La cocina del fuego

|

La cocción en fuego es tan antigua como la vida misma. Bien es cierto que fue en Mesopotamia donde la cocina fogonera alcanzó los primeros pasos en la mejora culinaria de las materias primas. Y al hilo de esta cuestión es conveniente que en Asturias en general y las Cuencas en particular los hosteleros con iniciativa se formen adecuadamente para conocer mejor los métodos de acción en una parrilla o en una brasería. Los alimentos bien preparados en fuego de carbón mineral o vegetal alcanzan calidades estupendas para su consumo, así como con la madera, caso de los corderos a la estaca.


Bc937d59 7a4e 4b20 ac4c 7d1ccefef942 (2)

Corderos y pollos a la estaca


 Es urgente que los emprendedores en el sector de los servicios tomen  iniciativas en busca de la calidad y se sumen a esa cocina del fuego que tanto gusta a los óptimos paladares. Seguir el estilo de los viejos asadores argentinos como el actual Sigue la vaca en la capital bonaerense sería una garantía para ofertarla a la fiel clientela amante de los productos en parrilla. Chuletones de ternera, chorizos criollos, pollo de corral, cerdo troceado, pescados o verduras, supone género idóneo para disfrute de los comensales y un valor añadido para que el profesional se luzca con su trabajo con el fuego.


 Aquí por estas tierras hay materia prima de altura y bien elaborada con un buen parrillado, sería una realidad a tener en cuenta y lanzarla a los cuatro vientos para convertirla en patrimonio cultural y gastronómico. Los corderos a la estaca o en Cruz tienen carta de naturaleza por estos pagos del Nalón y Caudal, ahora hace falta una renovación en los locales públicos y pensar que en estos lugares solidarios y cargados de incertidumbre hay mucho por hacer y en el campo gastronómico mucho más. 

"La cultura del paladar" 

"La cultura del paladar" tiene que ser un emblema de atracción turística y esas ideas arrastran a la gente a acercarse por estos enclaves. Estudiar a fondo la cocina del fuego con buenas parrillas, mucha técnica en las brasas y aprovechar la tierra para el asado supondría un salto cualitativo en materia culinaria. De momento todavía estamos en el capítulo de lo primitivo y hay que lograr cuanto antes la vanguardia. Es nuestro sino y la obligación de los profesionales de la hostelería. Formación y modernidad.


En la liturgia a los dioses en la antigua Mesopotamia ya lo decían: "Que los dioses coman asado,asado,asado".


Carlos Cuesta, colaborador vyc 225

Presidente de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (ASPET)

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.