​Anglet, La pequeña “California francesa” a orillas del Océano Atlántico

|

Anglet y su costa

Anglet y su costa


Once playas de arena fina (casi nunca masificadas), quince escuelas de surf, mucho verde de campos y bosques, bicicletas y calma a raudales, todo eso y más es la encantadora y saludable localidad de Anglet. A medio camino entre Biarritz y Bayona, Anglet es una zona bastante extendida de urbanizaciones con casas de estilo vasco-francés, cuidadas y harmoniosas. Un pequeño centro en la localidad alberga les Halles des 5 Cantons, un espléndido mercado gourmet, donde comprar y restaurarse.


Los 40.000 habitantes de Anglet se duplican en los meses de verano por “el tirón” turístico que tiene la zona. Y, no es de extrañar. Lo que se ha dado en llamar, la “California Francesa” por la extensión de sus playas- 4,5 kilómetros desde el faro de Biarritz hasta el estuario del río Adour, por Bayona-, su privilegiado clima y la importancia del surf. Este último es el deporte-rey de la zona (aunque en sus playas, también, es habitual ver campeonatos de beach volley, por ejemplo, o gente practicando yoga). Anglet está, literalmente, volcada con el Surf. Posee en el paseo marítimo, una avenida, la Anglet Surf Avenue, un paseo de la fama (a semejanza del de las estrellas de Hollywood) dedicada a los mayores campeones de este deporte del mundo que han dejado, aquí, las huellas de sus pies en el cemento. Ahí, destacan los de la campeona del mundo y gloria local, nacida en Anglet, Pauline Ado, así como los del mejor campeón mundial, el americano, Kelly Slater. Un lugar muy divertido que merece verse. Por cierto, tampoco hay que perderse los pasos de peatones, frente al Paseo marítimo, donde las rayas son sustituidas por dibujos de tablas de surf.


Al contrario de Hendaya, donde la iniciación al surf es más recomendable, Anglet tiene un océano más bravío donde practicar surf requiere de una cierta experiencia. Esta forma de encarar el deporte de forma tan intensa y apasionada hace de Anglet, un lugar ideal para todos aquellos que aman el surf. Además, hay numerosos eventos entorno al mundo de la ola. Desde el festival Internacional de cine de Surf (del 6 al 9 de julio) en la zona costera de la Chambre d´Amour con la proyección de películas al aire libre, hasta el Anglet Surf Nocturno, una espectacular puesta en escena del surf nocturno en estado puro, en la que se pueden ver tablas equipadas con LEDs, durante los días 21 y 22 de agosto, pasando por le Rip Curl Pro Anglet ( 23-28 de agosto), prueba que forma parte de las etapas del Tour Europeo de la World Surf League, donde participan más de 200 competidores (mujeres y hombres) durante seis días de competición en la Chambre d’Amour.


Vistas desde la Chambre du00b4Amour en Anglet

Vistas desde la Chambre d´Amour en Anglet


Precisamente en esta última zona, hay un precioso mirador, la Love Tower (inspirada en una legendaria historia de amor al estilo Romeo y Julieta), hecha por el japonés Tadashi Kawamuta, desde donde se tiene una espléndida vista de la costa.


Además de la práctica del surf, se puede pasear por el ameno paseo marítimo, andando o en bicicleta por los carriles adaptados para ello. La bicicleta es algo muy habitual en Anglet. Por ello, es fácil alquilarlas en numerosas tiendas como en la innovadora Bicicletta, la maison du cycle ( https://www.maisonbicicletta.com/fr), recientemente inaugurada, donde, además, disponen de tablas de surf y se puede comer. Los chiringuitos, “ecológicamente” alejados de la playa son sitios perfectos y económicos para beber, comer y sentarnos a contemplar el mar. Como dato curioso, ya que estamos en el País Vasco-Francés, se venden gaufres con Basquella, el equivalente a la Nutella pero, en versión vasca. Decir que, si vamos en coche, es gratuito aparcar en los parkings cerca de las playas.


