Justin Leone, el rockero enólogo

|

Justin0222

  • El canadiense de 37 años abrirá en otoño en Munich un local Bottles & Bones cumpliendo así un sueño personal, combinar el rock con el vino.


       Justin Leone, nació en Toronto, pero creció en Chicago. Tiene estudios de música clásica (contrabajo) y filología inglesa cursados en la Universidad de Indiana. Al graduarse, Leone tomó un camino diferente hacia la música pop. Con la banda Three Minute Mile tocó rock, con bastante éxito. Hubo dos discos con canciones propias, varias giras por Estados Unidos, siendo una camisa hawaiana oscura y patillas largas, su imagen más representativa. Pensando a largo plazo no se veía a cierta edad andando por el mundo y quería invertir el dinero de sus éxitos musicales. Estaba dudando entre el golf o ser dueño de un restaurante.


      La iluminación le vino una noche cuando compró en el supermercado un vino francés por seis dólares y el mismo lo calificó como “un vino de tierra recién excavada y moras silvestres bañadas por el sol, aroma picante de aceitunas negras con cuero de silla de montar recién engrasado, acompañado de carne a la parrilla, mezclado con sudor, sangre tirada por mi nariz”. Un lenguaje típico de sommelier, por eso Leone comenzó a abordar el asunto de manera sistemática, probando un número infinito de botellas, y anotando meticulosamente lo que sabía y sentía.


      Se matriculó durante tres años en Court of Master Sommeliers, American Chapter, una asociación internacional de sommeliers, que también capacita y otorga diplomas. Realizó pasantías en bodegas, incluso en Francia, para conocer el producto desde cero. A la edad de 27 años, ya era un sommelier y barman en uno de los mejores asadores de Chicago, y un año más tarde, en el restaurante Alinea de Chicago (tres estrellas Michelin) y después en el Berkeley en Londres (dos estrellas Michelin)

Justin Leone


     En el año 2011 lo ficha el reputado restaurante Tantris de Munich (dos estrellas Michelin) donde cumplió su sueño de crear una escuela de cata donde maridaba vinos con música, en especial estilos de banda de pop, destacando que la música de Prince se disfrutaba mejor con un Gewürztraminer o el sonido de David Bowie era mejor acompañarlo con un Muscat. Leone compara el viñedo con la composición, al viticultor con el director, a los viñedos con los músicos, la cosecha con la sala de conciertos y al público con los bebedores de vino.



      En octubre abrirá su propio restaurante Bottles & Bones donde seguirá fiel a su principio que el vino tiene que ser divertido. La idea central de Leone es una metáfora del "vino es música". Recomienda "dejar que tu instinto decida qué quieres beber, así como encontrar la música correcta que se adapte a tu estado de ánimo".


Fuente: Just Wine - Weinwissen ohne Bullshit

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.