Restaurante El Lusitano en el municipio ourensano de Lobios

|

En la ruta de balnearios de Caldaria descubrimos el ubicado en la localidad ourensana de Lobios (muy cercano a Portugal y a su parque Nacional del Gerês). Al emplear este topónimo nos viene a la memoria el embalse de Lindoso, aunque pocos recuerden el nombre del pueblo anegado en él. Se trata de Aceredo, cuyas casas abandonadas todavía pueden divisarse en tiempos de sequía, y el nivel del embalse está muy bajo. Por su parte, Lobios está a unos escasos 10 kms de la frontera de Portugal a la que se puede acceder por Portela do Homem, o por la Madalena.


En el corazón de Lobios permanece desde hace 85 años el Hotel Restaurante Lusitano. Su dueño, Javier Silva representa la cuarta generación y el nombre del establecimiento es en honor a su familia portuguesa. La calidad de sus productos es excelente y los precios son muy competitivos. También destaca la oferta de caldos gallego portugueses que acompañan las tapas elaboradas con cuidado y esmero.


Lusitano lobios IMG 20180925 215524 1540

Javier Silva alma mater del Restaurante Hotel Lusitano


El Lusitano es un referente en la Baixa Limia, situada en el suroeste de la Provincia de Ourense, norte de Portugal y la Comarca de Tierras de Celanova, su esmerada atención al público destaca de manera sobresaliente. La cercanía con cualquier cliente que acuda a su local sirve de broche de oro a una relación siempre efímera y pasajera en estos casos y que queda en la mente del descubridor de nuevas rutas, así como de nuevas experiencias y sobre todo de intercambios de culturas e idiosincrasias.


Hotel Lusitano 22048381 (1)

Exterior del Restaurante Hotel Lusitano en Lobios (Ourense)


Historias de la Raia (Frontera)


La proximidad con el país vecino, Portugal, genera muchas historias de interés, no solo relativas al tiempo del estraperlo sino algunas curiosas que deben formar parte del ámbito de los amigos, de los buenos amigos que abren puertas, fronteras y lo que haga falta cuando es preciso. De los años 70 no puedo olvidar las fronteras, ni los amigos de las fronteras. Viajando de niño con mi padre, quedó en mi mente un guardia de la Alfándega, siempre con su pistola encima de la mesa, saludándonos efusivamente, con una sonrisa amable y de apellido Gonçalves. Buena gente.


Las rutas turísticas entre Galicia y Portugal, entre Gerês y Galicia, pueden ser de ensueño, y al fin recuperamos fuerzas en el LUSITANO de Lobios (Ourense). 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.