​Después de reunión OTAN: nuevo orden mundial

|

Jacinto Seara 202

      Tras la reunión de la OTAN el 29 y 30 de junio la situación mundial y el ‘nuevo orden mundial’ se ha aclarado bastante. Lo primero que hay que decir es que volvemos a la ‘guerra fría’ de épocas pretéritas y quizá con más fuerza. La OTAN ya no es sólo la defensa del Atlántico, se ha extendido al Pacifico y al Índico, no sólo en el aspecto de ataque militar, se extiende también a toda intromisión financiera, sanitaria o de cualquier otro tipo que se pudiera dar. La unión con el Pacifico hace que de facto los cinco miembros de ‘Five eyes (cinco ojos)’ en los que participan miembros de la OTAN cómo Canadá, Reino Unido y EEUU, junto con Australia, Nueva Zelanda, teniendo como aliado dos a Corea, Japón y Taiwán, participen también en las decisiones de la OTAN. Los que consideran como enemigos, y citados con claridad en la resolución final, no se están quedando quietos. Rusia ha hablado e incluso, quizás en un exceso verbal ha indicado que el primer objetivo es Londres, y China, posiblemente recordando el bombardeo de su embajada en los Balcanes ha dicho que “la OTAN está manchada de sangre”. Los BRiCS (Brasil, Rusia, India, China, y Sudáfrica) se han puesto del lado de los dos gigantes, que lo mismo que Suecia y Finlandia han entrado en la OTAN, también quieren ser partícipes en el acuerdo BRICS Irán y Argentina.


    Posiblemente en los próximos meses veremos cómo se posicionan el resto de países. Sabemos que África está, salvo excepciones, en manos de China y Rusia, el Magreb con EEUU, y el resto del norte de África posiblemente con los BRICS. Similar a lo que en 1949 describió George Orwell en su obra 1984. Iremos a más y la guerra fría nos traerá más problemas económicos para la ciudadanía, junto a las emergencias energéticas y la hambruna que será más extensa en casi todos los países. Aunque cómo a lo largo de la historia de esta situación se saldrá y nuestros nietos volverán a vivir una vida más normal que la nuestra.


     Es mi opinión, me baso en la historia como he dicho, y también que las nuevas generaciones van a ir aprendiendo y no se dejarán esclavizar. Optimismo no, si observamos cómo están reaccionando la generación de los jóvenes, cuya mayoría entiende que hay que cambiar y educarán a sus descendientes en la buena línea, como sucedió en otras épocas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.