​Taberna Puerto Lagasca, cocina con encanto y solera

|

  • Entre la oferta existente de la Milla de Oro del Barrio de Salamanca, sobresale Taberna Puerto Lagasca, un local muy conocido en la vida madrileña por muchos “fans” que desde hace años admiran y degustan su comida.


      Taberna Puerto Lagasca pervive con éxito desde hace doce años, algo muy de destacar con el vaivén que existe, a veces, en la restauración. Indudablemente, esto es una marca de calidad, de buen precio, de saber-hacer, de profesionalidad, que son los elementos que hacen perdurar un local. Taberna Puerto Lagasca no sería lo mismo sin la maestría culinaria del estupendo chef Paco Carrascosa, un cocinero criado en los pilares de la cocina francesa, que puede presumir de tener en su haber grandes conocimientos gastronómicos, sin el atento servicio del local liderado por la francesa Camille y sin su artífice, el canario Pepe Caldas, dueño también de Taberna Los Gallos.


El Chef Paco Carrascosa de Taberna Puerto Lagasca

El Chef Paco Carrascosa de Taberna Puerto Lagasca en Madrrid


      El local es, ya en sí, una delicia: coqueto, acogedor, pintado en tonos blancos y azules que recuerdan el ambiente marinero pero también con toques tan culinarios y clásicos como cacerolas en cobre colgadas de las paredes, o detalles como lámparas de esparto, espejos, plantitas…Todo para crear un entorno cálido que recuerda, bajo mi punto de vista, tanto al mar como a muchos restaurantes pequeños y encantadores al estilo francés. Sin olvidar aspectos que demuestran la calidad del sitio como unos magníficos manteles de algodón, signo inequívoco de la restauración de calidad de toda la vida.

Excelente cocina de buenísima materia prima y elaboración perfecta

      Si el local, con su barra informal a la entrada, su salón acogedor y su terraza en plena calle Lagasca, nos recibe así de bien, queda el “plato” principal que es la excelente cocina de buenísima materia prima y elaboración perfecta. Paco Carrascosa propone una carta donde lo mínimo que podemos decir es que está todo muy rico. Y, algo importante, muy bien cocinado. Se nota que hay cocina detrás y una búsqueda por compaginar las recetas tradicionales con toques modernos, pero sin caer nunca en esnobismos.


Salón Taberna Puerto Lagasca

Salón Taberna Puerto Lagasca


     La carta está dividida en entrantes (raciones medias o enteras), aquí llamados “los de siempre”. Entre éstos, hay propuestas tan apetecibles como las ricas papas arrugadas con mojos canarios (picón y verde), un guiño a los orígenes de su fundador, un delicioso tartar de atún rojo Balfegó o un exquisito foie escabechado con sus verduras (donde, por favor, hay que comer todas ellas, o sea la cebollita, el ajo y la zanahoria, que le aportan un sabor excepcional). En los platos de entrantes, encontramos para todos los gustos: croquetas, jamón, ensaladilla rusa pero también otras cosas más originales como los langostinos salteados con guacamole y mango (una espuma tan suave que parece aire). La verdad es que todo lo que se elija está magnífico y, algo muy de tener en cuenta en la cocina de Carrascosa es que siempre nos sorprende con su toque personal.


Foie con verduras Taberna Puerto Lagasca

Foie con verduras Taberna Puerto Lagasca


      Hay otro apartado llamado “los verdes” con verduras, risotto, burrata. Algo muy de agradecer porque no siempre, en España, los restaurantes tienen una oferta en este sentido o es muy limitada.


Risotto Taberna Puerto Lagasca

Risotto Taberna Puerto Lagasca


     Todos estos platos de la carta vienen complementados por los de pescados y carnes. Excelente calidad como, por ejemplo, en el caso del tartar de atún rojo Balfegó que viene, con el sello Carrascosa, o sea una original ensaladita de algas y mahonesa de gengibre marinado. Si la calidad es superior, la presentación lo es también.


Tataki atún rojo Taberna Puerto Lagasca

     Tataki atún rojo Taberna Puerto Lagasca


    En las carnes (o “de la tierra”, como reza la carta) hay platos tan clásicos como unas deliciosas chuletitas de cordero con patatas y pimientos de Guernica, un ineludible steak tartare o unos dados de solomillo excepcionales, entre otros platos como el coquelet, los canelones de carrilerra…


Dados de solomillo Taberna Puerto Lagasca

Dados de solomillo Taberna Puerto Lagasca


     El festín gastronómico acaba con la surtida carta de postres. Tartas de queso, de limón (hacía tiempo que no probaba un merengue tan sutil de limón), de frambuesa, además de otros muchos dulces y quesos, que te sacan una sonrisa.


     La bodega de gran calidad (se puede pedir vino por copas) complementa la oferta gastronómica.


Tarta limón Taberna Puerto Lagasca

Tarta limón Taberna Puerto Lagasca


     No es exagerado decir que comer en Taberna Puerto Lagasca es pasar un momento relajado de felicidad y de placer gustativo. Uno está a gusto por el marco, por el calor humano y, sobre todo, por la cocina de Paco Carrascosa que ha sabido encontrar el punto de equilibrio entre la buena comida clásica y una renovación moderna, divertida y original, que no esconde los pilares de la buena gastronomía de verdad. Solo, hay un problema en Taberna Puerto Lagasca: que toda la carta es apetecible y te obliga a volver hasta que hayas probado casi todos los platos. ¡Haremos el sacrificio!


Dirección: Calle Lagasca, 81

Precio Medio: 30€


Carmen

Autora: Carmen Pineda 






Langostinos con guacamole y mango Taberna Puerto Lagasca
Langostinos con guacamole y mango Taberna Puerto Lagasca

Papas arrugadas de Taberna Puerto Lagasca
Papas arrugadas de Taberna Puerto Lagasca

Pepe Caldas, dueño de Taberna Puerto Lagasca
Pepe Caldas, dueño de Taberna Puerto Lagasca

Tortilla patatas de aperitivo en Taberna Puerto Lagasca
Tortilla patatas de aperitivo en Taberna Puerto Lagasca

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.