Ruta por la capital de Baviera

|

Carnicero Baviera IMG 20190725 113553 1500

Paisaje de la Campiña de Baviera (foto: J.L. Fernandez)

  

    Para los trotamundos que quieran descubrir el Estado de Baviera (que forma parte de la Federación de Estados de Alemania), es muy recomendable establecer como centro de visitas la ciudad principal y capital de la Federación. Se trata de la ciudad de München (Múnich). En ella destaca la Marienplatz, plaza en la que se ubica el Ayuntamiento y su famoso Carillón. Acompañando el espectáculo sonoro, observamos unas figuras animadas, a tamaño real, que realizan una danza desde 1517, para conmemorar el triunfo sobre la peste que había asolado a la ciudad. Esta plaza tiene mucha variedad de comercios y restaurantes. Está muy próxima al mercado que se conoce como Viktualienmarkt, en el que también hay oportunidad de comer comida bávara.


Munich, carnicero IMG 20190721 164647

Marienplatz de Múnich, Alemania (foto: J.L. Fernandez)


            Hay que tener en cuenta que la ciudad de Múnich cuenta con un población de 1.500.000 habitantes y para moverse por ella hay que pasar algún tiempo en entender su red de transportes. Compensa sacar un bono que te permite viajar en tren, metro, bus y tranvía durante una semana. También hay otros bonos para grupos de hasta 7 personas a un módico precio y no es difícil entender la máquina que los expide ya que existe la opción de usarla en castellano. También es necesario diferenciar el tren interurbano y el tren que nos lleva a Austria. Por ejemplo, si queremos ir a Salzsburgo no podemos hacer uso del bono de transporte. Muchos rincones preciosos encontramos en Baviera y su capital hace de centro  neurálgico para acceder a varios lugares emblemáticos. El castillo del Rey loco (Luis II de Baviera), la ciudad más antigua de Alemania (Ausburgo) o para los que quieran disfrutar de la naturaleza en estado puro, La Selva Negra. 


Carnicero Castillo de IMG 20190725 132939 1570

Castillo del Rey loco (Luis II de Baviera), en plena naturaleza (foto: J.L. Fernandez)  


        La bebida típica es la cerveza y además de su famosa fiesta anual, Oktouberfest que empieza el 21 de septiembre, tenemos otros eventos importantes que no debemos olvidar. Se trata del Festival Tollwood, que además de música está repleto de  artesanos que venden sus productos. En el recinto encontramos lugares para comer y pasar un día especial. Tienen un sistema interesante de recogida de vasos. Primero pagas una cantidad- Pfand- y cuando devuelves el vaso te reembolsan el dinero.


        Finalizando el viaje hay que tener en cuenta los traslados al aeropuerto. Los taxis pueden rondar los 60 u 80€ el viaje, dependiendo de la distancia a la que nos encontremos, sin embargo existen autobuses de Luftansa, con paradas disponibles en su web, que por 15 € te solucionan el problema. Son muy puntuales y se pagan al conductor del bus. También se pueden obtener por internet. En el aeropuerto no hay pérdida posible, ya que su web es muy buena y ya desde el día anterior sabes cual será tu terminal u puerta de embarque.


      Alemania siempre es una buena opción para pasar unos días en la aventura viajera. Solo hay que tener en cuenta que los accesos son libres. Allí todos pagan su viaje. De lo contrario te arriesgas inútilmente a multas de hasta 300€.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.