La alimaña deslumbrada

|

81963578 2853863841318954 3246453448471740416 n

   Estaba ahí, agazapada. Sus dientes secos y aparentemente inertes, se despertaron con un chasquido.


   Una gota amarga de hiel asomó a su boca, y el encendido ojo sanguinolento iluminó su tez de odio.


   De esa boca cavernosa comenzaron a manar palabras agrias, viejas, amenazas... resucitaba la bestia que algunos creían muerta.


    Faldas púrpuras y crucifijos de oro estrujados por dedos negros como sarmientos se unieron a la jauría, y gritaron: “¡Orad por España!”.


    Proclamas de otros tiempos, aullidos marciales, pólvora antigua que sigue oliendo a sangre.


    Fuera de su guarida, sin temor a ser vista, volvió a rasgar con sus pezuñas esta tierra malherida.


    Mientras, sombreros de copa con maletines viajan sobre carros de hierro rumbo a Teruel, que existe, tratando de torcer la voluntad de un pueblo digno, dispuesto a reescribir su historia.


    El 7 de enero, un rayo de luz cerrará su ojo vidrioso. Mientras, los guardianes de la democracia redoblarán su vigilancia.


   No había muerto, la alimaña sólo estaba al acecho.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.