​Italia regula las playas de pago

|

A muchos turistas extranjeros que se desplazan a Italia les llama la atención las miles de tumbonas y sombrillas en las kilométricas playas mediterráneas, divididas en secciones de diferentes colores, cada una de las cuales es operada por un propietario diferente. Hay casi 30.000 de los llamados "stabilimenti balneari" en Italia, y los operadores ganan una fortuna alquilando sombrillas y tumbonas.


Cou0301mo son las playas de Italia


En realidad, las playas italianas pertenecen a todos, porque son propiedad del Estado, por lo tanto, de dominio público y deben ser accesibles para todos. Sin embargo, durante varias décadas, el estado las ha dado en concesión a particulares, que transforman grandes porciones de playas italianas en lugares pagados.


 El 50 por ciento de los miles de kilómetros de costa están cubiertos de "stabilimenti balneari". Es un negocio lucrativo para los operadores, las playas de pago registran ventas anuales de alrededor de 15 mil millones de euros. Los tramos de playa pertenecen a menudo a familias individuales, y durante la temporada de baño trabajan allí 300.000 personas. 


Hasta el momento, los operadores no han tenido que preocuparse por nuevas concesiones. Pero eso está a punto de cambiar pronto. El antecedente es la Directiva Bolkestein emitida por la UE en 2006, que tiene como objetivo liberalizar los servicios públicos y abrirlos a proveedores privados. Hasta ahora, sin embargo, ningún político en Italia se ha atrevido a aplicar esta directiva a las playas de pago.


El gobierno del primer ministro de Italia, Mario Draghi ha aprobado una ley que estipula que todas las concesiones de las casi 30.000 secciones de playa deben volver a licitarse a partir del 1 de enero de 2024. Los que desean continuar operando con su negocio deben presentar nuevamente una solicitud y competir contra otros solicitantes, promoviendo así la competencia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.