando, están haciendo vida casi normal, y los hospitales no están colapsados, no tinen los problemas que vivimos aquí.


A esto hay que sumarle el hecho de que en parte del mundo la gente ve la tragedia y la muerte de forma diferente  a la sociedad occidental, como algo normal, natural. Pienso que China tendrá que explicarnos algún día como se produjo esta catástrofe, le debe al resto del mundo que una comisión independiente de expertos que esclarezca los pormenores del coronavirus, que llege hasta el fondo de lo que aconteció, y que es lo que hay o hubo detrás. Hay que ver lo que pasó, lo que está pasando e lo que va a venir, son tres cuestiones diferentes. Los paises han gastado mucho dinero en rascacielos, en ir a la luna, se hicieron grandes cosas y grandes avances, pero nos olvidamos de concer al vecino que teenemos al lado, tenemos que facer examen de conciencia, esta es una de las grandes lecciones que nos va traer todo esto.


– Hay  mucha incertidumbre, pero esta crisis va suponer un antes y un después en el mundo que conocíamos hasta ahora…


El mundo va camino de pasar el llamado pico del coronavirus, pero la recuperación llevará años y ahí estamos ante otro interrogante. Por los desastres que me toco vivir, pienso que esta situación se asemeja a un gran terremoto después del cual se producen muchas réplicas y  serán ellas las que cambien el mundo y la manera de la que funcionarán las cosas, que será diferente. Lo que hizo este virus fue exacerbar unas condiciones de desigualdad que ya había en el mundo, entre los diferentes países, entre ricos y pobres…


Sería ingenuo pensar que todo será igual después porque todo va cambiar, esta es la gran pandemia en lo que va de siglo y ojalá sea la única, pero constituye una gran llamada de atención porque el mundo en el que vamos a vivir será de otra forma. Después de esto aún sera mas difícil acceder a un trabajos digno y va haber mucha gente que lo pasará mal, ese es el gran problema. Uno de los efectos de todo esto va ser un gran malestar social en el mundo y en muchos países tendrá consecuencias de distintas maneras.


Texto: A.R.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.