​Navidad

|

Jacinto Seara 202

Desde hace bastantes décadas se ha intentado esconder lo que celebramos el próximo 25 de diciembre, cómo cada año, el nacimiento del niño que nos legó el mejor y más amplio mensaje para la humanidad, y también para todo lo existente en el Planeta. Cierto que como he escrito en otros artículos que esa no es la fecha de su nacimiento, y he dado datos para saber cuándo pudo ser. Se ha puesto así para sustituir las fiestas romanas que existían para completar el año y que coincidiesen con la realidad solar. Lo último es lo publicado Comisaria de Igualdad de la Comisión Europea, Helens Dali, en un manual en el que prohíbe el uso de la palabra ‘Navidad’ y también nombres cómo María o Juan. Otros se limitan a decir ‘Fiestas’ e incluso adelantarlas lo más posible para que con tanto tiempo se olvide realmente lo que celebramos la Navidad o el nacimiento de Jesús.


Amor en el sentido más amplio, igualdad sin distinciones, libertad, paz, ayuda a los más pobres, cuidado de los enfermos y desprotegidos, protección de los pequeños, luchar contra el odio, la violencia, la pobreza, contra todo que perjudique a la humanidad y al entorno… tanto que ha sido parte de su mensaje lo que recoge la ‘Declaración de Derechos Humanos’. Ha sido el que más ha revolucionado el mundo e indujo un avance en la sociedad cómo no se ha dado en ningún otro lugar cuando su mensaje no ha sido bien recibido o aceptado. Está en vigor cómo hace más de 2.000 año. Se ha intentado reformar, se han aprovechado para provecho individual o colectivo.


No fue niño cómo en los ‘Evangelios Apócrifos’, fue normal, iba a la escuela y jugaba con sus amigos, fue dándose cuenta poco a poco que no sólo era un ser humano, que tenía otra naturaleza la de ser Dios, lo que no sabemos es cuando llego plenamente a ese conocimiento tal cómo creemos los cristianos, posiblemente poco a poco. María y José siempre guardaron silencio. Aún para los no creyentes su figura y su mensaje no ha pasado desapercibido, bien para enaltecerlo, bien para odiarlo.


Es bueno festejarlo con canciones, luces, villancicos… festejamos es su nacimiento. Muchos no creen, los respectos, lo mismo que los agnósticos. Les pido que sin variar sus creencias no se fijen en los cristianos, muchos no somos ejemplo ni lo fueron, lean el mensaje y practiquen lo que piensen que es bueno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.