Ourense puede llorar

|

Jacinto Seara 202

Es muy pronto para saber que partidos son los que van gobernar en los próximos años España, por los años anteriores y los resultados da la impresión de que, sean los que sean, Ourense continuará sin ser una de las beneficiadas, el dinero e inversiones importantes irán como nos han hecho los últimos gobiernos para el País Vasco y Cataluña, posiblemente añadiendo Navarra, Valencia y Baleares, siempre que no haya más sorpresas. 


     Ourense necesita inversiones en industria, comercio, vías de comunicación…, y dejó aparte al ya manido AVE que algún día llegará. En las próximas elecciones los partidos deberían tener en cuenta que el comercio pequeño y próximo al ciudadano da de comer a más de 13.500 familias, a lo que podemos añadir que el 30 % de los autónomos tienen su actividad en ese pequeño comercio que traducido a personas son unas 100.000 lo que indica lo importante que es. La otra gran apuesta que tiene Ourense, pero faltará dinero para la inversión es el rural, riquísimo y sin explotar, al contrario generando problemas y no solo por los incendios. Le sigue la industria que cada día va disminuyendo con lo que se conseguirá que salvo una mano salvadora, año tras año la edad de los habitantes sea más alta, la vejez dominara la provincia.


     Del Gobierno Central, y del Autonómico poco vamos a recibir, tienen que buscar soluciones, que las hay, para que Ourense no llore y empiece a volver a ser una provincia puntera y que disminuya el índice de emigración. Tenemos acontecimientos de cine, teatro, musicales potenciémoslos. Las termas tienen que ser una realidad y convertirnos en una capital efectiva del termalismo. La gastronomía no podemos dejar que sean otros los que exploten lo que siempre fue y será de Ourense. Hay que potenciar toda la arquitectura y lugares únicos en el mundo que tenemos, con rutas turísticas en la ciudad, aprovechar lo bueno y hermoso que tenemos en los alrededores para que los turistas no sean de paso, al contrario su estancia la podemos alargar y conseguir que Ourense sea un destino turístico.


     No lo voy a negar, llorar es lo que no podemos hacer, trabajar y enfrentase a los que no piensan en nosotros. Cuando nuestros políticos ouresansos voten que piensen en Ourense, y si necesario que el voto sea en contra del partido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.