Ocultando la pobreza

|

2789092

 Una de las cosas positivas de tener hijos es que a través de ellos te enteras un poquito acerca de los gustos y filosofías de vida de su generación. Si uno investiga en You Tube, apenas encontrará videos que reflejen la dura cotidianidad de niños pobres. Sin embargo, en los últimos años, he descubierto una ingente variedad de youtubers adolescentes acompañados por sus padres. Estas familias suben videos de juegos y actividades que realizan en sus chalets o pisos de lujo. Centenares de millones de visualizaciones de una minoritaria realidad "happy, happy", que puede generar expectativas frívolas y materialistas de felicidad en muchos niños que viven en países ricos donde la pobreza no está erradicada, pero es casi invisible a nivel global. La mayoría de estos infantes, tendrán pocos amigos con pobreza moderada y casi nunca se relacionarán con pobres extremos. Los años pasan y estos futuros adultos corren el grave riesgo de no llegar a empatizar con los importantes problemas económicos diarios a los que se enfrenta el 75% de la población mundial. Según Naciones Unidas, estas tres cuartas partes de la población mundial vive en pobreza moderada. Además, uno de cada diez habitantes humanos de nuestro planeta es pobre extremo y subsiste con un euro y setenta céntimos diarios.


    Llega el momento de la reflexión personal acerca del supuesto compromiso individual y colectivo que realizamos a favor de los pobres. Unos, no lo tienen. Otros, además perjudican a los desfavorecidos. Muchos, sólo realizan casi todas sus ayudas en Navidad. Algunos pocos, tienen un pequeño compromiso a lo largo del año.


    Los niños deben conocer, escuchar, observar y hablar sobre la pobreza en los hogares, escuelas, pandillas, medios de comunicación... Nuestros chavales deben interiorizar la importancia vital del compromiso social con los pobres, siendo muy importante el ejemplo que vean en sus padres, familiares, educadores y resto de la sociedad que les influye en el desarrollo de su personalidad. Asimismo, es muy importante que además de los ámbitos familiares, las diversas instituciones públicas y privadas se coordinen seriamente para una mejor sensibilización y movilización de la sociedad en la erradicación de la pobreza. Los colegios, institutos y universidades, también deberían ser ejes fundamentales en la concienciación de los infantes y jóvenes, sobre la realidad de la pobreza en todo el mundo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.