Los destinos japoneses que no puedes perderte este otoño

|

      Tras el calor del verano, grillos, libélulas y otros animales celebran el descenso de las temperaturas, mientras los árboles tiñen sus copas con tonalidades naranjas, rojas, amarillas y marrones, creando una estampa inigualable que en Japón se conoce como koyo o momiji. Este follaje otoñal, fruto del cambio de estación, ofrece una panorámica imprescindible en los paisajes japoneses. Así, durante los meses de octubre, cuando comienza en Hokkaido, hasta diciembre, cuando la coloración llega a las islas del sur, el país enamora a quien lo visita a través de este espectáculo de la naturaleza que, durante siglos, ha inspirado a artistas y poetas.  


      La tradición del momijigari, que significa literalmente “cazar las hojas otoñales” y que consiste en desplazarse a diferentes lugares para contemplar este fenómeno, una actividad completamente sostenible con el medioambiente y respetuosa con la naturaleza, que ha tenido una gran influencia en la cultura japonesa desde el período Heian (794-1195). Concretamente, la hoja de arce japonés simboliza el otoño en el país e, incluso, durante estos meses, son tradicionales los pasteles en forma de hoja de este árbol, llamados momiji manju, y sus hojas se comen en tempura. El fenómeno del momiji puede disfrutarse a lo largo y ancho de Japón, no solo en sus principales ciudades como Tokio y Kioto, que durante esta estación se cubren con los mejores colores otoñales.


     El fenómeno del momiji puede disfrutarse a lo largo y ancho de Japón, no solo en sus principales ciudades como Tokio y Kioto, que durante esta estación se cubren con los mejores colores otoñales. Así, en línea con su apuesta por el turismo sostenible que permite conocer la belleza natural del país y sus tradiciones más arraigadas de una forma única, destacan estos destinos para contemplar el rojo otoño japonés: el Parque Nacional de Daisetsuzan, el lago Tazawa, la cascada Kegon y el lago Chuzenji. Cuatro lugares naturales y sostenibles con el medio ambiente que no dejarán indiferente a quien los visite.


Cascada Kegon, Japan

Cascada Kegon, Japón


  • Parque Nacional de Daisetsuzan, Hokkaido


     La isla de Hokkaido, situada al norte del país, alberga un gran patrimonio natural formado por 23 parques naturales, donde el Parque Nacional de Daisetsuzan destaca sobre el resto por su belleza y la variedad de actividades que ofrece. Con una extensión de más de 2.200 km2, cuenta, por ejemplo, con múltiples rutas de senderismo de diferentes niveles de dificultad. Pero es durante la estación otoñal, en el momento en el que el color de las hojas de los árboles se torna de diferentes tonos rojizos, cuando el paisaje es especialmente impresionante. En este parque se encuentran casi la mitad de las 450 especies de plantas alpinas de Hokkaido, entre las que destacan el abeto de Sajalín y la pícea de Jezo, especies dominantes en los bosques de la zona. 


Parque Nacional de Daisetsuzan (3)

Parque Nacional de Daisetsuzan (3)


      Daisetsuzan, además de destacar por su exuberante flora, es hogar de múltiples mamíferos como osos, ciervos o picas, por ejemplo. Para aquellos que prefieran evitar las rutas de senderismo, existe la posibilidad de dar un paseo en el teleférico de Kurodake. Este sistema llega hasta la cima del Monte Kurodake, desde donde se pueden observar las grandes áreas del parque.


Parque Nacional de Daisetsuzan

Parque Nacional de Daisetsuzan


  • Lago Tazawa, prefectura de Akita


     Esta gran masa de agua ubicada en la localidad de Senboku, en la prefectura de Akita, es el lago más profundo de todo Japón, alcanzando los 423 metros. El lago Tazawa destaca especialmente por su forma circular prácticamente perfecta, ya que en el pasado fue el cráter de un gran volcán.


Lago Tazawa, Japan

Lago Tazawa, Japón


      Está rodeado de una naturaleza espectacular y en otoño saca sus colores más rojizos, cuyos tonos se ven reflejados en sus aguas cristalinas que actúan como auténticos espejos. Durante esta época del año se puede conocer el lago a bordo de un ferry y practicar actividades de remo en kayak o canoa. Para hacerse una idea de la belleza y grandeza del lago, el mirador del parque forestal Katamaeyama ofrece unas preciosas vistas para disfrutar al máximo de la excursión.


Lago Tazawa, Japu00f3n

Lago Tazawa, Japón


  • Cascada Kegon y el lago Chuzenji, Nikko


      El Parque Nacional de Nikko, en la prefectura de Tochigi, es un destino imprescindible para contemplar los coloridos paisajes otoñales en las cercanías de Tokio. Además, en este parque se encuentra uno de los saltos de agua más impresionantes de todo Japón: la cascada Kegon. Desde el mirador de Akechidaira se obtiene una panorámica cautivadora del monte Nantai, el lago Chuzenji y la propia cascada. 


Parque nacional japonu00e9s Nikko

Parque nacional japonés Nikko


      Este salto de agua emana del lago Chuzenji, de 161 metros de profundidad y rodeado de grandes árboles que durante el otoño ofrecen a los visitantes unas vistas únicas. Una de las actividades más interesantes de este lugar es atravesar el lago en uno de los barcos que se encuentran en los múltiples muelles ubicados en la orilla. A un kilómetro del lago y rodeado de plena naturaleza, se encuentra el santuario Chugushi, un amplio complejo construido en el año 784 por el monje budista Shodo, que en otoño sorprende con los colores rojizos de sus árboles circundantes. Es también una parada perfecta para disfrutar de la naturaleza en esta época del año.


Lago Chuzenji, Japan

Lago Chuzenji, Japón


Para conocer más detalles y curiosidades sobre el otoño en Japón visita: https://www.japan.travel/es/guide/autumn-guide/  

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.