Parque natural de las Landas de Lüneburg

|

  • Los parques naturales que forman las Landas de Lüneburg y la región de landas del sur le invitan a descubrir la mayor región de landas continuas de Centroeuropa. Se ubican en el norte de Alemania, en el triángulo formado por las ciudades de Hamburgo, Bremen y Hannover.


Alemania Juniper is typical of Lu00fcneburg Heath

Juníperos árboles típicos de las Landas en Lüneburg


Hace cientos de años los paisajes de landas se extendían por toda Europa, pero en la actualidad cada vez son más reducidos. Y en ninguna otra parte de Centroeuropa hallará una región de landas con tanta continuidad como en las Landas de Lüneburg, en el estado de Baja Sajonia. Lo singular en este caso es la composición de la calluna vulgaris y la erica tetralix, los juníperos, los rebaños de ovejas de raza Heidschnucke, los antiguos rediles, las granjas y colmenares.


Alemania Heidschnucke Rebau00f1o de ovejas

Heidschnucke (rebaño de una clase de ovejas, en alemán)


Las vistas desde los montes Wilseder Berg y Wietzer Berg, donde se pueden contemplar cómo se extienden las superficies violetas de las landas, le dejarán impresionado, incluso aunque no estén en plena floración, que se produce entre agosto y septiembre. En cualquier época del año se puede disfrutar de la tranquilidad y grandiosidad de este paisaje cultural milenario. Los amantes de la naturaleza descubrirán grandes y pequeños milagros: además de las landas, resultan igual de fascinantes los primitivos bosques y árboles singulares; los misteriosas turberas y los manantiales burbujeantes; los típicos ríos de la zona y los valles con arroyos, así como especies raras de animales.


Descubra los parques naturales que forman las Landas de Lüneburg y la región de landas del sur por separado o conjuntamente, con guías locales especializados en naturaleza o en paisaje, en bicicleta, a pie, a caballo o de la forma más clásica, en coche de caballos. Los establecimientos de gastronomía regional le deleitarán con platos a base de productos autóctonos. Para los niños se ofrecen diferentes propuestas de ocio, como el parque con sendas para recorrer descalzo, un parque de aventuras con cuerdas, un centro de nutrias o el parque de atracciones Heidepark de Soltau. Recomendamos también la visita de Lüneburg y Celle, ciudades cercanas a los parques naturales, así como de Hamburgo, la gran metrópoli a solo 40 km.


Edad Media, tabernas, sal y alegría de vivir: Lüneburg


Tanto si se plantea unas vacaciones llenas de vivencias por ciudades apasionantes o de relajación con actividades de ocio en contacto con la naturaleza, en Lüneburg podrá configurar siempre unas vacaciones a la medida, gracias a su idílica situación entre el Elba y las landas. Por un lado Lüneburg, la histórica ciudad hanseática de la sal y, por otro, su encantador entorno convierten cada visita en puro disfrute.


No cabe duda de que esta ciudad de más de 1000 años de historia es una de las más bonitas de todo el norte de Alemania. Lüneburg superó intacta la Segunda Guerra Mundial, de forma que ha conservado su hermoso aspecto medieval de ciudad de ensueño. Al mismo tiempo, Lüneburg es una ciudad universitaria y miles de estudiantes despliegan en ella su encanto y alegría de vivir. Incluso es posible que Lüneburg cuente con la densidad de tabernas más alta de Alemania. Naturalmente, es un placer ir de compras por el centro: en las hermosas casas de gablete antiguas unos establecimientos especializados muy bien escogidos invitan al paseo y al descubrimiento.


Riqueza, fama y oro blanco


En todas partes, el visitante puede percibir todavía la historia «salada» de la ciudad. Durante más de mil años se hirvió sal en la salina y, gracias al comercio de este valioso «oro blanco», la ciudad alcanzó un gran prestigio. Junto a Bergen, Visby y Lübeck , Lüneburg creció como la espuma hasta convertirse en una de las ciudades más representativas y ricas de la Hansa. En el Museo Alemán de la Sal, ubicado en la antigua salina, las obras expuestas se pueden tocar y probar y muestra todo lo que hay que saber sobre la sal, desde la Edad Media hasta la época actual. También la Antigua Grúa, una grúa histórica situada en el antiguo puerto de Ilmenau, formaba parte del comercio de la sal y hoy en día continúa impregnando la imagen del barrio del agua, como uno de los emblemas de Lüneburg.


Alemania Lu00fcneburg  (2)

Lüneburg mercado de pescado


Museos, oasis de tranquilidad y alivio


El casco histórico hace que Lüneburg parezca casi un museo al aire libre, pero hay también algunos interiores que merece la pena visitar. Por ejemplo el Ostpreußische Landesmuseum, que exhibe la cultura y la historia de la Prusia Oriental desde la prehistoria hasta 1945, o, justo al lado, el Museo de la Cerveza del Norte de Alemania, que dispone de una extraordinaria galería de valiosos recipientes para beber, fabricados en los últimos 1200 años. Para evitar posibles desencantos, entre estos recipientes no se incluyen las calaveras en las que los vikingos solían beber el hidromiel.


