​Fotovoltaica en tejados

|

Jacinto Seara 202

     Desde siempre uno de los elementos que contribuye a que este planeta sea habitable es el llamado ‘efecto albedo’ que es la causa del 30 % de la radiación que absorbe la Tierra. Un cambio en este porcentaje hará que nuestro Planeta se caliente o enfríe, lo que es importantísimo para el clima global. Las superficies claras, como el hielo o la nieve, tienen un mayor albedo, mientras que las superficies oscuras, como los bosques, rocas u océanos, tienen un albedo menor. Se comprende que los últimos siglos con el abandono del campo y el aumento de los edificios, calles y carreteras, la reflexión cambió y afectó al clima.


     Con el encarecimiento de la energía eléctrica se está extendiendo el consumir la propia o parte que se puede conseguir con las placas solares, la mayoría son de simple silicio monocristalino, mayor energía obtienen las placas de arseniuro de galio utilizadas en las granjas solares. Generan corriente continua al convertir los fotones de la luz en electrones mediante el ánodo (boro) y el catado (fósforo). Hay que proteger a la placa cuando en la de noche o no hay luz suficiente, se necesita un diodo de bloqueo para que la energía almacenada no regrese y estropee la placa solar


     La energía eléctrica de un panel fotovoltaico es corriente continua. Precisa de un elemento, inversor, que la transforma en corriente alterna. La potencia nominal de un panel solar se mide a 25º C, la potencia empieza a disminuir a medida que la temperatura los supera. Cuánto más suba la temperatura, menos va a producir. Por ello la placa debe de estar protegida de los rayos del sol. Lo normal son las ‘Superficies Selectivas’ que tiene gran absorción y bajo de reflexión, son superposición de capas. También pintarlas de negro, favorece al edificio, refleja tanto cómo absorbe, y produce menos energía.


      Los paneles presentan un inconveniente, especialmente en países como España, que con temperaturas de 16° C la del tejado puede superar fácilmente los 25° C, en lugares en donde más de la mitad del año la temperatura es de 25°- 42° C, la del panel es superior a los 50° C. Menor producción de energía y calentamiento del tejado, necesita un aislante, e incrementa el aire en 2° C según las mediciones realizadas por la NASA en Arizona,  afecta al ‘Cambio Climático’.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.