Una ciudad reinventada

Santander, un destino siempre en la cresta de la ola

|

Santander es una ciudad para sentirse en casa, relajarse y disfrutar descubriendo todo su atractivo, su belleza natural, su extraordinaria gastronomía, su calidad humana, su vibrante vida cultural y su abundante oferta de ocio.


Santander Vista aerea 1600

Santander, vista aérea


De historia marinera y tradición portuaria, cuestiones que han forjado en sus habitantes una personalidad única y un carácter acogedor, Santander mira al futuro acercándose cada vez más al mar y buscando nuevos horizontes ligados al turismo, la cultura y la innovación.


El visitante encuentra en Santander muchas ciudades en una: la antigua y la moderna, la tradicional y la cosmopolita.


El paseo marítimo de Santander (Cantabria) ha incorporado atractivos suficientes para merecer una visita, sobre todo desde que su bahía, incluida en el Club de las más Bellas del Mundo, fuera sede del Mundial de Vela Olímpica en 2014. 


Santander Faro

Santander Faro de Cabo Mayor


Esta ciudad, idónea para regalarse unos días de belleza paisajística, reposo frente al mar y buen comer, tiene el privilegio de contar con una de las últimas obras del arquitecto Renzo Piano: el Centro Botín. Y casi al otro extremo de su paseo marítimo, otra impresionante construcción: el Palacio de La Magdalena y su península de verde intenso bañada por el mar Cantábrico. 


La ciudad cuenta con 13 playas urbanas y todas ellas renuevan anualmente los distintivos que acreditan que cumplen con exigentes estándares de calidad tanto en sus equipamientos como en aspectos como la limpieza, la seguridad, el salvamento o la información.


Tres de las playas santanderinas se orientan a la bahía, Los Peligros, La Magdalena y Bikini, y el resto, a mar abierto. La Playa de El Camello, la Concha, la Primera y la Segunda del Sardinero, algunas de las más concurridas, conviven con pequeñas playas de extraordinaria belleza como Mataleñas o los Molinucos.


Santander Isla de la Torre y Playa de la Magdalena.

Isla de la Torre y Playa de la Magdalena, en Santander


Además, las playas del Bocal, Rosamunda y la Virgen del Mar, ofrecen un extra de tranquilidad al ser las más alejadas del centro urbano.


Uno de los lugares preferidos por los turistas, es la Península de La Magdalena, presidida por el Palacio del mismo nombre, que fue durante diecisiete años (1913-1930) la residencia elegida por los Reyes Alfonso XIII de Borbón y Victoria Eugenia para sus veraneos. Hoy en día, este enclave privilegiado es un parque abierto al público que cuenta con un mini zoo y otros atractivos como el Museo del Hombre y la Mar.


Santander Palacio de la Magdalena y playa del sardinero

Palacio de la Magdalena, en Santander


A las condiciones de Santander como ciudad y a la comodidad que por su tamaño ofrece a quienes la visitan, se unen las buenas comunicaciones por tierra, mar y aire. El aeropuerto Severiano Ballesteros está situado a cinco kilómetros del centro urbano y ofrece líneas regulares con numerosos destinos europeos.


Además, y gracias a Britanny Ferries, la ciudad cuenta con conexión marítima con Plymouth y Porstmouth y Cork, y se consolida como puerta de entrada para miles de viajeros británicos que cada año llegan a nuestro país.


Santander Primera travesía Cork Santander

Imagen publicada por Vinos y Caminos de la Primera travesía Cork-Santander vía marítima, que recoge la entrada por una de las bahías más bonitas del mundo, con el puntal de Santander al fondo


Para los amantes de la cultura y el arte


Es conocida como una de las ciudades más elegantes y bellas de la costa norte de España, y a sus admirados paisajes y playas, se unen además rincones y planes con los que la capital cántabra se presenta como una ciudad diferente y sorprendente.


Ofrece anualmente más de 3.000 actividades culturales, una programación amplia y variada, a la que acaba de unirse el imponente Centro Botín.


Desde junio de 2017, el mundo mira a Santander que ha conseguido hacerse un hueco en el circuito internacional de ciudades vinculadas al arte y comprometidas en la promoción de la creatividad.


