Ida Vitale, la primera mujer uruguaya galardonada con un Cervantes

|

Ida vitale biografia

Ida Vitale (Uruguay, 1923), Premio Cervantes 2019 y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2015.


Ida es una mujer de menuda complexión que hace honor a su apellido…se le ve desbordante de vitalidad.


Recién llegada de su patria, Uruguay se hospeda en la Residencia de Estudiantes- y retoma la energía de los grandes escritores que- también-allí residieron un tiempo. Lo hace para recoger el máximo galardón de las letras en español. 


Con 95 años la poetisa Ida Vitale ha sido galardonada con el premio Cervantes que entrega el ministerio de Cultura. El considerado como Nobel de literatura en castellano reconoce la carrera de una de las máximas exponentes de la escena latinoamericana, integrante de la generación del 45 junto con Mario Benedetti. La uruguaya rompe la regla no escrita del certamen que alterna un premiado español con otro latinoamericano.


En esta misma semana de abril, ha recogido de manos del rey Felipe VI el Premio Cervantes, en una solemne ceremonia que se ha celebrado al mediodía del pasado martes 23, en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid). Vitale, de 95 años, en una jornada marcada por la lluvia ha estado acompañada de su hija Amparo y sus dos nietas Emilia y Nuria.


Vitale nació en Montevideo y pertenece a la cuarta generación de una familia de inmigrantes italianos. Aseguran que es voz para las nuevas generaciones y que su poesía inmediata, viva, está elaborada con gran rigor intelectual. Para ella “la poesía es la química de las palabras”.


Antes todo era diferente.“El día que lo comprendí lo hice por mis medios y ahí me di cuenta de que la poesía es intrigante, te plantea problemas y debes resolverlos”. “Ahora –admite- existe mucha información que ahorra trabajo, pero no sé si es bueno ahorrar trabajo. Hoy todo está tan empaquetado y ordenado que se hace difícil la discrepancia”. 


Al día siguiente de reivindicar la poesía del Quijote, la escritora uruguaya ha sido homenajeada por los reyes de España con un almuerzo en el Palacio Real junto a toda su familia. Con este galardón el nombre de Vitale pasará a la historia del certamen junto al de María Zambrano, Ana María Matute, la cubana Dulce María Loynaz y la mexicana Elena Poniatowska, todas ellas figuras ilustres de la literatura en español.


En su discurso al recoger el premio ha querido destacar que más que leer “nada” lo que le gustaría es “abrazar, decir cosas que me salieran del alma”.


Ida Vitale, formada en Montevideo, en la carrera de Humanidades, colaboró y dirigió publicaciones impresas y además fue docente. Por su actividad poética ha recibido otros importantes e innumerables reconocimientos como el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca, el Octavio Paz, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el galardón Alfonso Reyes y el Max Jacob.



  • Hace tres años atrás ACPI y ACPE organizaron un desayuno con la escritora uruguaya.



Los corresponsales allí presentes y los escritores que nos acompañaron disfrutamos de un tiempo vital y cultural como pocas veces tenemos oportunidad de contar. La genialidad de un ser casi centenario  “dejó en el aire" reflexiones muy interesantes para quienes creen que no tienen nada que hacer porque ya … suman muchas décadas.



Imágenes de archivo. Ramón D. Molinary, Ida VITALE, Sully Fuentes, José Manuel González Torga


  • La España peregrina


En el año 1949 fue incluida ya en una antología de poetas jóvenes latinoamericanos a los que denominaban herederos de Juan Ramón Jiménez. “Aunque en Uruguay no tuvimos tanta fortuna como otros países, también nos tocó recibir a grandes intelectuales de la España peregrina –recuerda-. Cuando conocí a Juan Ramón un grupo de estudiantes le alababa y criticaba a Bergamín. A él le encantaba que le hablaran mal de su rival, pero yo salí en defensa de Bergamín y más tarde Juan Ramón me escribió una carta para agradecérmelo. Fue una reacción muy española”.


  • Uruguay: la Suiza de América Latina


De su Uruguay natal asegura que “es un país tremendamente nostálgico” del que tuvo que partir porque la persecución de los militares a los libertarios era permanente. “Todo era mármol negro”. “Fue paradójico porque realmente Uruguay siempre había sido un país sin confrontación ideológica. De hecho, se decía que Uruguay era la Suiza de América”.


Con el movimiento del 68 francés “los hijos de papá y mamá” se levantaron. “Eran estudiantes que se sintieron llamados a modificar el país. Esos eran los tupamaros”, afirma Ida Vitale, que prefiere no calificar al ex presidente uruguayo (integrante del movimiento tupamaro) José Mujica. La consideración de ser “buena persona”, no implica tener en cuenta otros aspectos "no le puedo subir a la cumbre”.


  • México lindo y querido


La dictadura “del Uruguay” la llevó a México. Allí trabajó en la revista Vuelta, de Octavio Paz, a quien agradece que haya dejado “mucha gente aprendida”.


Su paso por México fue transformador y por ello, avanza, prepara una obra “de gratitud” a aquel país con el título “Shakespeare Palace”.


Nos ha dicho en su momento más fecundo: “La poesía, que no requiere ideologías ni propicia fanatismos. La poesía, que abre fronteras sin peligro, sin transportar el mal y el arbitrario dolor. Rampa ignota, la poesía, de lanzarse a la libertad”, proclamó Ida Vitale el día que recogió su “Cervantes de la poesía”, como apodan al Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana que otorgan conjuntamente Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca. Acababan de producirse los atentados de París. Unas semanas más tarde asegura: “La poesía es luz para las civilizaciones. Aunque la fuerza de la poesía, como la de la música, no da para luchar contra la barbarie, sí es un recurso para no meterse entre la masacre”.


A esta maravillosa edad Ida se plantea seguir viajando, hacernos leer una novela y escribir todavía una autobiografía.

¡Esto sí que es ejemplarizante!




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.