Candeli, cocina clásica de excelente materia prima, mimo y muchas brasas

|

      Hace ya cinco años quCandeli, de los hermanos Rivera, llegó a la famosa calle de Ponzano (una de las más concurridas en cuanto a hostelería se refiere, en Madrid). Poseen, además, otro local en la misma vía, de carácter más informal, llamadoTaberna Riverita, donde reza un divertido slogan muy sugerente e ilustrativo “No somos ni políticos, ni toreros, somos taberneros”. Con esto, está dicho todo.


      Los hermanos Francisco y Alberto se han consagrado ya como artífices del buen comer tradicional en Madrid. En Candeli- un restaurante de cocina de mercado, discretamente elegante, donde reina la serenidad- la materia prima de calidad alcanza la excelencia, así como los guisos y recetas tradicionales que “emocionan” los paladares, muchos hechos, con  mimo y a la brasa. La parrilla de Candeli es, de hecho, una de las más famosas de Madrid.


2022 11 13

Candeli, un proyecto personal de los hermanos Francisco y Alberto Rivera


    Candeli tiene dos ambientes que comparten carta: uno más desenfadado, con mesas altas y bajas, a la entrada, y un comedor interior, más formal, en tonos claros, muy agradable, con estupendos manteles y servilletas de algodón de calidad óptima. También, se pueden tomar copas los fines de semana, y por las tardes, ya que hay una buena selección de destilados.


      En Candeli tienen muy clara la importancia del producto de temporada. Por eso, se come diferente según la estación del año. En verano y hasta hace pocos días, se ha podido disfrutar de unos soberbios tomates de Aranjuez (con un aceite de oliva espectacular y una piparras exquisitas). Ahora, que llegan los fríos, la carta se torna más hacia productos de temporada como, por ejemplo, las setas, al carbón, que vienen maravillosamente cocinadas o ciertos guisos otoñales.


Tomates de Aranjuez en Candeli

Tomates de Aranjuez en Candeli


      La carta de Candeli ofrece productos fresquísimos como innumerables mariscos, pescados o carnes. A destacar el carabinero de Isla Cristina (algo excelente) o la gamba blanca de Huelva (riquísima), entre muchos otros. Los pescados (lubinas, merluza, doradas, kokotxas…) y carnes como un excepcional solomillo (por cierto, con unas patatas fritas caseras espectaculares) son de premio. Los pescados vienen cocinados o a la parrilla o con recetas clásicas como la salsa a la vizcaína, ligera, sana y deliciosa.


Carabinero Candeli

Carabinero Candeli


      La carne, también llama la atención del comensal. Se pueden ver las piezas expuestas en el local: cortes maravillosos, color en su punto…Con las brasas, se transforman en maravillas culinarias que respetan la esencia de la carne sin adulterarla ni taparla con salsas extrañas, como, a veces, ocurre. Aquí, ni con el pescado, ni con la carne, ni con ningún producto, hay engaños. En Candeli, no hay “ni trampa ni cartón”. El producto es fantástico y se cocina poniéndolo en valor. Lomo de vaca vieja madurada, chuletillas de lechal, butifarra fresca con monchetas (alubias), steak tartare o el ya citado solomillo al carbón son algunas de estas joyas.


Solomillo Candeli

Solomillo Candeli


      Las verduras (muchas a la parrilla) o las ensaladas tienen, también, su sitio en Candeli. Por ejemplo, estos días, se pueden comer unos suculentos pimientos de cristal (D.O. Navarra) braseados. Algo que se agradece dado que incluso restaurantes de alto nivel, no ofrecen, en demasía, este tipo de productos vegetales.


      Cada día, Candeli nos ofrece sugerencias de pescados, carnes, verduras, a cual más apetecible. Por eso, también, comer en Candeli, es, a la vez, clásico, seguro, pero divertido y sorprendente porque el producto que llega, lo hace según lo mejor que se encuentra en el mercado, diariamente. Esta variación en el clasicismo gastronómico del restaurante con sus componentes de frescura y buen mimo en la forma de tratar y cocinar el producto, que los hermanos Rivera ponen cada día en la práctica es, quizás, una de sus más importantes señas de identidad.


      El colofón a esta carta, la ponen los postres deliciosos y atractivos, como el finísimo hojaldre de manzana, que elaboran al momento, (y se nota ya que llega crujiente y calentito a a la mesa), la tarta de queso con confitura de frambuesa y helado de caramelo o la torrija con helado de galleta y crema de natilla. Dado que la bodega de Candeli está perfectamente surtida, los dulces se pueden armonizar con algún vino de postre, como el moscatel Gran Feudo o Pago de Cirsus, el Pedro Ximénez Xixarrito o un Disznókó Tokaji Aszú 4 Puttonyos, de Hungría.


Tarta manzana en Candeli

Tarta manzana en Candeli


     No en vano, los hermanos Rivera, además de grandes profesionales hosteleros, son, asimismo, sumilleres. Por eso, la bodega de Candeli llama la atención: 95 referencias con vinos tintos, blancos, rosados y espumosos de las principales denominaciones de origen de España, vinos de Jerez y de otras procedencias no tan habituales, como champagnes y vinos franceses. Funciona, también, como vinoteca (se pueden comprar las botellas para casa).


     Como broche, Candeli tiene un servicio amable, cercano y exquisito, como el lugar de categoría que es.


Direcciones:  c/ Ponzano, 47-Madrid

Precio medio: 50 euros/ persona

Horarios: de lunes a sábado de 13.00 h a 00.02 h. Domingo de 13.00 a 16.00 h. Horario de cocina: de 13.00 a 16.00 h y de 20.00 a 00.00 h. Cerrado domingo noche.

Reservas: 917 37 70 86 


Carmen Pineda 222

Autora: Carmen Pineda





Sala del Restaurante Candeli
Sala del Restaurante Candeli

Corte tomahawk brasas en Candeli
Corte tomahawk brasas en Candeli

Sala de Candeli
Sala de Candeli

Carabineros Candeli
Carabineros Candeli

Merluza con salsa vizcaina en Candeli
Merluza con salsa vizcaina en Candeli

Setas Candeli
Setas Candeli

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.