Playa de La Madrague Angletu00a9RiBLANC

Playa de La Madrague-Anglet ©RiBLANC


Si queremos practicar alguna actividad un poco alejada de éstas, también tenemos la posibilidad de realizar paseos en bicicleta o caminar por los bosques de Anglet como el de Pignada o el de Lazaret. Una experiencia placentera y tan sostenible, como es la vida en esta localidad, donde todo gira entorno a la naturaleza, al bienestar y a la salud.

Finalmente, señalar que, durante los próximos meses, Anglet contará con una atracción turística excepcional. El Hermione, un buque único, réplica auténtica de un navío de tres mástiles del siglo XVIII, permanecerá en dique seco en el puerto de Bayona, en Anglet, durante más de un año, pudiendo ser visitado.


¿Dónde alojarse?


Brindos, Lac & Cahteau, un hotel de 5 estrellas excepcional. Además de ser un edificio-castillo antiguo, recientemente renovado, con un excepcional estilo, elegancia y lujo discreto y refinado, tanto en las habitaciones como en las zonas comunes, tiene un lago con 10 cabañas sostenibles, sobre el agua, a las que se accede en pequeñas barcas eléctricas.


Brindos, Lac & Cahteau,

Entrada del Château de Brindos


Este hotel, casi una casa o “maison”, como les gusta decir a ellos por el tipo de hospitalidad cercano, flexible y acogedor pertenece al grupo hotelero de alto lujo Millesime. Es un auténtico paraíso de calma, tranquilidad, reposo y belleza natural. Una piscina con una temperatura constante de 27 grados, servicios de spa y masajes y una gastronomía de altísimo nivel, con meriendas de chocolate vasco de Bayona, hecho artesanalmente y una cocina francesa riquísima completan esta inigualable oferta hotelera de la que Anglet puede presumir.


357932086

Parte de las Cabañas del Complejo Brindos


En Anglet, podemos encontrar, también otros alojamientos de diferentes niveles: alquileres turísticos en casas; campings (como el Bela Basque de 4 estrellas, con bonitas casas prefabricadas de madera); hoteles de talasoterapia y alojamientos especializados y famosos por sus campos de Golf (Hôtel de Chiberta et du Golf).


¿Dónde comer?


  • Les Halles des 5 Cantons: todo aquel que quiera comer bien, descubrir productos de la tierra y vivir una experiencia gastronómica, debe acudir a conocer este mercado cubierto gourmet, ubicado en lo que se puede denominar el “centro” de Anglet, cerca de la Oficina de Turismo. Aquí podemos comprar y/o degustar in situ, excelentes productos frescos de kilómetro 0, algunos muy típicos de la zona, como el jamón Kintoa, proveniente de cerdos vascos negros y blancos del valle de los Aldudes. También, podemos beber vinos franceses y vascos de la D.O. Irouleguy, como el Arretzea. Hay todo tipo de puestos, a cual más atrayente, para degustar cocina de varios continentes pero, sobre todo, los tradicionales de la zona.


Halles 5 Cantons en Anglet u00a9RiBLANC

Halles 5 Cantons en Anglet ©RiBLANC




Carmen Pineda 222

Autora: Carmen Pineda





Bosques de Anglet ©RiBLANC
Bosques de Anglet ©RiBLANC

Chiringuito en la playa de Anglet
Chiringuito en la playa de Anglet

Interior de las Cabañas de Brindos, sobre el mar
Interior de las Cabañas de Brindos, sobre el mar

Entrada de Brindos Lac & Chateau
Entrada de Brindos Lac & Chateau

Jamon Kintoa del valle de Aldude en el País Vasco Francés
Jamon Kintoa del valle de Aldude en el País Vasco Francés

Lago en el Hotel Château de Brindos
Lago en el Hotel Château de Brindos

Paso de peatón con tablas de surf en Anglet
Paso de peatón con tablas de surf en Anglet

Productos franceses en el Mercado de Les Halles des 5 Cantons
Productos franceses en el Mercado de Les Halles des 5 Cantons

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.