La Primera Guerra Global Bioquímica

|

Jacinto Seara 202

Desde el primer día escribí que el COVID-19 (CORONAVIRUS) era el arma que están utilizando para la mal llamada Pandemia, que en realidad es una Guerra Biológica. Deducido por lo que había leído o visto en los medios de comunicación, y las características del laboratorio de Wuhan. Poco a poco se fue aclarando lo que sucedió y está sucediendo, ayudaron las declaraciones de algunos científicos, y quienes financian el laboratorio P4 como el de Wuhan.


Estamos sufriendo un ataque de desmentidos por todos los medios de comunicación, llegue a pensar que lo mejor era dejarlo y que la historia se encargaría de confirmarlo. Sólo tenía las declaraciones y documentos de eminentes científicos que habían obtenido durante su vida numerosos premios, algunos de ellos el Nobel. Lo que me convenció fueron tres noticias: la primera que el laboratorio de Wuhan y su financiación provenían del mismo grupo que había firmado el protocolo de Roma, al que se le habían unido nuevos personajes emergentes, ninguno chino, usaron a Soros para desviar, la segunda la amenaza China de dejar de importar el vino australiano si no dejaba de investigar el origen del COVID-19, la tercera no deja investigar a nadie sobre el origen del virus.

Estamos en una guerra en la que los bloques están definidos, China, Rusia  y los patrocinadores de la élite mundial, contra EEUU y la UE.

Buscaban virus destructivos, biogenes para aumentar la vida, crear chips que lleven a la Inteligencia Artificial (IA) a conseguir superar al humano, Robots capaces de tener sentimientos, y chips conectados con las neuronas que incrementaría de forma nunca pensada la capacidad del cerebro humano, e incluso buscan aumentar la vida de quienes lo poseen. Con lo que se lograría cumplir lo acordado en Roma en plena Guerra Fría. Un laboratorio de la India afirma que al menos el COVID-19 tiene tres proteínas que sólo se pueden crear en un laboratorio, entre los que confirman este hallazgo está Montagnier Premio Nobel 2008 por el descubrimiento del VIH causante del SIDA, Tasuku Honjo Nobel 2018 por la terapia contra el cáncer de la inhibición de la regulación inmune negativa, científicos checos que piensan lo mismo.


Estamos en una guerra en la que los bloques están definidos, China, Rusia (firmó un acuerdo con China) y los patrocinadores de la élite mundial, contra EEUU y la UE. Los ganadores los estamos viendo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.