Inflación preocupante

|

2789092

Si ya en estos últimos días, observábamos preocupados la dura situación de muchos transportistas, ganaderos o agricultores y la barbarie de la guerra en Ucrania, dos nuevas malas noticias, nos ponen en alerta sobre el reto económico al que nos enfrentamos.


Por una parte, La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, augura en España un alza del Producto Interior Bruto inferior al 5% en este 2022. Por otra, la preocupante subida del 9,8 % durante el último año en el Índice de Precios al Consumo de nuestra Nación. Esta elevada subida no se registraba desde 1985. Pedro Sánchez, durante su comparecencia en el Pleno del Congreso de los Diputados, afirmaba que " en un 73% esto se explica por el desbocado precio de la energía y los alimentos no elaborados, todo ello exacerbado por la guerra de Ucrania". 


Echando un vistazo al porcentaje de subidas de la inflación en nuestro continente, nos encontramos con un 7.5% de media en la Eurozona, lo cual refleja que en gran medida los precios están subiendo debido a las adversidades derivadas directa o indirectamente de la Invasión Rusa. Ahora bien, no basta cruzarse de brazos y esperar acontecimientos. Nuestro gobierno debería implementar unas cuantas medidas a medio y largo plazo para enfrentar la grave situación económica actual. Una de ellas, sería aplicar una ambiciosa y detallada reducción del gasto público superfluo que acabe con los "chiringuitos subvencionados", evitando menoscabar los gastos necesarios en Sanidad, Educación y otras áreas importantes en el desarrollo de nuestra Nación. 


Otra medida importante que ya se viene realizando en otros países, sería la de reducir los impuestos al consumo de alimentos y carburantes (desde el 1 de abril ya se bonifican 20 céntimos por litro), para aligerar el serio perjuicio de la inflación en los bolsillos de los españoles. Asimismo, el Gobierno debería impulsar nuevas medidas legislativas, que consigan disminuir la capacidad del incremento de precios por parte de las empresas poderosas que busquen monopolizar el mercado. 


Por último, se hace urgente eliminar los obstáculos administrativos y la falta de calidad de infraestructuras o proveedores que en nada ayudan a mejorar las cadenas de producción y distribución de las empresas en España.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.