Disfrutar de la Naturaleza en Nikko (Japón)

|

La ciudad de Nikko, situada en plena montaña, sorprende, entre otras muchas razones, por su incalculable belleza natural y arquitectónica, a dos horas en tren de Tokyo, es al mismo tiempo una maravilla de belleza natural y un importante emplazamiento de obras maestras arquitectónicas de Japón. 


Forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1999. El santuario Toshogu, terminado en 1636 y dedicado al fundador del shogunato de los Tokugawa, es el punto de convergencia de la ciudad. La mayoría de los edificios de los santuarios, así como numerosos elementos, han sido catalogados como Tesoros nacionales o valioso patrimonio cultural.


Santuario toshogu nikko japon

Santuario Toshogu - Nikko - Japón


El puente Shinkyo o "Puente sagrado" se alza con gracia sobre el río Daiya. El lago Chuzenji brilla especialmente a principios de mayo, con la eclosión de las flores de colores de los cerezos y en octubre, cuando las hojas se ponen sus mejores galas otoñales. A 5 minutos a pie desde la parada de autobús Chuzenji Onsen se encuentra la cascada Kogen, una de las más famosos de Japón. Es posible acercarse a ella gracias a un ascensor. Otro paseo de 15 minutos le llevará al Templo Chuzenji, que alberga la famosa estatua de la Diosa de los mil brazos.


  • Cerca del Santuario Toshogu


  • Puente Shinkyo


Nikk o Shinkyo Bridge II

El Puente sagrado, totalmente lacado de rojo, forma un gracioso arco sobre el río Daiya. Su refinamiento contrasta con la naturaleza salvaje de la garganta. La leyenda cuenta que el ermitaño que dio origen a Nikko atravesó el río a lomos de dos serpientes, representadas hoy en día por el puente. En la época feudal, sólo el emperador tenía derecho a cruzar el puente. Lleva a un parque de 16.000 cedros situado cerca de Toshogu.


  • 4 minutos en autobús desde la estación de Nikko (parada Shinkyo).


Puerta Yomeimon


Nikko Yomeimon Gate

Esta monumental puerta está lujosamente decorada y marca el acceso principal al santuario Toshogu. Está considerado como Tesoro nacional.


Santuario Toshogu


Construido en 1636 en memoria de Ieyasu, fundador del shogunato Tokugawa, este santuario es la principal atracción de Nikko. A diferencia de otros santuarios, caracterizados por una arquitectura refinada que se funde con el paisaje 

circundante, este santuario posee una exuberancia de colores, de detalles de hojas de oro y de esculturas de todo tipo. 


Nikko Toshogu Shrine 1549

Templo de Toshogu


En él se encuentra la famosa escultura de los Tres monos de la sabiduría ( "no oigo lo que no debe ser oido", "no digo lo que no debe ser dicho", "no veo lo que no debe ser visto"), así como la del Gato durmiente. La mayoría de los edificios son considerados Tesoros nacionales del país o catalogados como bienes culturales.


See No Evil Hear No Evil Monkeys 1024x768

Detalle de los Tres monos de la sabiduría


  • 20 minutos a pie desde el puente Shinkyo, 4 a 6 minutos en autobús desde la estación de Nikko (parada Shinkyo o Nishi-Sando).


Santuario Futarasan


Fundado en el 767, se trata del complejo religioso más antiguo del lugar. Incluye 23 edificios catalogados como importantes bienes culturales.


Santuario Futarasan jinja   Nikko   Japón

Santuario Futarasan, Nikko - Japón


  • Entre el santuario Toshogu y el mausoleo Taiyuin.


Taiyuinbyo


El mausoleo Taiyuin o Taiyuinbyo, consagrado a Iemitsu, el tercer shogun Tokugawa, siempre mostró un gran respeto por Ieyasu. Por esta razón se construyó el mausoleo cerca del santuario Toshogu, rindiendo homenaje a la arquitectura de este último.


La ostentosa arquitectura del complejo del mausoleo Iemitsu se parece mucho a la del Santuario Toshogu. Aún así, se quiso hacer más modesto para no eclipsar al Santuario Toshogu dado el profundo respeto que Iemitsu le tenía a su abuelo. Taiyuin es el nombre póstumo de Iemitsu.


Nikko mausoleo taiyuinbyo iemitsu

Mausoleo Iemitsu o Taiyuinbyo de Nikk


  • 7 minutos a pie desde el santuario Toshogu.


Privelegiada Naturaleza


Parque Nikko 1920x1080 tcm 3153 1296867


Nikko se caracteriza por las miles de actividades en cualquier época del año pero especialmente para huir del calor veraniego del “País del Sol Naciente”. Entre su amplia propuesta de actividades el viajero podrá practicar deportes acuáticos y realizar senderismo en plena naturaleza. ¡Pasen y vean!


Actividades acuáticas


Descender y bucear el río Kinugawa. Este río es uno de los protagonistas de Nikko ya que el visitante puede disfrutar de divertidos momentos en la mejor compañía. Tener la oportunidad de desafiar el valle del río sorteando las rocas que lo salpican en un trepidante descenso es una auténtica aventura. Hasta el próximo 20 de noviembre, los aficionados podrán descubrirlo de esta manera a bordo de las típicas lanchas niponas, y buceando, hasta el 8 de octubre, siempre con el equipamiento necesario.


Nikko 1


Paddle Surf. Practicar uno de los deportes más demandados de la actualidad también es posible en Nikko. El viajero podrá sentirse uno con la naturaleza, mientras consigue deslizarse por el agua del río, desafiando a la gravedad y aprendiendo los movimientos básicos de la tabla. ¡Una opción ideal para todo aquel que quiera adentrarse en esta disciplina!


Nikko Descender el ru00edo Kinugawa

Nikko, descenso del río Kinugawa


Duck Tour en el lago Yunishikawa. A bordo del primer autobús anfibio (sobre el agua) de Japón, el visitante tiene la oportunidad de observar hasta el 2 de diciembre las maravillas naturales que rodean la presa de Yunishikawa de una forma muy cómoda y sin perder ningún tipo de detalle.


Nikko 2

Duck Tour en el lago Yunishikawa


Senderismo por la naturaleza


El valle Ryuou, localizado a lo alto del río Kinugawa, es el lugar perfecto para encontrar la paz y la desconexión necesaria en unos días de vacaciones. Paisajes verdes y grandes rocas con forma de dragones y una gran cantidad de fauna caracterizan este entorno natural, que puede descubrirse durante 3 horas de excursión por caminos sencillos y cómodos desde el Kawaji Onsen.


Nikko 6

El valle Ryuou, localizado a lo alto del río Kinugawa, es el lugar perfecto para encontrar la paz


Las tierras altas de Kirifuri es el punto más famoso para huir del calor veraniego, donde el viajero se encontrará con la naturaleza en estado puro que servirá para enmarcar las mejores fotografías. La entrada al parque es gratuita.  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.