Clarificación energética

|

Jacinto Seara 202


      La canciller Angela Merkel declaró el apagón nuclear en 2011 tras el accidente de Fukushima, hicieron un plan llamado Energiewende (transición energética ) en donde se preveía que Alemania tendría una cartera dominada por las energías renovables, la eficiencia energética y el desarrollo sostenible. El objetivo final era la abolición del carbón, los combustibles fósiles, las centrales de energía nuclear y otras fuentes de energía no renovables. El plan pensaba reducir en 2050 el 80 % de emisiones de CO2, en 2017 se dieron cuenta de que con la eólica y la energía solar no llegarían, y además estaban pagando un precio muy superior por la energía eléctrica que antes del plan. Ahora están desarrollando otro plan, donde lo primero que hicieron fue eliminar las subvenciones a las energías renovables, disminuyeron el coste para la Administración, subió el precio para el usuario, el nuevo plan  están pensando iniciarlo en el 2020, según voy enterándome acabará como el anterior. Alemania tiene que añadir otro problema, que es común a muchos países, entre ellos España, el carbón y la eliminación de la Céntrales que consumen productos derivados del petróleo, miles de puestos de trabajo en juego. La reconversión de las minas y las centrales térmicas será una de las grandes batallas a lidiar por Merkel o el candidato que gane en los comicios en los próximos años.



     España tiene el mismo problema, agravado por tener la electricidad más cara de la UE, después de Malta, sin plan energético desde hace décadas, cuando se cerró Lemoniz por causas de todos conocidas, y se paralizó la energía nuclear apostando y subvencionando la eólica y solar, sin que por ello bajase el precio que paga el consumidor. El próximo gobierno tiene que enfrentarse a este problema, hacer un ‘Plan energético’ que contemple la energía nuclear y la hidráulica como hacen los países con precios muy bajos y también con menos emisión de gases contaminantes.


    Por cierto el tantas veces ‘culpable’ CO2 en un estudio, en el que ha participado el CREAF (adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona) publicado en la revista ‘Nature Climate Change’, comprobó que la Tierra ha ganado 36 millones de kilómetros cuadrados en los últimos 33 años por la fotosíntesis. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.