Sus históricos Jardines de Pereda y el frente marítimo santanderino, poco o nada tiene que ver con lo que eran hace tan sólo unos meses.


Santander paseo maru00edtimo

Santander jardines de Pereda


El nuevo Centro Botín ha convertido a la capital cántabra en parada obligada para amantes del arte, apasionados de la arquitectura de vanguardia y para todo viajero que busque un destino inspirador.


Santander Centro Botu00edn

Centro Botín, en poco tiempo se ha convertido en un excelente atractivo cultural de Santnder 


Igual que su construcción ha contribuido de manera decisiva a transformar la ciudad desde el punto de vista urbano, su puesta en marcha ha supuesto un revulsivo para la oferta cultural y turística.


Diseñado por el arquitecto y premio Pritzker Renzo Piano, el imponente edificio que alberga el Centro Botín está situado en un lugar privilegiado, fundiendo Santander con el mar.


El edificio sorprende y en el interior, el programa expositivo incluye importantes exposiciones, como la actual de Joan Miró, con las de las colecciones propias de la Fundación Botín, entidad impulsora de este proyecto.


Y mientras disfrutan de la expectación y la emoción de albergar un espacio artístico de esta magnitud, la ciudad continúa trabajando en la atracción de nuevos centros de referencia, como la futura sede asociada del Reina Sofía con el Archivo Lafuente, que se ubicará a escasos 200 metros del Centro Botín, en el edifico que ocupaba el Banco de España y prevé abrir sus puertas para 2021-2022.


El conocido como Anillo Cultural, -el conjunto de espacios de interpretación ubicados en pleno centro y diseñados para conectar al público con la historia de Santander-, se amplía ahora para ofrecer al público un viaje al futuro, el de una ciudad convertida ya en referente cultural.


A este importante polo de atracción, se suma el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander (MAS), la programación del Palacio de Festivales, los conciertos de Escenario Santander o la oferta de la Filmoteca, el cine Los Angeles o los cines Groucho; así como las exposiciones del Palacete del Embarcadero, el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS), el Centro de Arte Faro de Cabo Mayor o las numerosas galerías que se reparten por la ciudad. 


Santander Museo de Arte Moderno y Contemporu00e1neo (MAS) 1530

Exterior del Museo de Arte Moderno de Santander


La Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el Festival Internacional de Santander, el Concurso de Piano Ciudad de Santander, el Encuentro de Música y Academia, los Conciertos de la Semana Grande, la feria Arte Santander, el Festival de Arte Urbano Desvelarte, la Muestra de Artes Fantásticas (MAF) y la interminable lista de proyectos que lidera la Fundación Santander Creativa, convierten a Santander en un destino cautivador en pleno apogeo cultural.


En los meses de verano, y como recordatorio a sus orígenes turísticos como ciudad balneario, Santander ofrece acontecimientos como Los Baños de Ola, fiesta de interés turístico regional, que sirve de anticipo a la Semana Grande, cada año más concurrida por la calidad de su feria taurina, sus casetas gastronómicas y sus festivales musicales.


Destino gastronómico, para los amantes del deporte y la naturaleza


La gastronomía y la calidad de su oferta hotelera y hostelera igualmente reseñable. Comer bien es motivo suficiente para hacer una visita a Santander, pero si además, se hace en buena compañía, en un entorno dinámico, y con un ambiente joven y fresco, esta ciudad deja un sabor de boca inolvidable.


Llama la atención la transformación y el buen momento que en torno a la hostelería y la gastronomía viven algunos de los barrios más emblemáticos. Es el caso de la zona de Calderón de la Barca y ‘Las Terrazas del Ferry’, la zona de Puertochico, Hernán Cortés o el popular barrio de Tetuán, que han dado la vuelta al tradicional concepto de alterne.


Santander Puerto chico

Puerto Chico Santander


Lugar obligado para admirar la cantidad de productos frescos que podemos comer es el Mercado de la Esperanza, cuya planta baja está íntegramente dedicada a pescados y mariscos.