CASCO VIEJO DE LUNEBURG

Casco histórico de Lüneburg


A pocos minutos a pie del centro de la ciudad se encuentra el monasterio benedictino Lüne, fundado en 1172; un oasis de tranquilidad y recogimiento en medio de prados de árboles frutales y gran cantidad de árboles antiguos. También es posible encontrar sosiego en el parque-balneario situado en el extremo sur del centro de la ciudad, un parque configurado siguiendo el modelo inglés. Este parque colinda con «SaLü», las termas salinas de Lüneburg, en las que aún hoy continúa burbujeando el agua salina. Cuando esta agua salina gotea por las ramas de la salina y se respira, pulverizada en forma de fina neblina, resulta un bálsamo para los pulmones y para todo el cuerpo. Con ello se cierra el círculo: en Lüneburg todo gira alrededor de la sal.


Alemania Lu00fcne Abbey

Monasterio benedictino Lüne 


Antigua Ruta de la Sal: tras las huellas de los comerciantes de sal


La Antigua ruta de la sal discurre por unos 100 km, desde Lüneburg, la ciudad de la sal con más de 1000 años de antigüedad, la pintoresca ciudad naviera del Ducado de Sajonia-Lauenburgo a orillas del Elba, por Mölln, la ciudad de Till Eulenspiegel, hasta la ciudad hanseática de Lübeck, la puerta al mar Báltico. Lo que para nosotros significa hoy un artículo de apenas unos céntimos, gozaba en la Edad Media de una enorme importancia y un gran valor: no en vano este mineral precioso se denominó también "oro blanco".


Calzada de la Antigua Ruta de la Sal


En la Edad Media la comercialización de la sal estaba vinculada al poder y a la riqueza. Lo que el petróleo y el gas natural suponen para la economía de nuestros días, era la sal hacia 1.000 años. Hoy los gaseoductos y las tuberías de petróleo atraviesan toda Europa; antaño las vías de transporte de sal constituían las arterias vitales de la economía. Y así fue como los comerciantes de Lübeck la transportaron desde los yacimientos de sal más importantes del norte de Europa en Lüneburg a lo largo de la "Antigua ruta de la sal" hacia Lübeck.


Antiguos Almacenes de sal en Luneburg

Antiguos almacenes de sal en Lüneburg


- La antigua ruta comercial del "Oro blanco"


Una de las rutas comerciales más importantes en la Edad Media fue la "Antigua ruta de la sal" que unía la ciudad hanseática de Lüneburg, de donde se obtenía la sal, con la ciudad hanseática de Lübeck, donde los pescadores de arenques procedían a la conservación de su pesca, que posteriormente se embarcaba hasta el Báltico y Escandinavia. Los carros necesitaban más de 20 días para recorrer este itinerario comercial que conduce desde Lüneburg hasta Lauenburg, donde atraviesa el Elba, y continúa desde allí por el canal Elba-Lübeck hasta Lübeck.


- Cuando un camino nos va narrando historias


La sal era la base de la riqueza de las ciudades que participaban en este comercio y su transporte, ya fuera por la extracción, el comercio, o por los derechos de aduana, que tenían que pagar los comerciantes al cruzarla. Las ciudades se ayudaban entre sí mediante leyes que prohibían a los comerciantes y transportistas rodear la ciudad. Quien incumplía a ley, tenía que contar con que se le confiscara la mercancía. De esta forma se aseguraba no solo que se pagaran los importes de aduana, sino que también los dueños de fondas, taberneros y artesanos del lugar obtenían sus ganancias.


Escenario histórico con el Mariscal Montgomery


Las landas de Lüneburg fueron el 4 de mayo de 1945, en el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa, el escenario de la entrega incondicional de las fuerzas alemanas en los Países Bajos, el noroeste de Alemania, incluyendo todas las islas, Dinamarca y todos los buques de guerra en esas áreas, a los aliados bajo el Mariscal de Campo Bernard Montgomery. También es el área donde el cuerpo de Heinrich Himmler, una figura destacada en la Alemania nazi y jefe de la SS, fue enterrado en secreto en una tumba sin nombre después de su suicidio.


Rendición de las tropas alemanas ante Montgomery

Rendición de las tropas alemanas ante Montgomery



Fuentes:

www.hlms.de

www.lueneburger-heide.de




  • Otros artículos relaccionados que le pueden interesar



Bremen y Bremerhaven: ciudad, campo y nostalgia del mar


La Ruta alemana del Románico

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.