celebrado por la Asociación de Amigos del Couto mixto

Tres nuevos jueces honorarios del Couto Mixto, en Santiago de Rubiás, Ourense

|

  • La Asociación Amigos del Couto Mixto nombró este sábado, 6 de julio, a tres nuevos jueces honorarios. Se trata de los presidentes de las freguesías portuguesas de Soutelinho, Lamadarcos y Cambedo. 


Couto Mixto 2018 Luis garcu00eda mau00f1a IMG 0295 15

Luis Manuel García Maña, investigador empeñado en la recuperación de la memoria histórica de este singular territorio, de la frontera Hispano-lusa, actual Vicepresidente de la Asociación de Amigos del Couto Mixto. En primer plano una réplica del Arca de las Tres Llaves, donde se guardan los documentos, en presencia de lo "Tres Homes de acordo" pertenecientes a cada una de las tres aldeas que forma el Couto Mixto. Para abrirla se organizaba una ceremonia en la que tenían que estar presentes los tres portadores de las llaves.

 

El secretario general de Política Lingüística, Valentín García, participó esta mañana en el acto de nombramiento de tres nuevos jueces honorarios del Couto Mixto. Se trata de los presidentes de las feligresías portuguesas de Soutelinho, Lamadarcos y Cambedo. 


Couto Mixt 2018 Novos xueces IMG 0308 (2)

Los jueces nombrados en la celebración de 2018, pertenecientes a las feligresías portuguesas de Soutelinho, Lamadarcos y Cambedo.

 

Valentín García, que había sido nombrado él mismo juez honorario en 2017, les dio la enhorabuena y la bienvenida a los nuevos jueces y les recordó que "O Couto Mixto representa para gallegos y portugueses el valor de la democracia y de la convivencia entre dos pueblos hermanos por la lengua, por la historia y por la cultura”.


El secretario xeral de Política Lingüística, Valentín García, ha destacado este sábado el "valor de la democracia" y de "convivencia" entre gallegos y portugueses que representa el Couto Mixto. 


Couto Mixto 2018 Valentu00edn garcu00eda IMG 0301 1500

Valentín García, juez honorario del Couto Mixto desde 2017, durante su intervención


  • En el trancurso del acto tuvo lugar la actuación de la cantante Uxía, que interpretó el Himno del Couto Mixto, con María do Ceo, de cuya música es autora, con letra del polifacético Armando González, Cidadán das bretemas, presente en el acto. 


Couto Mixto 2018 Maria e Uxia IMG 0311 1520

María do Ceo y Uxía, durante la interpretación del Himno del Couto Mixto


Posteriormente al nombramiento de los nuevos jueces, se celebró la escenificación a cargo del grupo de teatro Xeitura basada en la obra "Breve historieta sobre el Couto Mixto", de Delfín Modesto Brandón, ambientada época de la extinción del Couto Mixto, de una de las reuniones que se celebraban antiguamente allí, así como el encuentro y comida de confraternización anual de los miembros de la Asociación de Amigos del Couto Mixto, convocante del acto y asistentes.


Couto Mixto IMG 0323 2018 1547

El Grupo Xeitura, en plena representación, ante la estatua de al último juez que tuvo el Couto Mixto, Delfín Modesto Brandón, hasta 1864


¿Como surgió el Couto Mixto?

     Los orígenes son un misterio por descubrir. Según Luis García Mañá, oriundo de este enclave histórico y riguroso estudioso durante mas de veinte años de investigaciones, es el actual vicepresidente de la Asociación de Amigos do Couto Mixto, la historia de este territorio “raiano o arraiano” tiene su origen durante la independencia de Castilla de la Corona de Portugal, en el reparto de los pueblos y villas fronterizos con el Reino de Castilla, quedando en una situación política bastante ambigua. «El Couto Mixto se constituye como tal y comienza a formarse alrededor del siglo XII, en 1147, pero su creación es anterior, cuando Portugal se independiza y las fronteras de jurisdicción son poco claras o nada precisas», apunta García Mañá. 


     Este territorio, gozaba de completa autonomía, se ubicaba entre los actuales municipios ourensanos de Calvos de Randín y Baltar, en el valle del río Salas y entre las sierras del Cebreiro y de Larouco Pena. Ocupaba una extensión de 2.695 hectáreas en las que sus habitantes disfrutaban de múltiples privilegios, como la elección de nacionalidad o el libre comercio, aprovechándose de la ambigüedad reinante en la zona, pues era una “tierra de nadie" sobre la cual no tenía soberanía ni la Corona de Castilla ni la de Portugal. 


      Asimismo, el núcleo del Couto Mixto lo conformaban las aldeas de Santiago de Rubiás, Rubiás dos Mixtos y Meaus. Para comprender mejor el ”status especial” de este lugar, es necesario hacer una retrospectiva tan amplia como permitan unos datos que, debido al tiempo y los múltiples avatares históricos, son escasos para recomponer el origen de esta “Republica Olvidada”, libro en el que García Maña documenta este espacio geográfico situado entre el sur de la provincia de Ourense y el Concello portugués de Montealegre, en el Departamento de Tras Os Montes. 


       Su nacimiento estuvo vinculado al Castelo de Piconha, luego fue aliado de la influyente Casa de Bragança y, más tarde, con la Casa de Lemos y Monterrei, con la cual existió relación a partir del siglo XV. Ambas casas tuvieron que intervenir en innumerables ocasiones en relación a las trifulcas de los habitantes de las aldeas mixtas con sus vecinos gallegos y portugueses —en torno al año 1518—, en gran medida por considerar que el Couto Mixto servía para dar asilo a criminales y realizar tareas de contrabando. Fue entonces cuando se reconocieron los ya citados privilegios de este enclave. 


      Entre las otras teorías que se barajan, está la que expone que su fundación deriva de unos fueros que el rey Sancho I concedió a Piconha, mientras que otros hablan de un «coto de homiciados», esto es, «unas jurisdicciones territoriales donde los criminales que no hayan sido autores de falsificación de moneda, delito sexual o religioso, podrían redimir sus penas. Así se poblaron muchos municipios de las zonas fronterizas», explica Luis Manuel García Mañá. 

 

Un territorio de leyenda 

     Cuenta una leyenda, muy conocida que una princesa desterrada, quedó atrapada por la nieve en su huida mientras recorría la Sierra de Pena, estaba a punto de dar a luz y se desvanecía entre terribles dolores hasta que los vecinos del Couto Mixto la socorrieron. Agradecida, les concedió la independencia y los citados privilegios.

 

Un microestado

    La Republica galego-trasmontana O Couto Mixto, está ubicada en el sur de Ourense y limítrofe con Portugal, fue un territorio independiente, hasta el siglo XIX, situado en el valle del río Salas y constituido por las aldeas de Santiago, Rubiás y Meaus, pertenecientes a los ayuntamientos de Calvos de Randín y de Baltar. En tiempo de las monarquías feudales, el Couto Mixto elegía por sufragio directo de los representantes de las casas su regidor (juez) por el tiempo de tres años. Otros privilegios de esta entidad singular eran el poder elegir la nacionalidad española o portuguesa, dar asilo a los huidos de la justicia de España y de Portugal, no aportar soldados ni pagar impuestos a ninguno de estos reinos o tener libertad de comercio y de cultivos.


    Con la firma del Tratado de Lisboa (1868) los dominios del Couto Mixto quedaron bajo la soberanía de España. En contrapartida, pasaron a la soberanía portuguesa las poblaciones de Soutelinho, Lamadarcos y Cambedo, cuyos presidentes fueron nombrados hoy jueces honorarios por la Asociación de Amigos del Couto Mixto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.