Santander es además un destino deportivo refrendado por eventos como el Mundial de Vela 2014 o la final de la Copa del Mundo de Vela 2017, celebrados ambos en aguas de la bahía y el Abra del Sardinero.


La oferta es variada, con golf en el Campo de Golf de Mataleñas; vela en el Centro de Alto Rendimiento; surf y windsurf en sus numerosas playas; ciclismo a lo largo de los más de 40 kilómetros que ofrece la red de carriles bici o running en circuitos que discurren por el centro urbano y espacios de esparcimiento.


Santander Acantilados al norte de la Playa de Mataleu00f1as en direcciu00f3n al Cabo Mayor

Campo de golf y Playa de Mataleñas, en Santander


La naturaleza se siente en Santander, con espacios verdes repartidos de norte a sur, desde la Península de la Magdalena, al Parque de Mataleñas que bordea Cabo Menor, el moderno Parque de las Llamas o el nuevo Parque de La Remonta.


Destino accesible e innovador


Santander es además una ciudad accesible que ofrece a las personas con discapacidad numerosas ventajas: autobuses y taxis adaptados, semáforos con dispositivos para personas con discapacidad visual, servicio de baño adaptado en las playas, intérprete de signos municipal a disposición del viajero, y sistemas de información turística con elementos innovadores como audiosignoguías.


Referencia en el ámbito de las smart cities, y con más de 20.000 sensores desplegaos en la actualidad, Santander camina hacia un nuevo modelo de ciudad en la que la innovación es uno de los principales ejes de desarrollo. Todo ello facilita y mejora los servicios a disposición de los vecinos y se muestra además al visitante a través del Centro de Demostraciones Smart City, en el que cualquier ciudadano está invitado a descubrir qué es una ciudad inteligente y cómo funciona.


Santander es además una ciudad accesible que ofrece a las personas con discapacidad numerosas ventajas 


Entre las ventajas que el visitante encontrará en esta smart city destaca el catálogo de apps gratuitas que ofrecen información cultural, turística, comercial, de las playas, de los autobuses, para estar informado en tiempo real sobre lo que sucede en la ciudad facilitando al máximo la estancia.


La ciudad engloba además una serie de visitas obligadas: Catedral e Iglesia de El Cristo, la Iglesia de la Compañía, la Iglesia de Santa Lucia y la Iglesia de los Jesuitas como edificios religiosos destacados, que hacen las delicias de quienes llegan a Santander en su peregrinaje por el Camino del Norte o el Camino Lebaniego.


Santander el Cristo de la catedral

Catedral e Iglesia de El Cristo


Para quienes busquen perspectivas diferentes, existen numerosas empresas que realizan salidas por la bahía para admirar la ciudad, autobuses panorámicos, mientras que el funicular del Rio de la Pila ofrece la posibilidad de disfrutar de una visión única sobre el manto rojizo de los tejados del centro.


Santander es también una ciudad para descubrir a pie. Un paseo por el Sardinero, por la Senda de Mataleñas, el Paseo Marítimo o el nuevo entorno de Gamazo invitan a desconectar y detenerse a reponer fuerzas.


Santander PANORAMICA PASEO MARTIMO Y BAHu00cdA

El Paseo Marítimo de Santander


Destino Mice


Todos estos atractivos, unidos a la calidad y versatilidad de equipamientos como el Palacio de Exposiciones y Congresos o el Palacio de Deportes, y el vínculo que Santander mantiene con instituciones ligadas al conocimiento como la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, la Universidad de Cantabria o el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, la convierten en destino MICE de referencia.


Para beneficio de empresas turísticas locales, agentes económicos y sociales, y vecinos, esta apuesta ha empezado a dar sus frutos y el número de eventos crece cada año de forma sustancial en Santander.


La profesionalidad de los organizadores de eventos locales y las infinitas posibilidades para completar la experiencia congresual, son garantía de éxito.


Santander es mucho más que esa magnífica postal. Una ciudad que ofrece al visitante lo que necesita en cada momento: belleza, naturaleza, pasado, patrimonio, cultura, sabor, gentes… Una ciudad reinventada.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.