El Feudalismo actual

|

Victoriano Castro

Esto que escribo no es fruto de informaciones o desinformaciones. Es una reflexión, seguramente equivocada, pero que se me pasa a veces por la cabeza.


Este virus que nos azota no pudo salir de un murciélago o de un pangolín en los mercados húmedos de Wuham y, si así fuese, el fenómeno social que conocemos (nos han vendido) como globalización significaría el fin de la civilización actual, una globalización que personalmente considero que es uno de los grandes males de nuestra era, creada quiméricamente por los señores feudales actuales para su propio beneficio.


Pero me da que este virus salió de un laboratorio, intencionada o accidentalmente. Y si así fuese está claro que existe vacuna desde la creación del propio virus, aunque no sea menester sacarla a la luz hasta tener atemorizada a toda la población mundial.


Los señores feudales actuales, que son tan crueles y más criminales que los del medievo y que están por encima de gobiernos nacionales, intentan infundir el temor en los ciudadanos para imponer un nuevo orden mundial, para que sus súbditos no se subleven y admitan cualquier imposición por impopular que sea. Ellos nos consideran a todos los ciudadanos del mundo sus súbditos.


Se olvidan, no obstante, esos oligarcas mafiosos y en definitiva comemierdas que Galicia, en el siglo XIV, vivió la revuelta Irmandiña, que surgió a raíz de la constitución de irmandades (hermandades) para sublevarse contra los abusos de los caciques feudales; y que Francia vivió en 1789 la Toma de la Bastilla para liberarse del despotismo de la monarquía gabacha.


Ojito señores feudales actuales, su fin puede estar cera...y rodarán cabezas, que no hay bien que por mal no venga. El arma más contundente en esta guerra sin cuartel es mantener la mente abierta, nuestra propia capacidad para pensar y ordenar nuestro razonamiento sin contagios externos.