la mejor opción de alojamiento y el centro de operaciones perfecto

Puerto Antilla Gand Hotel, parada obligatoria entre Portugal, la sierra y la playa

|

La provincia de Huelva reúne numerosos encantos que vienen definidos por una naturaleza en estado puro, predominante en espacios protegidos como la Sierra de Aracena y Picos de Aroche o el Parque Natural de Doñana, además de 150 km de magníficas playas de dunas doradas. 


Su situación, compartiendo frontera con Portugal, hace posible una escapada a las cercanas costas del Algarve, una de las regiones más conocidas de nuestro país vecino. En este idílico entorno se alza Puerto Antilla Grand Hotel, un oasis de relax y diversión que resulta la mejor opción de alojamiento y el centro de operaciones perfecto para disfrutar de un fin de semana inolvidable recorriendo el litoral atlántico e incluso visitando la montaña.


001   un oasis a orillas del Ocu00e9ano Atlu00e1ntico,



Al sur de la Península, en un lugar donde la luz tiene un brillo único, tanto que incluso da nombre a su costa, Huelva emerge como una provincia de contrastes. Un escenario idílico en el que un tercio de su territorio se corresponde con espacios naturales protegidos, lo que crea un marco de posibilidades infinitas para vivir y contar historias.


A la naturaleza en estado puro se une la mágica confluencia del Océano Atlántico con la desembocadura de los ríos Guadalquivir y Guadiana, que dan lugar a un extraordinario entorno de playas interminables formadas por dunas de arena dorada que, a su vez, se fusionan con los sinuosos cursos de agua que atraviesan la llanura verde de la marisma. Y, como cierre al característico eje que define su identidad, la Sierra de Aracena delimita al norte el territorio a través de un abrupto paisaje de árboles sabios, senderos interminables y bosques de ribera que se extienden junto a riachuelos y manantiales.

017 un oasis a orillas del Ocu00e9ano Atlu00e1ntico



  • Mar, montaña y dos países en un mismo fin de semana


Viajar a Huelva durante un único fin de semana implica la oportunidad de experimentar vivencias insólitas como disfrutar a la vez de sus maravillosas playas, de la excepcional belleza de la zona serrana e incluso de realizar una escapada a Portugal.  


Rumbo al sur: la playa. 

El litoral onubense es nuestro punto de partida, una zona que puede presumir de más de 120 km de largas playas de arena fina, suave, dorada, bañada por aguas saladas que han marcado la personalidad marinera y pesquera de las gentes. La de Torre del Loro, situada en el Parque Natural de Doñana, la de Matalascañas o la de Islantilla, a medio camino entre Lepe e Isla Cristina, son algunas de las más conocidas.


028  un oasis a orillas del Ocu00e9ano Atlu00e1ntico



Sin perder el norte: la sierra. 

Los apasionados de la montaña y el senderismo hallarán su paraíso particular en el Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche, un destino privilegiado que sorprende con caminos que llevan a fortalezas medievales, molinos fluviales, templos de gran belleza o fuentes, sin olvidar la conocida Gruta de las Maravillas. Formado por frondosos bosques e interminables dehesas que flanquean coquetos pueblos blancos, este paraje ofrece una amplia paleta de colores que se apaga al anochecer para dar la bienvenida a un cielo repleto de las más brillantes estrellas.


Hasta la otra frontera: Portugal. 

De las playas vírgenes de Huelva a Portugal hay solo un paso. Al otro lado de la frontera, dejando atrás la localidad onubense de Ayamonte, nuestro país vecino guarda numerosos encantos, entre ellos las costas de ensueño que conforman el litoral del Algarve y sus encantadores ciudades y pueblos, tradicionalmente volcados con la pesca, la industria conservera y hoy también con el turismo.


  • Puerto Antilla Grand Hotel, un paraíso de parada obligatoria


De vuelta a nuestro punto de partida, Puerto Antilla Grand Hotel emerge como un oasis a orillas del Océano Atlántico, el lugar idóneo en el que alojarse durante un fin de semana inolvidable por las costas de Huelva y el Algarve portugués. En primera línea de la playa de Islantilla, que luce una de las tres únicas Banderas Azules de la provincia, se trata de un establecimiento perfecto como centro de operaciones con el valor añadido de unas completas instalaciones y servicios de excepción.


048  un oasis a orillas del Ocu00e9ano Atlu00e1ntico




Relax y ocio se combinan a partes iguales en sus espacios, que incluyen tres zonas de restauración con distinto concepto culinario y servicios para todos los públicos que van desde pista de pádel, piscina climatizada, spa, zonas ajardinadas y piscinas exteriores en forma de lago. Y para los niños, un programa de animación durante todo el día, miniclub y una piscina exclusiva para ellos. Un lugar donde descansar y recuperar fuerzas, con la Costa de la Luz como escenario.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.